Leyendo se aprende más de lo que uno piensa. Les recomiendo una lectura instructiva y ligera a la vez. Se trata del ciberencuentro que los lectores de Libertad Digital tuvieron con el presitigioso historiador Cesar Vidal el pasado 14 de diciembre entre las 17:00 y las 18:00 horas, que es, por cierto, una hora muy buena. Todo el diálogo merece mucho la pena, aunque sólo sea por disfrutar de la lucidez habitual de Vidal y por la profundidad de las preguntas planteadas por los lectores. Y hay una pregunta realmente conmovedora, casi tanto como el besugo de abajo:

Pregunta.- A veces lo veo en Antena 3 en el programa de Maria Teresa Campos, ¿no se siente un poco solo?. ¿No cree que la mesa de debate está descompensada generalmente?

Respuesta.- Yo nunca me siento solo. Todo lo contrario. La Razón, la Verdad y Dios acompañan mucho.

¡Qué solos quedamos algunos!

vidalyyo.jpg

Aunque digo yo: con lo que nos parecemos el maestro Vidal y yo, quizás la Razón, la Verdad y Dios se equivoquen en alguna ocasión y se vengan conmigo.