Preguntas para los nacionalistas vascos

Posted · 13 Comments

A raíz de la aprobación del Plan Ibarretxe, se me ocurre una serie de interrogantes que me gustaría que respondieran los nacionalistas vascos. Las siguientes preguntas van dirigidas a ellos y a quienes, sin ser nacionalistas, apoyan el plan del Lehendakari.

1.- ¿Qué es para vosotros la nación?. ¿Se trata de algo trascendente, es decir, preexistente a las generaciones y perdurable tras ellas?.

2.- Si la respuesta a la pregunta anterior es sí, ¿qué diferencia hay entre vuestro nacionalismo y el de José Antonio Primo de Rivera, que aseguraba que España era una unidad de destino en lo universal, y que España tenía una misión histórica?.

3.- El hecho de que en España haya un ordenamiento constitucional democrático, homologable al de cualquier país europeo, y legitimado plenamente en referendum, ¿no impone ningún deber a los partidos y a las instituciones que participan en él?. En otras palabras: si la actual democracia española tiene legitimidad, ¿es posible entonces violentar unilateralmente los procedimientos legales establecidos?.

4.- ¿Tiene la democracia española derecho a defenderse?

5.- ¿Qué diferencias hay entre ciudadanía y nacionalidad?

6.- ¿Qué es la diáspora vasca y qué derechos tendrán sus miembros en el futuro Estado Libre Asociado de Euskadi?

7.- ¿Comprendéis que en las condiciones establecidas en el Plan Ibarretxe es más que posible que España decida ejercer su derecho de autodeterminación y no asociarse libremente con Euskadi?

8.- ¿Comprendéis que, en caso de que produzca lo anterior, España es miembro de las Naciones Unidas y de la Unión Europea y el País vasco debería negociar su entrada en dichos organismos, cosa que sería extremadamente difícil con una constitución que establece dos tipos de ciudadanos -nacionales y ciudadanos- y una diáspora que no es otra cosa que una bolsa electoral cautiva?.

9.- ¿Qué es el derecho de autodeterminación de los pueblos? ¿Qué es pueblo?¿Cómo se ejerce ese derecho.

10.- ¿Una sociedad que tiene ún amplio abanico de canales de participación democrática a su disposición, que elige a sus representantes políticos, que goza de todas las libertades políticas, que se rige por una constitución avanzada no ejerce ya su derecho a la autodeterminación?

11.- ¿Qué pasa con Álava, con Navarra, con Iparralde?

12.- Si el referéndum que pretende convocar el Lehendakari se realiza finalmente y no se aprueba el documento propuesto, ¿Qué ocurre?.

13.- ¿Podrán votar con libertad aquellos que decidan votar en contra del texto propuesto, sin haberse producido antes la renuncia de ETA a la violencia como herramienta política?

13 Responses to "Preguntas para los nacionalistas vascos"
  1. AMDG dice:

    Pues los rusos parece ser que fueron bastante legales con el oro, dentro de lo que cabe.

    Los que se lo llevaron al exilio fueron mas bien los del PSOE, en concreto Negrin y Prieto fueron muy bien servidos. Mientras los republicanos de a pie se fueron con lo puesto y acabaron en campos de concentracion nazis (Cortesia de nuestros vecinos franceses, con los que ahora teneis tanta prisa por constituiros)

    Y cierto, a Negrin le gustaban mucho las putas y las metia a pares en la cama.

    "Con el oro de moscu"

  2. joaquim dice:

    Qué nivel intelectual el de AMDG….se te ha olvidado decir que Felipe González es Míster X y que Pablo Iglesias cada noche se comía un niño crudo para cenar…Cachis, en el PP te van a poner falta eh?

  3. Carmen dice:

    Como las preguntas no eran para mí (ya que no soy vasca) no voy a responder a ellas, pero voy a dar mi opinión muy brevemente:
    No estoy a favor de la ruptura de España, pero si realmente una amplia mayoría de vascos la deseara (algo que no sabremos con un referendum mientras exista ETA y por tanto coacciones a los ciudadanos vascos) la aceptaría, aceptaría la independencia del País Vasco.
    El plan Ibarretxe no pide la independencia, sino la libre asociación, ahí sí entra en juego lo que todos los españoles opinamos, y yo a que me tomen el pelo (piden nuestra nacionalidad, moneda y defensa) digo que no.
    SALUDOS :)

  4. Phelyppe dice:

    "piden nuestra nacionalidad, moneda y defensa"

    La política monetaria seguiría siendo responsabilidad del estado español (o más bien de la UE), del mismo modo que la de defensa.

    El plan si contempla una nacionalidad vasca, compatible con la española, a la que no veo mucho sentido mientras el Pais Vasco siga dentro de las fronteras españolas.

  5. Beti_bezala dice:

    La aprobación por parte del Parlamento vasco del llamado Plan Ibarretxe ha caído sobre esta orilla madrileña con más fuerza que un maremoto. De ahí que las reacciones hayan sido de defensa, toque de corneta y alerta generalizada. Ha habido cierre de filas y llamada a reservistas de todo tipo. Los últimos en llegar han sido los obispos. Dando al César lo que el César les ha pedido, han escrito que estamos ante un proyecto inmoral e inaceptable. No sabía yo que el gobierno estimara tanto el concepto de moralidad de los obispos. Porque si éstos tienen la misma sensibilidad para hablar del plan en cuestión que para hablar de los homosexuales, el gobierno en pleno tendría que haber abrazado con entusiasmo tan peligroso plan. Pero
    bueno es lo que sirve para el convento y todos contentos con que la Iglesia también se sume a la cerrada defensa de la Constitución contra un proyecto que no sólo desgarraría sino que abriría en canal la nación más antigua, se nos dice, de Europa.

    Llama la atención que los primeros de la fila a la hora de ontraatacar la propuesta de los partidos políticos vascos mayoritarios hayan sido periodistas, políticos con afán de defender su casa y otros aficionados que han encontrado ocasión para sacar a relucir todos los males del nacionalismo; o, mejor, de un determinado nacionalismo. Es verdad que en algunos casos hemos encontrado discusiones, más o menos académicas, sobre el estatuto jurídico del proyecto; pero han sido pocas voces, con tonos más de
    alarma que de estudio serio y guiados por la corriente general. Incluso ha habido quien ha creído meter un gol a la propuesta refiriéndose a lascontradicciones, desacuerdos o supuestos incumplimientos de promesas del lenhendakari. Puede ser. Pero de ahí poco se saca y se deja de lado la esencia del problema. En otros casos se han cometido un par de falacias (es decir, argumentaciones inválidas, y no falsedades, como muchos suelen creer) de bulto. Por ejemplo, la encendida acusación de que todo el plan se basa en
    un concepto ya superado de nación. Que ese concepto está superado no lo dudo. Desde Durkheim a Weber, pasando por Musil, lo denunciaron. E hicieron bien puesto que se trata de una idea, como mínimo, confusa. Sólo que,inmediatamente y sin vergüenza alguna, sostienen que la nación española es el soporte inamovible sobre el que debe basarse el orden jurídico del Estado español. Si eliminan una nación, que eliminen todas y así saldrá ganando la lógica. Y, por otro lado, se insiste en que el debatido (o, mejor, debatible, porque por lo general se le rechaza y santas pascuas) plan divide
    a la sociedad vasca. A lo cual se le podría responder de tres formas. En primer lugar, que ya está dividida, como lo ponen de manifiesto en todas las elecciones los votantes vascos. En segundo lugar, que el Estatuto, al que se le conceden ahora virtudes casi milagrosas, divide igualmente puesto que más de la mitad de los vascos están en desacuerdo con él. Y, finalmente, que una división bien llevada no es mal ninguno. Precisamente los que tanto hablan
    de pluralismo tendrían que aceptar que si éste puede existir dentro del Estado español, de la misma forma (a no ser que se les considerarainferiores) podría existir una comunidad vasca con individuos que opinarande manera diversa respecto al modo de ordenar su convivencia.

    ¿En dónde reside el núcleo del problema? ¿En dónde está el punto sobre elque habría que discutir en vez de referirse a modo de palo amenazante al artículo 155 de la Constitución o al Título VIII? Pienso que sobre lo que tendrían que centrarse todos los que, lejos de fantasmas ya superados de nación o de estado, pongan los ojos en una Europa viva y democrática es sobre lo siguiente. Es probable que la Reforma del Estatuto, tal y como la presenta el Plan Ibarretxe, entre en conflicto con la Constitución española. Pero entonces la raíz del problema, tal y como sucedió, al menos en Quebec,
    es qué hacer cuando una parte considerable de individuos está en desacuerdo con la Constitución en curso. Dicho de otra manera, qué hacer cuando la democracia, que es lo que importa, choca con un texto legal. Aplicado a nuestro caso, una parte importante, si no mayoritaria, de vascos no está de acuerdo con la Constitución española. O, si se quiere expresar con más fuerza, desea la libre determinación para, según los resultados, tener con el resto de España una relación distinta a la que actualmente tienen;
    incluida la pura y simple independencia, al menos en términos teóricos, dado que la idea de independencia en un mundo globalizado hay que tomarla con muchas restricciones. Otro tanto ocurriría con el concepto, inaugurado por Bonino, de soberanía. La soberanía individual está en su punto, la de los estados, a no ser que se síga- les divinizando, es algo que deberíamos ir
    retirando de la circulación.

    Pero si esto es así, estamos ante un problema político. Un problema político como hay tantos en este mundo. Más aún, y aunque suene a perogrullada, la política consiste en resolver problemas políticos. Y uno más es el de la organización y reorganización de los estados. Si el filósofo Hegel afirmó que hubo un tiempo sin estado, otro con estados y tal vez lleguemos a una época en la que hayan desaparecido, podemos añadir, haciéndonos eco de tales palabras, que sólo se agarran a la esencia de una nación, como el perro a un hueso, los que todavía, con la imaginación en siglos pasados, creen que algún dios o demiurgo ha creado, con su dedo, lo que han de ser los estados. Es éste el nacionalismo retrógrado, el que es incapaz de reconocer que son los ciudadanos los que, democráticamente, deben decidir cómo desean vivir. Ante esto ni lloros ni rasgarse las vestiduras sino simple racionalidad.

    Pero queda una última cuestión. ¿Cuál es la actitud de los que viven en Euskal Herria? Porque uno tiene la impresión de que en vez de hablar de la democrática decisión de los individuos vascos, los partidos, en trincheras,se encierran en sus respectivos aparatos. Los partidos en el poder deberían no ya explicar el plan sino desarrollar, da vergüenza repetirlo una vez más,todo un conjunto de prácticas de cultura ciudadana.

  6. Daniel C. Bilbao dice:

    Preguntas para los nacionalistas vascos

    A raíz de la aprobación del Plan Ibarretxe, se me ocurre una serie de interrogantes que me gustaría que respondieran los nacionalistas vascos. Las siguientes preguntas van dirigidas a ellos y a quienes, sin ser nacionalistas, apoyan el plan del Lehendakari.

    No soy nacionalista vasco y no apoyo el "plan Ibarretxe". Respondo igual, como vasco, desde la REPÚBLICA Argentina, a Ud. que vive en el REINO de España. Y soy diáspora.

    1.- ¿Qué es para vosotros la nación? ¿Se trata de algo trascendente, es decir, preexistente a las generaciones y perdurable tras ellas?

    Una nación es un pueblo que comparte un legado común de memorias del pasado y el presente consenso de vivir juntos, asumiendo la determinación de continuar viviendo la herencia no dividida recibida por todos.

    Todos los grupos humanos tienen una historia. Los vascos también. Tenemos una memoria histórica y una identidad desarrollada a través de los siglos. Tenemos un legado común que queremos que sobreviva y tenemos derechos como pueblo. Por eso somos una nación. Y queremos tener un Estado.

    2.- Si la respuesta a la pregunta anterior es sí, ¿qué diferencia hay entre vuestro nacionalismo y el de José Antonio Primo de Rivera, que aseguraba que España era una unidad de destino en lo universal, y que España tenía una misión histórica?.

    Como verá, mi respuesta no fue la simplota que esperaba Ud. Y le explicaré la diferencia no ya con el nacionalismo de Primo de Rivera, que es sólo una parte, sino con el nacionalismo español, que es el todo. El nacionalismo español pretende imponerse "contra" la identidad y la voluntad de otras identidades. No sólo vascos, catalanes o gallegos. Ud. debe saber, seguramente, que hasta en Castilla hay movimiento independentista. Recorra algunos barrios de Madrid y se encontrará con muchos madrileños que le dirán que ellos no son "españoles". Vallecas, por ejemplo. ¿Ha pasado por ahí? ¿Ha hablado con gente de Izquierda Comunera o Izquierda Castellana? ¿Ha leído las palabras recientes de Carod-Rovira, acerca del independentismo catalán?

    El nacionalismo vasco, en todo caso no es "contra", sino "para" los vascos, y sólo dentro de sus territorios históricos, sin quitarle nada a nadie.

    3.- El hecho de que en España haya un ordenamiento constitucional democrático, homologable al de cualquier país europeo, y legitimado plenamente en referendum, ¿no impone ningún deber a los partidos y a las instituciones que participan en él?. En otras palabras: si la actual democracia española tiene legitimidad, ¿es posible entonces violentar unilateralmente los procedimientos legales establecidos?.

    ¿En qué mundo vive Ud? ¿"Democrático" el ordenamiento constitucional? ¿Legitimado plenamente en referendum? En el País Vasco alcanzó apenas un 30% de los votos e igual se lo impusieron a los vascos. ¿A eso llama Ud. democrático? También "democráticamente" eliminaron los Fueros vascos por medio de sus ejércitos. ¿Esa es su democracia?

    Y aún así, los españoles ni siquiera cumplen con sus propias leyes. Incumplieron el Estatuto de Gernika, que es como decir que mataron a la gallina de los huevos de oro. Ahora, ya es tarde.

    4.- ¿Tiene la democracia española derecho a defenderse?

    ¿Cuál democracia? ¿La del mentiroso Aznar y su banda de franquistas? ¿La del corrupto Felipe González y su banda de asesinos del GAL y el Batallón Vasco-Español? ¿La del asesino y narcotraficante General Rodríguez Galindo? Claro que cualquier gobierno tiene derecho a defenderse. ¿Los vascos tienen derecho a defenderse de un Estado invasor que para poder negarle el derecho de autodeterminación llega a decir que el pueblo vasco no existe? ¿De qué se tiene que defender la "democracia" española? De sus propios errores y ambiciones imperiales.

    5.- ¿Qué diferencias hay entre ciudadanía y nacionalidad?

    La ciudadanía es una imposición estatal. Naces en un determinado Estado y si quieres estudiar allí, trabajar, vivir, debes adoptar la documentación respectiva para ser considerado ciudadano. La nacionalidad es una elección. Puedo nacer en un determinado Estado, tener la documentación como ciudadano, pero sentirme parte de otro pueblo, de otra cultura. Le pasa a los vascos, que padecen la imposición de una ciudadanía, mientras ellos tienen una nacionalidad propia.

    6.- ¿Qué es la diáspora vasca y qué derechos tendrán sus miembros en el futuro Estado Libre Asociado de Euskadi?

    Son los emigrados vascos y sus descendientes. Algún esbozo del papel de la diáspora ha trazado Udalbiltza, nuestra primera institución nacional. Los derechos lo establecerán los representantes debidamente elegidos para ello no el supuesto Estado Libre Asociado que Ud. menciona sino en el Congreso de la Euskal Herria independiente.

    7.- ¿Comprendéis que en las condiciones establecidas en el Plan Ibarretxe es más que posible que España decida ejercer su derecho de autodeterminación y no asociarse libremente con Euskadi?

    Exactamente. No hay cosa que nos gustaría más que ocurriera.

    8.- ¿Comprendéis que, en caso de que produzca lo anterior, España es miembro de las Naciones Unidas y de la Unión Europea y el País vasco debería negociar su entrada en dichos organismos, cosa que sería extremadamente difícil con una constitución que establece dos tipos de ciudadanos -nacionales y ciudadanos- y una diáspora que no es otra cosa que una bolsa electoral cautiva?

    Es necesario que Ud. abra los ojos para ver lo que está ocurriendo en el mundo y en su España Una y Grande. ¿Es que acaso no ve por dónde marcha Irlanda? ¿Se entera o no del futuro de Escocia, a quienes muchos analistas dan por independizado antes que el País Vasco? ¿No se da cuenta que el Estado español, tal como lo conocemos hoy tiene los días contados? Es el comentario en los principales diarios del mundo y lo repite a diario la Brunete mediática, lo ha dicho el Foro de Ermua y cuanto dirigente fascista español ha querido pronunciarse sobre el asunto.

    9.- ¿Qué es el derecho de autodeterminación de los pueblos? ¿Qué es pueblo?¿Cómo se ejerce ese derecho.

    Está escrito en varios tratados firmados por el Estado español. Lo ha definido la ONU, lo ha aceptado el Vaticano (lo definió en "pacem in Terris" si no me falla la memoria). Y es tan sencillo que hasta un nacionalista español podría llegar a entenderlo: es el derecho de un pueblo a decidir libremente con quien quiere vivir o si quiere vivir dentro un propio territorio.

    Supongo que Ud. sabrá cuánto se ha escrito para definir qué es "pueblo". Para simplificar, ¿qué quiere Ud. decir? Acaso que los vascos no son un pueblo. Hubiera preguntado con más coraje. Dígalo claramente, así podemos entender mejor sus preguntas.

    La forma de ejercer el derecho de autodeterminación es algo muy sencillo. Ese pueblo se reúne en asamblea, vota o adopta el mecanismo que le sea propio para expresar libremente su voluntad para decir.

    El nacionalismo español, sospecho que Ud. también, sostiene que la soberanía del pueblo vasco la tienen que decidir los andaluces, los cántabros, los catalanes, los asturianos…

    10.- ¿Una sociedad que tiene ún amplio abanico de canales de participación democrática a su disposición, que elige a sus representantes políticos, que goza de todas las libertades políticas, que se rige por una constitución avanzada no ejerce ya su derecho a la autodeterminación?

    ¿No está Ud. un poco confundido con el significado del derecho de autodeterminación?

    Tanta es su confusión que se da la piedra contra los dientes. La mayoría política vasca votó en el Parlamento vascongado y obtuvo mayoría absoluta para poner en marcha el "plan Ibarretxe". Según su criterio, se "autodeterminó". ¿Y? ¿De qué le sirvió? El presidente español le respondió que ni sueñe con ese "pla", y todo el concierto de nacionalistas españoles ya amenazaron con mandar las tropas. ¿Comprende Ud?

    11.- ¿Qué pasa con Álava, con Navarra, con Iparralde?

    ¿Y qué va a pasar? Son Euskal Herria, son territorios vascos históricos. ¿O Ud pretende suponer que existe un pueblo "alavés" distinto del pueblo vasco? El derecho de autodeterminación es para el conjunto del pueblo vasco, los siete territorios históricos. Eso es Euskal Herria y eso es lo que va a liberarse.

    12.- Si el referéndum que pretende convocar el Lehendakari se realiza finalmente y no se aprueba el documento propuesto, ¿Qué ocurre?

    No somos españoles, se respetará el resultado. Eso se ha dicho y es palabra de vasco. Y se continuará luchando para que en el próximo referendum se hayan entendido mejor los derechos que asisten al pueblo vasco. Ud no desconoce la política demográfica que realizó el franquismo durante 40 años de barbarie para "licuar" a los vascos. La ingente tarea del nacionalismo español para desvasquizar nuestros territorios.

    13.- ¿Podrán votar con libertad aquellos que decidan votar en contra del texto propuesto, sin haberse producido antes la renuncia de ETA a la violencia como herramienta política?

    ¿Votan y viven en libertad los vascos que padecieron 40 años de franquismo, que no pueden usar su idioma libremente, que lo perdieron en los años de la dictadura y de la "transición", que todavía tienen familiares enterrados por los fascistas españoles en las cunetas, que viven en la región más militarizada de Europa después de Irlanda, que están rodeados de guardias civiles torturadores, ladrones y narcotraficantes… Y así podría seguir por varias páginas.

    Si el Estado español se aviene a dialogar y negociar, y reconoce que el pueblo vasco existe y tiene derecho a la autodeterminación, ETA cumplirá su palabra de abandonar la violencia como forma de propaganda política. Y se votará en paz. Pero depende del Gobierno español.

  7. Imperialista dice:

    Este último comentario ha dejado todo esto perdido de Titadine. Qué bárbaro.

  8. patxi dice:

    Soy persona, soy vasco, soy nacionalista y soy militante de eusko alkartasuna, así que creo formar parte del grupo de gente a quien se dirigen estas preguntas, por lo que sin más paso a contestarlas una a una:

    1.- El concepto nación no es permanente, es algo en constante evolución. Para nosotros en la actualidad diríamos que Nación es la organización representativa en la que de forma voluntaria se agrupan los ciudadanos/as, organizándose de la forma que crean mas oportuna para ellos/as, sus sensibilidades e intereses, dotándole de sus estructuras, controles etc. Su carácter es de perdurabilidad, pero no de forma inalterable o rígida.

    2.- Dado que la respuesta anterior no es sí, a secas, el resto de la pregunta no tiene una contestación presupuesta. Lo que si es evidente es que Euskalherria ni tiene misión histórica ni es unidad de destino en lo universal. Es simplemente la nación de los vascos/as, como se articule a posteriori nosotras/os decidiremos. Con quien nos agruparemos y cuales serán nuestras cesiones en cuanto a soberanía compartida, nuestros representantes deberán decidir, tanto hacia Europa como hacia España. Los nacionalismos evolucionan, igual que las izquierdas, el capitalismo, el concepto libertad etc.
    De todas las maneras esos conceptos están hoy superadísimos, eso es lo que pretendía decir con el concepto evolutivo de nación.

    3.- Nadie pone en duda la legitimidad de la constitución, ni de la democracia "homologable". El ordenamiento constitucional es otra cosa. No todas las leyes actualmente vigentes, a nuestro entender, son constitucionales o democráticamente homologables. A modo de ejemplo el artículo 17 de la constitución es burlado desde hace más de 20 años. El 20 ha sufrido importantes recortes en cuanto a la difusión en Euskara en los últimos años, caso Egin, Egunkaría etc. En caso de haber delitos, hechos que aún no han sido juzgados y han pasado ya más de 5 años, serán las personas las que delinquen no los medios, periódicos o revistas que se clausuran.
    Volviendo al tema suscitado por ustedes, el deber de los partidos y de las instituciones no es otro que el de defender los intereses de las personas a las que representan, la solidaridad, la libertad y demás conceptos reconocidos implícitamente por todas/os. Los deberes de partidos e instituciones son los que de mutuo acuerdo se reconozcan, sin imposiciones y sin predominio de unos sobre otros. Si implícitamente se reconoce por ustedes que no se puede violentar unilateralmente los procedimientos legales, ¿por qué aún no se ha cumplido la ley orgánica que regula el estatuto de Gernika?, quedan mas de 40 transferencias por cumplir. ¿Por qué si todas las instituciones son legítimas, debe prevalecer la opinión de las Cortes Generales sobre la del Parlamento Vasco, en asuntos que competen a la Comunidad Autónoma? Ambos son la voz del pueblo. Lo mismo que nosotros no queremos decidir algo que compete a otra comunidad, no nos gusta que otros decidan por nosotros/as.
    En cualquier caso, no se pretende violentar nada, sino abrir un debate sobre la satisfacción de la participación de los vascos/as en España. La utilización mediática contra nuestras ideas es brutal. El ejemplo de la separación entre las vascas/os y las españolas/es es algo mas que patente. O somos capaces de encontrar nuevos consensos o todos/as tenemos un problema. Las decisiones que se tomaron en los años 77 y 78 no son eternas, de la misma manera que eran otra época. ¿no influyo en nada la situación política de entonces en la aprobación de la constitución, la situación de la cúpula militar, los intentos golpistas

  9. Imperialista dice:

    En cambio, este otro ha dejado un par de casquillos. De 9 mm, parebellum. Qué tío. Y además se llama patxi.

  10. asesinos dice:

    Sois unos asesinos en potencia pero la historia os pondra en vuestro lugar. Vuestras familias acabaran avergonzandose de vosotros!!! dadle tiempo al tiempo.

  11. javier dice:

    Yo pensé que este tipo de foros, de preguntas debiera servir para conocer la opinión de los que como Patxi, somos:

    Primero personas.
    Hasta el más fascista de los fascistas lo tiene complicado a la hora de negar que toda persona tiene no ya como derecho, sino como elemento consustancial a su propio ser, su capacidad de pensar y tener opinión respecto a todo aquello que le rodea, y más aún sobre todo aquello que le afecta directamente.

    Cualquier cosa que se parezca o pretenda ser una constitución democrática debe reconocer el derecho a la libre expresión de estos pensamientos u opiniones

    Si además pretende constituir una sociedad democrática, suele reconocer el derecho de los ciudadanos a organizarse políticamente para intentar transformar la sociedad en el sentido en que sus creencias y opiniones les dictan.

    Segundo Vascos.
    Y ello no significa que seamos ni más ni menos que nadie, significa simplemente que compartimos ciertas opiniones sobre nuestro entorno y que compratimos, sobre todo, el deseo de organizar nuestra vida diaria nosotros mismos, desde nuestra soberanía personal socialmente estructurada en una comunidad.

    Tercero nacionalistas.
    Y eso no pasa de ser una opción política más, una opción política que cuando menos es sincera en una cosa, creemos que somos una nación, y luchamos, por lo menos nosotros democráticamente, por materializarlo en una estructura institucional y política, y nos reconocemos como tales. No queremos hacer vascos a la fuerza, ni dentro ni fuera de euskal herria, y nos acusan de imponer un nacionalismo obligatorio. Obligatorio a fecha de hoy es que yo lleve pasaporte español. Y hablando de mentiras, falsedades y correcciones políticas, más chocante me parece que todo el mundo entienda normal que un partido de centro derecha, con renuncia expresa a los fundamentos del marxismo y renuncia práctica a las tesis del socialismo se siga llamando socialista, o que no haya un partido nacionalista español y tantos nacionalistas españoles, y que sin embargo a todo el mundo le resulte inaceptable que los partidos "nacionalistas" sean eso, nacionalistas.

    Cuarto de Eusko Alkartasuna:
    Pues si, somos un partido pequeño, nadie lo va a negar, pero que nadie nos niegue lo que somos, gente con un profundo sentido democrático de la vida, con un probado respeto por el género humano, gente decididamente defensora de todos los derechos de todos los ciudadanos, tanto lo somos que empleamos la misma firmeza democrática en defender el derecho que tienen los ciudadanos a organizarse libre y democráticamente en colectivos y comunidades, a los que nosotros en ocasiones, como la nuestra, llamamos nacíón vasca.

    En definitiva, lo que vengo a decir es que si este tipo de foros son para conocernos, me parece bien, participo, colaboro, y lo hago encantado. Lo que ocurre es que a menudo, gente como "imperialista" entiende que estos son espacios para que, digamos lo que digamos, se nos insulte, se nos llame terroristas, asesinos, etc, etc. En fin, que se empieza con nosotros y se acaba con Bono o con Rosa Diez, quien se lo iba a decir a ella, con lo que ha disfrutado llamándonos asesinos, etc, etc.

  12. Arti-culos dice:

    ¿Democracia española?

    ¿Donde?

    ¿Cuando?

  13. jUAN BARTOLOMÉ dice:

    Bufete de abogados Lorenzo Peñas Roldan , colaborador de UGT Murcia, ha presentado en la ventanilla única, vía administrativa, un escrito de tres folios dirigido al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, como notaro del reino de España, con la petición de rehabilitación y diploma moral a Antonio Marttínez Endique, que ocupó altos l cargos políticos de secretario general, vicepresidente y presidente de las juventudes republicanas en la Región de Murcia, peródo 1934-1939, siendo el primer presidente el abogado madrileño Enrique Galán como como lo manifiesta este último dato el eurocomunista y profesor de Economia¬a, Sr. Tamames.

    La petición, pioneera en la Región de Murcia, no tiene la demanda una cuantía económina. Se ha hecho provisión de fondos de 700 euros y no se descarta una audiencia pública con el ministro de Justicia, o incluso un contencio administrativo en el caso de desestimarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.