Circula por ahí un cuestionario un poco tramposo en el que a partir de 17 preguntas se pretende llegar a la conclusión de que hay que votar no el día 20 de febrero. Yo, aunque me inclino por el sí, aún no lo tengo claro. En cualquier caso, las respuestas que me han salido al cuestionario son las siguientes.

1.- ¿Conoces el contenido del Tratado que se someterá a Referéndum el 20 de febrero de 2005?

Vamos a ser sinceros: de la lectura bruta del tratado se sacan pocas conclusiones, y es preciso ayuda para comprenderlo. Yo he leído la primera y la segunda parte; la tercera parcialmente, no así la cuarta, por la que he pasado los ojos, ya que es prácticamente imposible entender demasiado. Sí me he preocupado, en cambio por leer todo lo que he podido sobre el tratado, tanto de quienes apoyan el sí, como de quienes apoyan el no, y como de quienes se limitan a explicarlo. Todavía no me he formado una opinión definitiva, pero creo que me inclino por el sí.

2.- ¿Sabías que la Constitución Europea es de rango superior a la Constitución de cualquier Estado miembro?

Si, pero sólo en aquellos asuntos cuyas competencias están cedidas a la UE.

3.- ¿Estás recibiendo información o crees que hay debate público sobre este Tratado?

Sí a ambas cosas. De hecho, creo que el que vote desinformado lo hace por voluntad propia o por simple pereza.

4.- ¿Sabes que esta Constitución es la Ley Fundamental que afectará nuestra vida y la de las futuras generaciones?

Bueno, eso es relativo. Aunque popularmente se la conozca como “constitución”, en realidad es un tratado internacional.

5.- ¿Votarías una Constitución con un GRAVE DÉFICIT DEMOCRÁTICO en su proceso de ELABORACIÓN?

No. De ninguna manera. Pero en la pregunta anterior ya señalé que no se trata de una Constitución sino de un tratado internacional. Y para un tratado internacional, ese déficit se convierte en superávit.

6.- ¿Ratificarías una Constitución que impone la PRIVATIZACIÓN de la SEGURIDAD SOCIAL, EDUCACIÓN y TRANSPORTES entre otros servicios y empresas públicas (Art.III-122, Art. III-166) y en la que ya no aparecen como Servicios Públicos, sino como “Servicios Económicos de Interés General”?

De la lectura de los artículos citados no se concluye la privatización de estos servicios, sino simplemente que estos servicios pueden ser prestados por empresas privadas, cosa que ya ocurre. No hay paso atrás, por lo tanto. Es más, el artículo III-122 dice que “la Unión y los estados miembro (…) velarán por que dichos servicios funcionen conforme a principios y en condiciones, económicas y financieras en particular, que les permitan cumplir su cometido“, y el III-166 señala por su parte que “las empresas encargadas de la gestión de servicios de interés económico general o que tengan el carácter de monopolio fiscal estarán sujetas a las disposiciones de la Constitución, en particular a las normas sobre competencia, en la medida en que la aplicación de dichas disposiciones no impida, de hecho o de derecho, el cumplimiento de la misión específica a ellas encomendada“. Se abre así un amplio espacio a la intervención del estado para garantizar estos servicios. Es evidente que no es la situación ideal desde un punto de vista de izquierdas, pero no se privatiza nada que no esté privatizado ya.

7.- ¿Sabías que en este texto aparece 78 veces la palabra “mercado”, 27 la palabra “competencia”, 3 veces “progreso social” y 1 “economía social de mercado”?.

No lo sabía. Es ciertamente curioso.

8.- ¿Ratificarías una Constitución que SUSTITUYE EL DERECHO AL TRABAJO POR el DERECHO A TRABAJAR? (Art. II-75) reduce a su mínima expresión la protección contra los despidos, el desempleo y la exclusión, el derecho a una pensión de vejez y el derecho a una vivienda.

Lo del derecho al trabajo o a trabajar me parece demasiado sutil. Significa lo mismo. Por otra parte, y en cuanto al contenido de este derecho y a la protección social, es interesante la consulta de los artículos III-209, III-210 y III-213.

9.- ¿Ratificarías una Constitución que NO ASEGURA la IGUALDAD DE GÉNEROS? (Art. III-116)

Es una interpretación un poco manipuladora del artículo III-116, que ciertamente está redactado con poca fortuna, aunque el artículo III-214, aclara las cosas mucho mejor y disipa cualquier sospecha.

10.- ¿Sabías que una empresa que desarrolle su actividad en España podrá fijar su sede en otro país comunitario y que las condiciones salariales, derechos sociales, normativa del medio ambiente, etc. serán las de ese país? (Directiva Bolkenstein)

Ese es un aspecto negativo de la Constitución Europea, sin duda alguna.

11.- ¿Ratificarías una Constitución que “potencia una mano de obra adaptable” ? (Art. III-203). La temida FLEXIBILIDAD tendría rango Constitucional.

El artículo III-203 es un artículo muy ambiguo que hace referencia a los objetivos enumerados en el artículo I-3, entre los cuales está “el desarrollo sostenible, basado en un crecimiento económico equilibrado y en la estabilidad de los precios, en una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social, y en un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente.” Más adelante, el mismo artículo señala que “la Unión combatirá la exclusión social y la discriminación y fomentará la justicia y la protección social, la igualdad entre mujeres y hombres…”

12.- ¿Ratificarías una Constitución que subordina la UE a la OTAN e IMPONE AUMENTAR el gasto PÚBLICO militar? (Art. I- 41)

El tratado no impone nada a los estados miembros en ese artículo. Se limita a señalar que los estados deben mejorar progresivamente sus capacidades militares. No parece razonable que un proceso de convergencia de varios estados, como es la creación de una unión política europea, no incluya una política común de defensa con los mejores medios posibles.

13.- ¿Ratificarías una Constitución que establece el PODER FINANCIERO (Banco Central Europeo) POR ENCIMA del poder político y la DEMOCRACIA?

No encuentro el artículo en que está definida esta circunstancia. Mas bien, el tratado establece que el BCE es una institución autónoma en sus decisiones, pero muy vinculada por el sistema de nombramientos al resto de las instituciones europeas. Es decir, un status similar al que tienen los bancos centrales en las democracias europeas.

14.- ¿Ratificarías una Constitución que MENOSCABA los DERECHOS SOCIALES Y LABORALES adquiridos en Europa tras siglos de lucha?

No encuentro dónde está ese menoscabo. Más bien se trata del intento por parte de los redactores del tratado de que en él se puedan incluir todos los estados miembro al margen de su situación concreta. Ese sí es un punto débil de la Constitución europea que debía establecer, un mínimo obligatorio para todos. Pero respeta las situaciones de partida, y por ello se puede votar a favor.

15.- ¿Votarías SÍ o NO porque así lo dice un político o comunicador?

No. Ni siquiera por disciplina de partido.

16.- ¿Firmarías, sin conocerlo en detalle, un Contrato de más de 300 páginas que va a regir toda tu vida?

La pregunta es tramposa. No tiene respuesta.

17.- ¿Sabías que para modificar el texto de la Constitución será necesario el acuerdo de los 25 estados miembros?.

Otra pregunta tramposa.