¡¡¡Cortylandia, Cortylandia!!!

Hay gran preocupación en la Conferencia Espiscopal por el régimen de trabajo en El Corte Inglés. Y es que los trabajadores de la empresa más familiar de España no podrán estar en sus casas esta noche para tranquilizar a sus hijos que, entre nerviosos e ilusionados, encontrarán grandes dificultades para conciliar el sueño. Que si una copita de champán para el Rey Melchor, que si no hay suficiente agua para los camellos, que si a los pajes habrá que dejarles unos cuencos de arroz basmati