Al cadalso, por listo

Posted · 14 Comments
Daryl R. Atkins

El señor que ven ustedes junto a estas líneas se llama Daryl R. Atkins y era idiota. Siéndolo, perpetró un atraco de esos a los que tan aficionados son en los Estados Unidos de Norteamérica y que suelen terminar con la muerte del atracado como consecuencia no de uno o dos, sino de ocho tiros. Porque claro, algo tienen que hacer con las armas esas que tienen derecho a portar según no sé qué enmienda.


El caso es que este buen hombre, siendo idiota, fue juzgado por el asesinato y condenado a muerte, como corresponde a su condición. Pero sucede en los Estados Unidos de Norteamérica que no están permitidos los castigos crueles. Y, si bien no se puede considerar cruel en absoluto electrocutar a un chicano, gasear a portorriqueño, o inyectar venenos en dosis mortales a un blanco pecoso, por mucho que todas estas muertes provoquen sufrimientos insoportables tanto al reo como a la propia dignidad humana, no se puede ejecutar a un idiota por motivos que se me escapan totalmente. Así que cuando estaba a punto de perpetrarse la electrocución o lo que tuvieran pensado hacerle al pobre idiota, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, tan aficionado a hacer siempre apariciones espectaculares que llenan los momentos previos a las ejecuciones de tensión dramática y suspense, intervino y supendió la fiesta: “Quietos paraos – les dijo a los verdugos, que tenían ya colocados los electrodos- que este pobre hombre es idiota y le vamos a acoger en nuestro regazo protector”.

Esta intervención fue consecuencia de largos meses, años quizás, de trabajo conjunto del idiota y de sus abogados, que armaron recursos y recopilaron documentos suficientes para demostrar la idiotez del reo y conseguir así la suspensión de la ejecución. El caso es que se torcieron las cosas para el pobre idiota, porque de tanto tratar con sus abogados, y de exprimirse la materia gris -e incluso la de otros colores- en busca de argumentos, su capacidad intelectual aumentó de 59 a 76. Y esa fue su perdición. Ahora, la fiscal, una mujer de una integridad moral intachable, ha pedido que se reconsidere el caso, porque al superar el reo el coeficiente intelectual de 70, que es el que se considera frontera con el retraso mental, la electrocución, la inyección letal y la cámara de gas ya no son castigos crueles. Pueden estos ingenios incluso llegar a ser un alivio, puesto que se le evita al usuario el diario enfrentamiento con las dudas existenciales que tantas ansiedades y depresiones causan al común de los hombres y de las mujeres inteligentes. Vamos, que ahora quieren ejecutar al idiota por listo. Y encima es negro.

Y es que si algo no se perdona en los Estados Unidos de Bush-Ansar es la inteligencia.

14 Responses to "Al cadalso, por listo"
  1. Hayek dice:

    Bueno, compañero. En primer lugar, la libertad de portar armas para defenderse es básica, entre otras cosas porque así no sólo tienen acceso a ellas los delincuentes. Es una pena que el que acabó con las ocho balas en el cuerpo no fuese el atracador.
    Poseer una navaja, un coche o un martillo no es delito, sencillamente porque lo que debe ser punible es SU USO para el inicio de una agresión, siempre y en todo lugar ilegítimo. Pero tener un arma (insisto que hay muchos tipos) también garantiza la, absolutamente legítima, defensa.

    Por lo demas, yo concibo una justicia digna de tal nombre si se dedica a restituir a la víctima. Y sin el Estado haciendo de Dios. Pero tu relación inteligencia-Bush-Aznar está traída muy por los pelos y delata la sempiterna obsesión: un iletrado (Martin Sheen) llamando burro a un graduado en Yale (Bush). Seamos serios, que la pena de muerte ya existía con los admirados demócratas en la Casa Blanca.

  2. RicardoRVM dice:

    Hayek, es un comentario irónico. Ya sé que la pena de muerte existe antes de Bush. El artículo critica el propio hecho de la pena de muerte, así como lo de la libertad para portar armas, que me parece una barbaridad. EEUU tendría muchos menos asesinatos si no existiera esa libertad.

  3. estupefacto dice:

    Va, si, Bush graduado en Yale a base de untar… ¿tostadas?. No por asistir a una universidad, u otra o no asistir se deja de ser o se es un iletrado. Y lo de las armas es de risa. Vamos, que las pistolas estan diseñadas para cortar choper, clavar clavos o llevarte al curro ¿no?. Amiguete, eso de libertad básica de portar armas para defenderte suena a complejo de inferioridad galopante. A ver si visitamos al pisiquiatra.

  4. nogod dice:

    Lo que ha quedado claro es que la "libertad" de tener armas en base a la "seguridad" provoca justo lo contrario. Además de cualquier mequetrefe -vi hace poco un documental de unos chavalines blancos todavía adolescentes que ahorraban para comprarse armas, como quien ahorra aquí para la playstation,para poder así asustar mas a los demás- puede conseguir armas, ya sea violador, atracador, etc… la mera tenencia causa multitud de accidentes (mortales muchos), y no reduce los robos… Hace poco leí un estudio (sé que esto es penoso, pero no recuerdo donde) sobre el caso norteamericano, y las personas que eran robadas en sus casas y se "defendían" solían mas alcanzar a un familiar que al delincuente.
    Ojala siga como está la ley en este aspecto en España. Me estremezco al pensar lo contrario.

  5. Suscribo la opinión de Hayek. Salvando que el caso español es diferente al caso americano, allí no sé cuántos millones de delincuentes tienen nosecuántos millones de armas, es lógico pensar que mientras sigan todas esas armas en la calle, uno quiera tener otra para defenderse. La ecuación es sencilla para un americano: tardas en sacar el arma 2 segundos, la policía tarda en llegar 20 minutos…

  6. Zeppo dice:

    Estoy de acuerdo con Adalberto. El arma tu la sacas en dos segundos y el atracador, que ya la tenía fuera, gana en la fotofinish. Ahora va a resultar que el derecho a tener armas (sobre lo de portar, creo que habría que mirar la legislación de cada estado, en Texas, por ejemplo, puede uno portarla pero a la vista) no afecta para nada a que el número de asesinatos en las grandes ciudades sea desmesurado. Desde tiempos inmemoriales, la psicología social viene haciendo estudios sobre la incidencia de las armas de fuego en los índices de muertes violentas. Que yo recuerde, desde los años sesenta (al menos) se han publicado estudios e informes que desaconsejan la facilidad de acceso a armas de fuego para atajar las muertes violentas. Resulta que la asociación nacional del rifle, que tiene bastante poder, se opone a semejante medida, argumentando, como dice Hayek, que todos los estadounidenses tienen derecho a tener un arma. ¿Incluidos los débiles mentales? Pués parece que sí. Además, si contamos con que tener dinero para hacerse con una pistola no significa tener dinero para pagarse un buen abogado (caso O.J. Simpson) la ecuación, una vez despejada la incógnita, es clara: ser negro, débil mental o no WASP no es compatible con cometer delitos. Salvo que uno tenga mucho dinero. En cuanto a autodefensa, legítima defensa y demás zarandajas, las estadísticas cantan. ¿No tienen ya policía? ¿Para qué más armas?

  7. Dorn dice:

    Como dijo el protagonista de Down To The Earth, las armas tendrian que tenerlas cada persona, pero que cada bala costara 5.000 $ de esa forma la gente igual entiende lo que vale una vida

  8. Hayek dice:

    Lo siento Ricardo, pero tu aseveración no se tiene en pie. Fíjate en Suiza, con mayor libertad de armas incluso que EE.UU. Pero esas estadísticas no gustan a los represores de una libertad básica como es ésa.

    Los delincuentes tienen acceso a las armas igualmente; la libertad de portarlas hace posible que un ciudadano normal pueda defenderse. Esa es la diferencia.

    Estufefacto, sí. Así me quedo yo con tu comentario, típico hasta el cansancio. Si está graduado en Yale, a alguien untaría. Y en todo caso, es una chorrada el título. Claro, claro. Mira, para criticar a un gobernante que no gusta no es necesario hacer de Moore e inventar cosas: si tan tonto es, con atenerse a los hechos basta. Luego pasa lo que pasa y gana quien gana.

    Yo respeto muy poco los títulos universatios, pero que Mr Sheen (o un españolito de a pie) dé clases a nadie es para ponerse a llorar (de risa) y no parar.

    El psiquiatra tenéis que visitarlo quienes, como Hitler o Stalin, estáis encantados con desarmar al individuo. Una pistola es para defenderse, no sólo para iniciar la agresión. Y en cualquier caso, se castiga el delito, que siempre cometen personas, nunca objetos.
    Por último, ser superior, que yo defienda la libertad de algo no quiere decir que la ejerza (odio las armas), pero no me gusta decidir por los demás. Eso nos diferencia.

    Zeppo, la policía es un monopolio estatal (que en principio yo no critico), pero no es incompatible con la autodefensa.

  9. Zeppo dice:

    Pues hombre, decir que la policía (que trata de controlar el orden legal establecido) y tener armas no es incompatible, es un argumento tan endeble como defender la libertad absoluta de cada quién y, a la hora de tratar el tema de la eutanasia (que la derecha trata de situar en el tema de la eugenesia, sus motivos, tal vez subconscientes, tengan) traer a colación el hospital de tetrapléjicos de Toledo y los asilos de ancianos para decir a la gente que vota extrema derecha que la eutanasia consiste en el exterminio de los menos útiles a la sociedad. Igual que el argumento de que querer desarmar a la sociedad es patrimonio de Hitler o Stalin: el recurso al "los rojos mataron más" como último bastión de la incongruencia. Decir que España (donde se prohibe la tenencia de armas para la población, excepto en casos puntuales) es equiparable a una sociedad comunista o nacionalsocialista no creo que sea aportar nada a un tema que debería de enfocarse desde el punto de vista del humanismo y no del cainismo de siempre. El caso de Suiza es, como en el caso de la despenalización de ciertas drogas en Holanda, cuando menos pintoresco, difícilmente va a aportar nada en cuanto a un debate serio sobre la eliminación de las armas de fuego o su prohibición en una sociedad. Los difíciles tiempos del lejano oeste, donde cada hombre era su angel guardián hace ya unos años que acabaron. A ver si en España permiten llevar armas y empezamos a zanjar cuentas. ¡Pues menudos somos!

  10. Hayek dice:

    Ese afán que tenéis algunos por colectivizarlo todo tiene consecuencias funestas siempre y paradójicas en ocasiones. Y es que hablas con alguien que defiende la libertad absoluta, porque no es divisible, y que considera que sin derecho a decidir cuando finalizar la propia vida no hay pleno derecho a la vida, primero y fundamental. Así que vuelve a empezar, anda…

    Lo que yo pido es que acaba el monopolio estatal en ese terreno (armas) como en casi todos. De momento, los delincuentes tienen acceso a las armas; el ciudadano común no. Cuando consigas desvirtuar ese argumento, seguimos con otros, que los hay.

    Y veo que lees lo que quieres leer y el subconsciente (a ti sí) te traiciona, igualando a Hitler con Stalin. Lo que yo buscaba es que se apreciase que cualquier dictador que se precie, lo primero que hace es desarmar al individuo…

    Precisamente porque hablo de humanismo, hablo de libertad. ¿Quién eres tú o mi vecino para decidir por mí? ¿A qué ese afán en ver pistoleros por apelar a mi derecho a defenderme? O el tuyo, porque yo nunca tendría un arma en casa; pero yo no pretendo imponer mi moralidad a nadie.

    Así que Suiza es pintoresco y punto. Oye, así da gusto. Suiza, que tiene más libertad que país alguno al respecto, no sirve de ejemplo. Pero EE.UU. sí, aunque para ello manipulamos los datos, pues es falso que haya más crímenes allí dónde hay más libertad de armas.

    Y en cuanto a Holando, será pintoresco, sí. Pero a mí me encanta la pintoresca libertad allá donde la haya, y el quiera fumarse un peta que pueda. Ya ves. La salud de cada cual no es (no debería ser) competencia del Estado tampoco.

    En España, el que quiere saldar cuentas con su vecino o darle matarile a la parienta puedo hacerlo; pero la víctimas defenderse no. ¡Menudos somos en España! Claro.

  11. Zeppo dice:

    Entonces, bien entendido, lo que el señor Hayek postula es que el estado no tenga competencias en ningún tema que afecte a la libertad del individuo. Pues nada, la mejor manera de que el estado no pueda tener tentaciones de controlar al individuo es la desaparición del estado. También podemos abogar por la desaparición de la policía (que cada cual sea libre de defenderse o no, según casos), la desaparición de los bomberos, salvo empresas particulares (que cada cual decida si quiere que le apaguen el fuego o no, siempre en aras de su libertad), empecemos a eliminar las calles de las ciudades (el que quiera calles que se las compre.¿Quién es el estado para imponer calles al individuo?), las farolas (el que quiera iluminación nocturna que se la busque: ¿quién es el estado para imponerme a mi iluminación nocturna en las calles?)y, en última instancia, que la empresa privada se ocupe desde atender partos a enterrar muertos, proporcionar armas, drogas…todo ello en nombre de la libertad del individuo en negación a la existencia de un estado opresor. Se me olvidaba, que el que quiera moneda, se la acuñe ¿quién es el estado para imponerme su moneda? Joder, ni en los sueños más imposibles de un anarquista se hubiera podido vivir algo así. ¿Y dice que esto se llama liberalismo? A ver si va a ser que no…

    Por cierto, argumentos en contra flojitos. Eso de que la negación del derecho a decidir sobre la propia existencia cuestiona el mismo derecho a la vida no sé de dónde lo saca, pero supongo que a usted le hace su apaño y además, si puede, se lo encasqueta a la izquierda, que es una labor humanitaria. Lo de que no es cierto la correlación libertad de armas, aumento muertes violentas, para darle a usted el nobel de fabulaciones (salvo, y pido disculpas por ello, que desconozca los estudios hechos hace décadas. También se me ocurre que ahora puedan no ser aplicables. Que me temo que tampoco).
    De todas formas, si tenemos que eliminar el estado, por mi que no quede. Fuera el estado. Y que sea lo que dios quiera.

  12. Zeppo dice:

    Y espere, que todavía me tiene de los nervios. El delincuente tiene acceso a las armas, como el resto de los mortales, salvo que usted los considere especie aparte. El mero hecho de adquirir un arma de manera ilegal, ya convierte a la persona en delincuente. El mero hecho de matar a la parienta (da igual que sea con pistola, que además no se suelen comprar armas en el mercado negro para matar parientas, pueden hacerlo mediante un cuchillo jamonero "legal" o una escopeta de caza "legal") obliga a todas las parientas del mundo a ir armadas por la calle y, sobre todo en su casa, para evitar que sus maridos las maten. En aras de su libertad, claro, porque si una mujer muere a manos de su pareja, no es sino porque el estado ha evitado que la pobre mujer pudiese ir armada y defenderse, lo que la ha convertido en víctima.
    ¿Que le parece bien fumarse un peta? Se abole el estado y que la droga ruede. Ningún sitio como en Estados Unidos para fumarse un peta. Armas si, pero petas no. El estado opresor de nuevo.
    Libertad individual, toda la que usted quiera. A carretadas. Pero admita que en cualquier sociedad debe existir un conjunto normativo mínimo.
    Y, por cierto, el bolchevismo colectivista hace años que se abolió. Nadie en su sano juicio puede reclamar un estado colectivista, ni nadie que yo conozca lo hace (a lo mejor usted si conoce a alguien). Salvo que usted se empeña en adjudicar ese pensamiento como patrimonio de aquella izquierda idealizada que en su momento acogió en su seno a gente como su adorado Lossantos, Pío Moa…y que tanto bien hacen a la extrema derecha actualmente.
    Ahora que caigo. Lo que usted propugna ¿no será anarcocapitalismo? Que el que pueda haga lo que le salga y el que no, mala suerte.

  13. Hayek dice:

    No va descaminado, Zeppo. Allá donde interviene el Estado ha de ser necesariamente restringiendo la libertad y ejerciendo para ello la coerción. Conviene reconocer esto. Yo lo hago a pesar de no ser anarquista. Y es que lo obvio es obvio.

    Hay aspectos en los que por una mera cuestión de utilitarismo, y no porque le asigne funciones naturales, creo necesario al Estado: Defensa, Policía y Estado. Pero aún así, no veo por qué ha de hacerlo en régimen de monopolio.

    Todo el resto que menciona, pues SÍ. Efectivamente, no veo por qué no puede ser proveido por empresas privadas. Las enumera, pero no aporta argumentos que harían que eso fuese insostenible. Claro que yo me conformaba con menos para empezar…

    En cuanto a la eutanasia, no se entera. Supongo que sus prejuicios contra los "fascio-liberales" le nublan la vista. Yo estoy A FAVOR de la eutanasia precisamente porque el derecho a decidir sobre la propia vida (y cuando finalizarla forma parte de ello), es el derecho más fundamental y primero (autopropiedad).

    Y finalizo el tema de las armas habida cuenta de que esto es un diálogo de besugos. Le pongo el ejemplo de Suiza y no le sirve; le digo que es falaz mantener que aumentan los delitos allá dónde hay más libertad de armas, y lo despacha con un "puras fabulaciones". Pues vale.

  14. Hayek dice:

    Precisamente porque para matar a la parienta no se utilizan armas de fuego, no se puede mantener la prohibición bajo el argumento de que así aumentarían los delitos. Quien quiere matar mata, pero quien tan sólo desea defenderse lo tiene mucho peor.

    Y no mezcle, hombre. Yo defiendo la libertad y critico su ausencia allá dónde se produzca. Si EE.UU. persigue la libertad de consumir drogas (y lo hace) yo lo critico duramente.

    Lo que usted tiene que reconocer es que su estatismo y su búsqueda del bien común se hace mediante la coacción y la anulación de la libertad del individuo. Seamos coherentes, que no pasa nada.

    Cae usted también en la equiparación de liberalismo con "salvajismo", como si en la selva hubiese capitalismo, por cierto. En una sociedad liberal habría normas, por supuesto. Pero no derecho positivo; los derechos le son innatos al hombre y han de ser protegidos, no anulados en aras del bien común como ahora ocurre por doquier. Claro que habría justicia. No caricaturicemos, como hace con el anarco-capitalismo, orden que yo no comparto pero al que le reconozco coherencia teórica plena si de libertad hablamos.

    Y cuide esos nervios. :P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.