El lehendakari, dipuesto a comerse Madrid

A falta de una lectura sosegada de los periódicos de mañana, y de algo que tiene al menos tanta importancia como la información, que es la opinión publicada, ya que ahí es donde las cosas están más claras, detallo mis primeras impresiones del debate, si es que a alguien le interesan.


* Ibarretxe: da pena, mucha pena escuchar como alguien se empeña en no oir. No sé, pero el Lehendakari debe ser una persona instruida, con su carrera universitaria y se le supone un cierto bagaje cultural; por lo tanto, la ignorancia de la que hace gala debe ser simulada. Resulta un tanto angustioso escuchar como el lehendakari sostiene una y otra vez que el actual estatuto no le compromete en absoluto, ni siquiera para acometer su propia reforma, y verle sorprenderse cuando los portavoces de otros grupos se lo recuerdan es terrible.

* Zapatero: ha comparecido en el debate en plena campaña electoral con sus tradicionales tics de humildad política. Demasiado preocupado, desde mi punto de vista por diferenciarse del PP, igual que ha hecho Rubalcaba, el cual sin embargo ha estado, desde mi punto de vista mucho mejor que el presidente del gobierno, insistiendo una y otra vez en uno de los puntos centrales del debate: el procedimiento, y recordando que democracia está antes que nación. La Constitución y el estatuto se pueden reformar, pero siguiendo el procedimiento. Porque democracia es procedimiento, o mejor, sin procedimiento, no hay democracia. Da la impresión de que el PSOE está preparando su entrada en el Gobierno tras las elecciones vascas, lo cual sería, sin duda extremadamente positivo.

*Llamazares: a pesar de estar más preocupado, por lo menos en la primera parte de su intervenciones, por sacar a IU del atolladero de tener casi tantos votos diferentes como diputados, ha puesto el acento en tres cosas importantes: que no se debe plantear este debate mientras la violencia etarra persista; que la historia no legitima, y que una reforma estatutaria y constitucional como la planteada requiere consenso, un consenso mucho mayor que el que ha conseguido el Lehendakari para su propuesta. Herrera, el coportavoz o lo que sea de IU-IV, ha profundizado en este tema al plantear la “vía catalana”, para la reforma estatutaria, en la que se ha conseguido implicar hasta al PPC.

*Rajoy: me ha sorprendido escuchar al portavoz popular. Quizás la primera opinión que he publicado en este blog, un poco más abajo, haya sido un poco exagerada, pero llevábamos mucho tiempo escuchando como únicos portavoces de la derecha a sujetos como Zaplana o Acebes, por lo que la aparición en escena del verbo pausado y nada desprovisto de sentido del humor de Rajoy resulta reconfortante. La ironía siempre se agradece y si es fina e inteligente mucho más. Es verdad que ha dicho cosas con las que no puedo coincidir -también ha ocurrido eso con otros portavoces- pero no ha hecho el discurso que se hubiera esperado de Zapalana o Acebe,s que no es otro que el del nacionalismo excluyente español.

*Si ha sido excluyente en cambio el nacionalismo de que han hecho gala Lasagabaster y Puigcercos, cuyos discursos en ocasiones han alcanzado cotas de auténtica hilaridad, como cuando la diputada de Eusko Alkartasuna ha asegurado con una larga e interminable perorata que ahora es el momento de solucionar esa cosa esotérica que los nacionalistas llaman “el conflicto”, ya que las mujeres tienen hoy más poder del que han tenido nunca. Puigcercós ha estado brillante, y lo digo sin ironía, al pasar revista a la historia de Cataluña sin mentar ni una sola vez a la Corona de Aragón.

* A Labordeta no le he escuchado, porque me ha pillado en la calle, comprando unos espárragos verdes, que el doctor Mengele me ha puesto a dieta, pero estoy seguro que su intervención ha sido la mejor. Ninguna otra cosa se puede esperar de quien dice verdades como puños cada vez que habla, y valgan como ejemplo las dichas en la entrevista del último El País Semanal, de entre las que yo destaco la siguiente: “Es que los nacionalistas pueden llegar a ser increíbles. Fíjese, el otro día, Uxue Barkos, la diputada de Nafarroa Bai, que es una mujer lista y simpática, con la que me llevo muy bien, me decía que ellos van a votar no a la Constitución Europea porque no se hace una defensa de los fueros navarros. Es lo mismo que si yo dijese que voy a votar no porque no se menciona a la Virgen del Pilar“.

Tagged with →