No sé a ustedes, pero a mí, a la vista de las diferentes campañas que se están llevando a cabo de cara al referndum del día 20, lo que me pide el cuerpo es votar exactamente lo contrario del último cartel que veo.

Es que hay un nivelazo que para qué contarles a ustedes.