Anuntio vobis gaudium magnum: le he ganado la batalla a Wanadoo, y ya me han dado la baja. Tuve que enviar cuatrocientos faxes, millones de correos electrónicos y finalmente todos burofaxes. También tuve que amenazar con quemar su sede y finalmente hacerme pasar por un avezado periodista de investigación que estaba preparando un reportaje sobre las malas prácticas y los abusos de las empresas telefónicas. En poco rato se puso en contacto el Jefe de Prensa de Wanadoo y en media hora más o menos, Wanadoo me repudiaba, gracias a Dios. El viernes por la tarde tenía conexión con Jazzteel y esto va de puta madre, con perdón. Espero en una semanita más o menos haber resuelto todos mis problemas informáticos.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →