Wanadoo: es la guerra

Posted · 31 Comments

Esto ya es la guerra. Ayer, una amable teleoperadora de Wanadoo me confirmado que no piensan darme de baja y que no van a liberar mi línea hasta que pague la factura que tengo pendiente, cosa a la que yo me niego, puesto que, como he señalado, no me dan servicio. Como de regodeo, me dicen que el problema es de mi sistema operativo y no de ellos. Como siempre queda la duda, cuando llego a casa formateo el ordenador, instalo el sistema operativo, el antivirus y el Modem. Sigo sin tener Internet.

Así que he decidido quemar las naves y declarar la guerra cerrando toda posibilidad de retirada. Ayer fueron cursados por el que suscribe en la oficina de Correos de la calle Quintana sendos burofaxes -uno dirigido al Director General y el otro al Director de Servicio y Atención al Cliente de Wanadoo- con acuse de recibo y certificación de contenido. 50 euros. Se van a cagar. La cartita está escrita en pleno ataque de ira así que les recomiendo que la lean (está más abajo).

Por algunas casualidades que tiene la vida y que no puedo desvelar aquí, he podido averiguar los datos de quien desempeña el cargo de Director de Servicio y Atención al Cliente de Wanadoo, así que le he llamado esta mañana y he conseguido hablar con su secretaria. Me he identificado como periodista -cosa que es cierta- y le he dicho que estoy preparando un reportaje sobre los problemas que tienen los clientes con el servicio de atención al cliente de las operadoras telefónicas -Wanadoo en especial- y sobre todo para darse de baja. La secretaria me ha pedido que espere un momento y ha ido a consultar.

Al poco rato ha vuelto y me ha dicho que el señor por el que pregunto está reunido, pero que tiene interés en hablar conmigo y me piden más datos. La secretaria manifiesta que ella no tiene noticias de que nadie haya tenido ningún problema para darse de baja. Le respondo que yo mismo, y que esa es la razón por la que me he interesado en el tema para hacer el reportaje. Me pide el teléfono afectado. Yo le contesto que no llamo para que me resuelvan el problema sino para obtener información para un reportaje, así que le doy mi móvil. La señorita se muestra interesada de todas formas por el teléfono del problema, así que se lo doy y le advierto que deben estar a punto de recibir el burofax. Me da las gracias y me dice que me llamarán.

A ver qué pasa.

ACTUALIZACIÓN 13:50: Recibo llamada de quien se identifica como Jefe de Prensa de Wanadoo España, y me asegura todo tipo de facilidades para obtener información sobre los asuntos que solicito como periodista. Pero antes quiere conocer mi problema y resolverlo, porque le sabe mal dejarme así. Vale. Se lo cuento y le digo que si quiere saber más detalles, consulte el burofax que han recibido o están a punto de recibir. Hablo mucho tiempo con él. Es un tipo amable y me dice que el lunes hablamos. Seguiremos informando.

Aquí tienen ustedes el texto del burofax:

Att. Sr. Director General de Wanadoo España.
Att. Sr. Director de Servicio y Atención al Cliente de Wanadoo España.

En Madrid, a 14 de abril de 2005

Muy señor mío de toda mi consideración:

Me dirijo a usted para conminarle a que a la mayor brevedad posible curse la órdenes oportunas para que Wanadoo libere aquella parte de mi línea telefónica -eso que ustedes llaman de forma pomposa el «bucle de abonado»- que tiene secuestrada de manera mezquina, de forma que pueda contratar el servicio ADSL con una empresa cuyo comportamiento no sea miserable, mafioso y rastrero como el de ustedes.

Sin duda, usted podrá consultar sus archivos y conocer cuál es mi situación. Cómo supongo que es usted poseedor de unos principios éticos sólidos e inamovibles -no de otra forma ha podido llegar tan alto en una empresa como Wanadoo, cuya principal forma de relación con los clientes es, según he podido saber estas semanas, el latrocinio, la extorsión y la amenaza- y no dudo de que no tendrá la menor intención de realizar esa consulta, le resumo a continuación las tropelías de que he sido víctima por parte de la terrible organización que usted dirige:

1. A mediados del mes de febrero perdí la conexión a Intertet, cosa que, según he sabido después, les ha pasado a otros de sus clientes-víctimas cuando les han duplicado la velocidad.

2. Dejo pasar -inocente de mí- unos días de cortesía, y me dirijo a sus servicios técnicos. Es entonces, después de luchar durante diez días aproximadamente con ellos, cuando me doy cuenta de que, en realidad, no hay servicios técnicos, de que se trata de un «selecto» grupo de teleoperadores cuya misión es marear a los clientes, leyéndoles fichas y más fichas. En ocasiones se nota que el o la teleoperadora no tiene la menor idea de lo que está leyendo. Cuando ya no les quedan fichas que leer, me dicen que me llamará un técnico. El técnico llama a los pocos días me pide que haga unas comprobaciones en el ordenador, me dice que tiene que efectuar una consulta y que me llamará en un rato. «Gracias por llamar a Wanadoo, señor Casanueva». De eso hace aproximadamente un mes, pero de los largos.

3. Decido darme de baja en Wanadoo, así que llamo por teléfono a eso que ustedes, con un sentido del humor ciertamente macabro, llaman «Servicio de Atención al Cliente», pero que yo prefiero denominar Servicio de Regodeo con las Víctimas. Una teleoperadora me marea durante varios minutos, tratando de evitar por todos los medios pasarme con el departamento de bajas. Cuando la interrumpo de manera expeditiva y le digo que me pase, me dice que no puede hacerlo directamente. Al parecer tengo que llamar yo y seleccionar en el contestador automático ese que tienen ustedes al departamento de bajas. «Gracias por llamar a Wanadoo, señor Villaespesa». Llamo. Me trago pacientemente todo el menú de opciones. No existe el departamento de bajas, o al menos no está reflejado en el menú del contestador.

4. Indignado, marco de nuevo. Espero a que aparezca el correspondiente teleoperador. Le insulto. Me cuelga. Lo comprendo perfectamente, ya que supongo que el pobre señor tiene que soportar las inmorales prácticas laborales de ustedes, como para soportar también los insultos de los clientes-víctimas. Así que cuento hasta diez, que es lo que mi madre me dijo que tenía que hacer en estos casos y vuelvo a llamar. Me contesta otra teleoperadora que se pone a leerme fichas. La interrumpo, le digo que me sé las fichas de memoria, y que lo que quiero es hablar con el departamento de bajas. Me dice que llame de nuevo. No, mire usted, es que eso ya lo he hecho, y no hay opción en el contestador automático de conectar con ese departamento. Un momento, que voy a consultar. Tariro, tariro (música de fondo) lariro laro. Dos minutos después: «¿Señor Arrollo Villalonga?». No, mire, es que me llamo Royo-Villanova. «Perdone, señor Villanueva». No señorita, Royo-Villanova. «Señor Roberto, tiene usted que seleccionar la opción de facturación».

5. Me despido de su abnegada empleada con muy malos modos. «Gracias por llamar a Wanadoo, señor Bosanova». Vuelvo a marcar. Me trago la grabación, doy a un botón y a otro hasta que consigo que me pasen con facturación. En este departamento, qué cosas tiene la vida, los empleados son mucho más listos. No es cosa baladí. La señorita me lee unas cuantas fichas que yo escucho con santa paciencia y cuando por fin logro identificarme, no me es posible decirle a la señorita que quiero darme de baja, porque me informa de que tengo una factura devuelta por el banco y que debo pagarla. Me indigno. Inicio una larga y violenta profusión de voces e improperios de todo tipo, tanto de buen gusto como de malo, así que la señorita, no exenta de razón, por los motivos antedichos, corta la comunicación a la francesa, es decir, sin mediar despedida alguna.

6. Dejo pasar un par de días, por no pasar el resto de mi existencia en la cárcel, y llamo de nuevo. Me recuerdan que tengo la factura impagada, cosa que yo ya sé, puesto que es consecuencia de la expeditiva orden que di al banco en ese sentido. Les digo que no voy a pagarla, y que lo único que necesito es que me den de baja. Me proporcionan un correo electrónico al que debo dirigirme. Envío el correo. «No tenemos constancia de su solicitud, señor Arrollo Matesanz». Lo envío de nuevo. «Lo sentimos señor Villaescusa, no nos ha entrado su solicitud». Insisto. «Le recomendamos que nos envíe un fax, señor Roa Viloria, porque hay problemas con los servidores». Profiero varias blasfemias y les pido que me den el número de fax. «Gracias por llamar a Wanadoo, señor Casacasaldáliga»

7. Como supongo que la cosa será larga y que el fax tardará un par de días -inocente de mí- en entrar, programo mi aparato para que remarque indefinidamente hasta que consiga colarlo. A los veintitantos días, el fax no ha entrado, pero yo he escuchado unos dos millones de veces la inspirada frase que le refiero a continuación: «Todas nuestras líneas están ocupadas. Inténtelo de nuevo pasados unos minutos».

8. Me armo de paciencia, y decido llamar de nuevo a su competente Servicio de Regodeo de las Víctimas. De nuevo tengo que pasar por un calvario de teleoperadores y teleoperadoras más y menos despiertos (y despiertas), pero todos igualmente explotados laboralmente, y por fin uno de ellos baja la guardia y me proporciona un número de fax al que puedo dirigirme para que me den de baja. «Gracias por llamar a Wanadoo, señor Roca Villaporta». Que le den por culo, joder, ya. Envío el fax -cuyo acuse de recibo le adjunto- el día 4 de abril. Por cierto, en este último proceso alguien me recuerda que tengo una factura impagada, cosa ante la que ya ni me inmuto, porque mi carácter, desde que me relaciono con la gente del hampa es considerablemente más fuerte y está mucho más curtido. Eso que tengo que agradecerles, ¿sabe usted?.

9. Esta mañana llamo de nuevo al servicio de regodeo de las víctimas y me dicen que no tienen constancia de que les haya enviado el fax. Le respondo a la señorita con los peores modos que se me ocurren que yo si tengo esa constancia. Añado que estoy hasta los cojones y manifiesto mi voluntad inquebrantable de que me atienda alguien que tenga más autoridad que ella. No existe ese alguien, señala la señorita. Por eso decido que mi última opción es dirigirme a usted, y esta vez por burofax. Se joda.

Resumida brevemente mi lucha con su tenebrosa organización, entro en la zona mollar de esta carta, que es la transmisión de una serie de órdenes que usted debe obedecer sin dilación, y en la profusión de las amenazas correspondientes que se ejecutarán sin piedad alguna en el caso de que mis órdenes sean incumplidas.

1. Proceda a cursar las órdenes oportunas para que se me dé de baja tanto administrativa como técnicamente en los servicios que tenía contratados con ustedes. Es decir, no me pasen ninguna factura más, ni me reclamen la impagada, que corresponde al mes de febrero, durante el que no tuve servicio. Igualmente, deben liberar inmediatamente y sin dilación mi bucle de abonado, para que yo pueda contratar nuevamente el servicio con una empresa honrada, es decir, con Telefónica de España, S.A.

2. Al amparo de lo establecido en la Ley 8/2001 de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid, borren mis datos de todas sus bases de datos y no se dirijan en lo futuro a mí por ningún motivo, y mucho menos con envío de publicidad y ofertas, puesto que sé de antemano que son engañosas. La única excepción a esta orden es la comunicación, que espero recibir a la mayor brevedad posible, de que la baja ha sido cursada y de que han liberado ustedes mi bucle de usuario.

En cuanto al apartado de amenazas, sepa usted que mañana mismo pondré todos estos hechos en conocimiento de la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones, a fin de que abran el correspondiente expediente, y en manos de la Oficina Municipal de Información al Consumidor del Ayuntamiento de Madrid. De la misma manera, y en el caso de que en un tiempo prudencial ni reciba respuesta positiva a esta mi reclamación, pondré los hechos en conocimiento del juzgado de guardia, por su estuvieran ustedes incurriendo en responsabilidad penal.

Sin otro particular, le aprecia en lo que vale

Ricardo José Royo-Villanova y Martín
Víctima de Wanadoo

31 Responses to "Wanadoo: es la guerra"
  1. POCHOLO dice:

    Por otro lado, queda otro concepto, el exceso de bucle. Es decir, a lo mejor su casa está demasiado lejos para recibir una buena señal. Por ello, no le llegaría el ADSL, ya que con la tecnología actual, a mayor velocidad de transferencia, más sensibilidad a la atenuación y al ruido.

  2. cumic dice:

    También falta otro concepto: la falta de integridad de las empresas telefónicas. Realmente, ¿cómo aleccionan a sus teleoperadores? No sé, me parece raro que si llamas para una cosa tengas que hablar con 5 teleoperadores distintos en una sola llamada, o que te hagan llamar a 4 números consecutivamente. Bueno, no me parece raro, lo que pasa que son números 902 y eso que se llevan.

    PD. Yo también he sufrido el servicio técnico de wanadoo. No digo que sea peor que otros, pero es malo. Y la dichosa canción… ¡que hagan un album o algo, que cansa un montón!

  3. POCHOLO dice:

    Apreciado sr. Royo, su historia es rocambolesca y divertida. Pero no por ello menos dramática.

    Sr. Royo, detecto en usted el orgullo del ocioso. Es decir, el que tienen las personas que nunca han tenido excesivos problemas para salirse con la suya.

    Cuando un servidor se enteró de la oferta de Ya.como que ofrece un mega por 33 euros mes, Iva incluido, llamo a Wanadoo para saber si dicha empresa preparaba una contraoferta razonable, máxime sabiendo que Jazztel en Junio planeaba cuadriplicar la velocidad de su ADSL básica.

    Tardaron un cuarto de hora en ponerme en contacto con el departamento de bajas. Donde se ofrecieron en cursar mi baja, aunque antes me intentaron convencer de todas las maneras posibles de que no lo hiciera. Por supuesto, yo no veo a las distintas operadoras mucho mejores las unas de las otras. Pienso que su servicio deja mucho que desear, y que los contratos que firmamos sin leer son un poco abusivos.

    Pero tal vez, lo que me permita tratar con los teleoperadores con un elevado nivel de éxito, sea el convencimiento de que el honrado trabajador explotado que hay al otro lado del teléfono, no tiene culpa ninguna de mis problemas técnicos. Como ex-técnico de Telefónica de España, me harté de recibir broncas e insultos de personas con las cuales, nunca había tenido ninguna relación.

    Esos teleoperadores, no tienen culpa ninguna de sus desgracias. Y de buena fe, pueden ayudarle ha agilizar los trámites o al contrario pueden complicarle la vida innecesariamente.

    Una mentira piadosa: "me mudo a otra población" o "suprimo el teléfono fijo porqué prefiero el móvil". Le hubiera ayudado a conseguir de manera más relajada su baja.

    En mi caso, tenía un compañero que fue insultado por una cliente que tuvo la graciosa idea de humillarlo gratuitamente. Pues bien, mi simpático compañero le desconectaba el teléfono cada día dos o tres veces para castigarla por su estupidez.

    Es más, nos pasó el par de salida a todos para que si teníamos ganas hiciesemos llamadas con cargo a la simpática señora o jugasemos a dejarla sin teléfono.

    ENTRAÑABLE.

    Un consejo: cuide su educación Don Royo. Y enfrentese con los álfiles o las torres. No juegue a comerse peones. Dejan mal sabor de boca.

  4. jacintgo dice:

    Pocholo el de la tele?

    Vaya, que si no vas con picaresca na de na.

  5. POCHOLO dice:

    ¿EL DE LA TELE? OIGA USTED, MI SUEGRO SE LLAMABA FRANCISCO FRANCO. ASÍ QUE NO CONFUNDA.

    ¿PICARESCA? NO, ESO NO ES PICARESCA. ESO ES ASTUCIA. TÚ NO BUSCAS ENGAÑAR AL OTRO PARA LUCRARTE A SU COSTA. SI NO QUE LO ENGAÑAS PARA TENER EL SERVICIO QUE DEBERÍAS TENER SI LAS COMPAÑÍAS TUVIERAN UN MÍNIMO DE INTEGRIDAD.

    DE TODAS LAS MANERAS, JODANSE Y ALLÁ USTEDES SI QUIEREN SEGUIR EL EJEMPLO DE DON QUIJOTE.
    YO QUE SOY MÁS PRÁCTICO ACONSEJO SEGUIR A SANCHO.

    SALUDOS CORDIALES

  6. EPMesa dice:

    D. Ricardo sé que está usted sufriendo al no poder prsentarnos su opinión, que por cierto me interesa sobremanera, sobre las elecciones vascas.
    Desde aquí reciba usted mi apoyo solidario.

  7. JKDLee dice:

    Deles fuerte D. Ricardo, Deles Fuerte

  8. Vacuity dice:

    Aunque ha pasado un tiempo desde que escribió (se desahogó) con esto, he de confesarle que me ha divertido en exceso su burofax. Y confieso que ha sido "en exceso" porque si soy razonable esto no tiene ni puta gracia.

    Le pondré en antecedentes: trabajé para Wanadoo, muchos años… Demasiados, por eso ya no lo hago. En mi último año me dediqué a la formación de los teleoperadores que le atendieron. Subscribo los comentarios referidos a la excesiva presión que soportan, llamémosle explotación y opresión aunque digan que Marx ha muerto (estuve frente a su tumba hace poco, con lo cual debo atestiguar que es así).

    Le contaré cómo era un curso de formación: se toma un guisante de medio calibre y un pollo de granja recién matado y desplumado. A continuación, se introduce el pollo en el guisante, al que previamente le habremos practicado un agujero suficiente… Practíquelo, verá como no es posible. Si los cursos deberían durar 15 días para al menos saber descolgar, los hacíamos de 3… ¿Días? Bueno, a veces no había tiempo, así que lo dejamos en horas. Dado el poco tiempo para aleccionar al pollo, quiero decir, al personal, sólo quedaba rogarle que resistiera… El negocio del telemárketing (le aseguro que es negocio) registra una movilidad de personas increíble.

    El problema fundamental es que la atención a las víctimas está tan externalizada que se pierde la perspectiva de lo realmente importante de las compañías, el cliente. Wanadoo vende sus plataformas de atención a otras empresas a cambio de la mitad del salario del trabajador. Y estas empresas tienen una única preocupación: descolgar el máximo de llamadas para ganar su sueldo y colgarlas en 3 minutos o menos (lo que a su vez garantiza que puede atender tantas otras…) En medio, en la conversación, entrábamos nosotros, el departamento de Formación. Le confesaré que no era más que un trabajo sucio que alguien tenía que hacer, una manera de presumir de que formamos a personas, cuando en realidad sólo conducíamos animales al matadero. Rellenar informes. No se puede imaginar cuántas bajas voluntarias se registran en el primer mes de contrato de un teleoperador. Y si lo imagina, sume un 40% más a lo que haya imaginado.

    Así las cosas, una vez aclarado que los clientes nos quedamos sin ninguna salida, sólo le queda esperar a que acierte con el teleoperador. No se moleste en pedir hablar con un responsable, lo tienen prohibido. Le recomiento calma y paciencia, en vista de que ha pecado por aceptar la oferta de Wanadoo (en realidad he estado en muchos centros de atención al cliente, participando de diversas formas… prefiero la más alejada al barullo diario de las llamadas…. y todos son iguales). Usted ha hecho algunas cosas muy útiles: primero, intentar hablar con Bajas (deberían haberle transferido la llamada o haberle tomado nota en su "ficha" si no se podía transferir en ese momento), y segundo, poner el caso en manos de una OMIC o de otro organismo similar (no basta con decirlo, una vez recibida la carta de la OMIC le resuelven todo el proceso rapidísimamente y se ahorra las llamadas… Las OMIC son sagradas en Wanadoo, como también cuentan las cartas que recibe la dirección de la compañía, pues ponen en evidencia la gestión de la empresa subcontratada). La guerra, como ha deducido, no es con el teleoperador, apunte más arriba y se saldrá con la suya.

    Por cierto, el fax de baja llega, eso queríamos pensar. Lo que ocurre es que cada opción que usted escucha al llamar a cualquier teléfono de Wanadoo es atendida por una empresa externa distinta. Los de una empresa no saben lo que hacen o reciben en otra, con lo que esto nos llega a concluir que una empresa de comunicación (telecomunicación en este caso) no tiene por qué tener comunicación. Y sobre esta base, sólo me queda recomendarle al gigante, Telefónica, que por otro lado es el operador de acceso, el propietario de la red, el que vende a Jazztel, a Wanadoo y a quien sea (hay otras fórmulas de prestación de servicio, pero la más popular es sobre la línea de Telefónica). Si falla, que también falla, se lo aseguro, al menos le quedará la certidumbre de que nada puede ir peor.
    Disculpe que me haya reído. Pero estas cartas, llegaban muchas, nos alegraban el día. Somos de lo peor…. En fin. Salu2.

  9. Lola dice:

    Hola,
    Ruego, me informen de lo siguiente; si alguien tiene información al respecto:
    Me di de baja en Wanadoo, Adsl en Diciembre de 2004; con la precaución de avisar a mi entidad bancaria de que no pagara ni una factura más de esta compañía, bajo amenaza de cancelar mi cuenta si esto volvía a ocurrir.
    a día 08/08/05; tras haberme reclamado dos facturas posteriores a la baja; me amenazan de un gabinete jurídico; con llevarme a juicio y publicar mi nombre como moroso si no pago estas dos facturas, en las que ya no me facturan ningún servicio.
    Les digo que no pago porque esas facturas han sido emitidas incorrectamente; ya que estaba dada de baja y no hay lugar para emisión de factura alguna.
    Me dicen, que la única manera de solucionar el tema es que envíe el Fax, carta certificada o burofax, con el cual cursé la baja. Sorpresa!!!!, cuando solicité la baja no me pusieron pegas, y una señorita muy amable la cursó durante mi llamada telefónica al 902; encontrándose, según ella todo en orden.
    Por suerte para mí, por lo que se desprende de todos los comentarios que he leído, me liberalizaron la líea al mes y pude contratar el servicio con telefónica; única empresa decente que conozco a día de hoy.
    Por tanto, al no haber Fax, o prueba escrita, que pruebe la baja; a pesar de que me han reconocido que en las dos últimas facturas no he tenido servicio alguno, ni consumo; tengo que pagar estas facturas.
    Alguien puede aconsejarme, si debo pagarlas; o si puedo eludir el pago; y en su caso a través de que acciones.
    Gracias.
    Atentamente,
    Una víctima más.

  10. Otro afectado dice:

    A mi tambien me mandaron la carta esa de espand abogados y me dicen que si no pago el dia 29-10 me meten en pleitos, POR 87

  11. kuco dice:

    De lo que no hay duda es de que si esto pasa es porque este gobierno y el que se fue no les ha interesado nunca impedir que estas empresas estafen ¿ por que será?

  12. Patriot dice:

    Dice el Sr. Pocholo que un compañero suyo y él mismo utilizaron los medios técnicos de los que disponían en Telefónica para putear a una clienta que le había humillado. Sólo quiero decir que no todos los empleados de Telefónica somos unos cabrones.

  13. NETINEO dice:

    HAZ ALGO, PODEMOS GANAR Y PONER A WANADOO EN SU SITIO: http://wanadoo-adsl.blogspot.com/

  14. alx dice:

    Hola, hoy mismo he reibido una de esas cartas que mencionais, comunicándome la empresa Gescoban Soluciones que o pago de inmediato y por mi propio bien o me llevarán a los Tribunales. Hablar de indignación sería poco, además de haberles pagado varios meses más en los que ya había cursado mi baja y no tenía servicio, además de haberme engañado una teleoperadora con una promoción (la culpa es mía por no haberlo pedido por escrito)…ahora resulta que me reclaman más dinero!!!A los 6 meses de cursar la baja y viendo que no dejaba de recibir recibos, decidí dar de baja la domicioliación, ya que en Atención al Cliente no me hacían ni caso. Para mi desgracia no conservo el fax ni el acuse de recibo de la carta certificada que les he enviado(sí la copia, pero el comprobante de haberla enviado).
    ALguien me da algún consejo efectivo? Porque no sé a qué número debo llamar, si servirá de algo el que me queje (lógiacamente no tienen razón, todo lo contrario, me tendrían que abonar ellos a mí una cantidad que dobla la que me piden, 70 euros).
    Agradecería cualquier información,
    Un saludo a todos

    P.D: Cómo puede haber gente que sigue contratando algún servicio de esta compañía!?

  15. Lazarillo dice:

    Lo que más me gusta de usted cuando lleva razón, don Ricardo, es el instinto que pone para indignarse en exponerla. Saludos de reencuentro.

  16. ludovico dice:

    Yo tambien he pasado por los calvarios que dicen con Wanadoo (cartas, llamadas telefonicas), por no reconocerme la baja que habia solicitado. Mi respuesta (teniendo como tenia contrato firmado con otra compañia) fue cancelar pagos y el silencio. Hasta que recibi las amenazas de Gescoban y Espand. Decidi entonces exigir por escrito la reparacion del entuerto (solo tras este paso se puede reclamar via OMIC), con carta certificada y con acuse de recibo dirigida a Wanadoo y con copia para sus abogados amenazantes, en la que les informaba de que, de no recibir satisfaccion por escrito en el plazo de un mes, mi proximo paso seria la denuncia en la OMIC y, en su caso, en los tribunales. A los pocos dias se me informaba por telefono del "lamentable error" ocurrido y de que en realidad la compañia me adeudaba a mi dinero, que han procedido a pagarme. No se rindan ni paguen, exijan reparacion por escrito, y apunten alto.

  17. MAS dice:

    Hola, trabajo en France Telecom España. Soy empleado desde los inicios de la Antigua Uni2. Cuando comenzamos el proyecto Uni2 nuestro Centro de ateción al cliente se distinguia de los demás por la calidad des servicio que dabamos ya que todos los operadores eran empleados de la empresa. Lamentablemente este servicio se externalizo con la fusión con Wanadoo, solo espero que los directivos de Amena se dén cuenta del grandisimo error que todas las operadoras hacen ya que esto no solo lo hace Wanadoo tambien lo hace Telfonica, Ya.com, creo que todas. Tengo una amiga en Movistar y me ha dicho que han externalizado el CAC a Perú y a ARgentina…

    Este es un problema, en el que creo que debería de intervenir el estado ya que no sólo permitieron (Socialistas y luego PP) que se hicieran este tipo de contrato basura sino que ahroa pemiten que esa mierda de trabajo se la manden a otros paises (Como ayuda humanitaria? o para explotar a la gente porque a los de aqui ya los tienen a todos quemados?)

    Estos casos me hacen sentir verguenza por pertenecer a una empresa como esta pero os aseguro que hay muchos profesionales que nos preocupa esto y que queremos que estos problemas se solucionen con los clientes.

  18. Troll dice:

    Desde luego, Wanadoo es una de las peores caspas que ha parido madre, de eso no hay duda.

  19. Juantxo dice:

    Por si a alguien le vuelve a pasar algo parecido, para que no se gaste los dineros llamando a los 902 y que paguen ellos las llamadas con sus propias ofertas de llamadas nacionales gratis.

    Los números nacionales de Wanadoo en el siguiente enlace:
    http://wiki.nomasnumeros900.com/Acceso_a_Internet

  20. Evaristo Lodeiro dice:

    Don Ricardo, despues de haber leido su carta protesta recochinante, a la Direccion de Wanadoo , no le insisto mas, se ha perdido usted una mariscada, aunque si viene alguna vez por Vigo gustosamente le invitare a unas ostras ; ademas lo hace mejor que yo , pues en estas cuestiones soy bastante mas bruto, mucho mas y directo que usted , les llama usted hijos de Wanadoo con buenas palabras pero yo me acuerdo de la madre que los trajo al mundo , pobrecilla ella que no sabe a quien pario .

    Lo que si digo ,es como si el Defensor del Pueblo en su informe del 2004 , habla de todas estas actividades mafiosas ¿porque aqui nadie le hace caso? lealo usted..que lo que usted dice a Wanado esta recogido en este informe y en noticia de Europa Pres de 08/04/2005 y que titula El Defensor del Pueblo advierte aerca de la eclosion de quejas sobre Internet y los abusos de los ISPs.
    Usted se cree ademas que despues de haberme quejado , por Internet, ante el Colegio de Abogados de Madrid , de las malas practicas de sus asociados SPAND y GESCOBAN , abogados dicen , nada me respondiesen, ¿pero como puede ser eso?..y todo sigue igual..pues lease el informe del Defensor del Puelo..no tiene perdida.
    Saludos y adelante

  21. Evaristo Lodeiro dice:

    ACERCA DEL PAGO Y DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

    Disculpeme Don Ricardo que de la vara otra vez, es que ante la cantidad de correspondencia que usted tiene aqui sobre este asunto, quisiera decirle a sus correspondientes que NO SE LES OCURRA PAGAR que remitan estas cartas al Colegio de Abogados de Madrid para mejor honra de sus asociados y al DEFENSOR DEL PUEBLO , a traves de Internet cuentenle el caso , PERO NO PAGUEN QUE NADIE LES VA A SENTAR EN EL BANQUILLO. Eso si, guarden todos los papeles.
    Saludos y animo

  22. troll dice:

    Pues al final yo caí en la trampa y les pagué los 3 meses que por la cara me pedían, sin haber disfrutado ni un día de la conexión. Si otro día me encuentro con ganas os publicaré mi caso. Es una pasada como se pasan, valga la rebuznancia.

  23. Eduardo Merino dice:

    PARA DENUNCIAR A WANADOO Y HACERLO SIN MIEDO OS VOY A DECIR EL CAMINO A SEGUIR:

    AL JUZGADO, SIN DUDA, PLANTEALE UN PROCEDIMIENTO MONITORIO , VALORA LOS DAÑOS QUE TE HAN CAUSADO Y FUNDAMENTA TODO LO POSIBLE ,TAMBIEN VALE UN JUICIO VERBAL O CIVIL, RECOMIENDO EL MONITORIO SI LE RECLAMAMOS MENOS DE 900 EUROS.
    NO NOS CUESTA NADA EL PROCEDIMIENTO ES GRATUITO , NO ES NECESARIA LA CONTRATACION DE ABOGADOS ,NI DE PROCURADORES , INTERESA SI PRESENTAR TODOS LOS DATOS POSIBLES, BIEN RAZONADOS EN UN ESCRITO CON COPIA , SIN MUCHOS ROLLOS PARA NO DAR LA VARA AL JUEZ DE QUE LEA UNA NOVELA, IR AL GRANO , INCLUSO PREGUNTAR POR INTERNET AL DEFENSOR DEL PUEBLO YA SABE MUCHO DE QUIEN ES ESTA GENTUZA..
    EN LOS JUZGADOS YA HAY UNOS MODELOS DE IMPRESOS PARA CUBRIRLOS Y PRESENTARLOS, O BIEN ESCRIBELO EN CASA CON CALMA
    ..Y SIN MIEDO QUE, EN LOS JUZGADOS NO COMEN A NADIE , DEBEIS DE HACERLO EN EL JUZGADO DE VUESTRA LOCALIDAD, QUE NO OS AMEDRENTEN Y OS DIGAN QUE OS VAIS A TENER QUE IR A OTRA ..NO HACERLES CASO , ES MUY DIFICIL QUE PERDAIS Y SI ES ASI, ES QUE NO HABEIS PRESENTADO BIEN EL RELATO Y LAS COPIAS DE FAXES Y DEMAS PRUEBAS , EN ESTOS CASOS SI EL JUEZ SOBRESEE LAS COSTAS SUELEN SER DE TRAMITE , TRANQUILOS , QUE NO OS ACOJONEN LOS PSEUDO ABOGADOS DEL MAFIOSO WANADOO, QUE SON MERCENARIOS CHUPAEUROS, NADA MAS ..ANIMO Y DARLE AL MONO Y PUBLICAR LAS SENTENCIAS EN INTERNET PARA AYUDAR A LAS VICTIMAS DEL WANADOO Y SI TENEIS ALGUN AMIGO CON TELEFONIA DE AMENA AHORA ORANJE , EN REALIDAD WANADOO, EXPLICARLE QUIENES SON LOS WANADOO Y ANIMARLES A DARSE DE BAJA

  24. Ernesto del Rio dice:

    Y SIGUE Y SIGUE, Y SIGUE….NON HAY QUIEN LES PARE.

    Sábado, 30 de Diciembre 2006
    La mafia de Wanadoo
    03:31h.
    Resulta que hace unos meses me llama una comercial de Wanadoo ofreciéndome lo mismo que tenía con Jazztel pero por la mitad (mentira de las gordas). Le dije que estaba interesado, pero que tenía que pensármelo. La comercial me pide los datos para poder reservarme la oferta, incluso el número de la cuenta corriente. Le digo que no, que si quiere le doy un número inventado (ya que el ordenador no le permite hacerme la reserva de la oferta sin número de cuenta…)

    Más tarde hablo con Jazztel y me porta a los 20 megas, con lo que la oferta de Wanadoo deja de interesarme. Me olvido.

    Un día, tranquilamente, se me corta la ADSL y no puedo realizar llamadas (antes de la portabilidad). Llamo a Jazztel para preguntarle que pasa y me dicen que ya no soy cliente suyo, que les llamé yo personalmente para darme de baja, dando el número completo de la cuenta corriente (¿como es posible si me lo inventé?). Les digo que no es cierto y les pregunto que con quien estoy. Que llame a telefónica, ellos sabrán. Me entero al fin que es Wanadoo quien tiene mi línea.

    Lógicamente llamo a Wanadoo y les digo que con qué consentimiento me han dado de alta, que no tienen grabada mi voz ni mi firma en ningún contrato. Entonces recapacito y me digo: bueno, me quedo con ellos y así me ahorro problemas. Les pregunto que servicio me han dado de alta: 1 mega + llamadas por 39,95

  25. LUIS CALVO dice:

    El Defensor del Pueblo advierte sobre la ‘eclosión’ de quejas sobre Internet y los abusos de los ISPs .-

    El Defensor del Pueblo advierte en su informe de 2004 sobre la «verdadera eclosión de quejas» que está recibiendo de ciudadanos en relación con las empresas prestadoras de servicios avanzados de telecomunicaciones y, «muy especialmente» en todos los aspectos relacionados con la prestación y facturación del servicio de acceso a Internet.

    «El elevadísimo volumen de estas quejas, unido al tono y contenido de las mismas, hace percibir la existencia de una situación de desajuste entre el avance tecnológico producido en el campo de las telecomunicaciones y el mantenimiento de las necesarias garantías de protección de los derechos de los usuarios», subraya la institución dirigida por Enrique Múgica.

    Uno de los problemas enumerados es que «muchas» de las empresas proveedoras de acceso a Internet (ISPs) «se niegan a someterse al sistema arbitral de consumo». Sobre esta cuestión, la Administración explica que «no es posible imponer la sumisión voluntaria» de los operadores a este sistema debido a que la prestación de estos servicios se encuentra liberalizada.

    No obstante, el Ministerio de Industria recomienda «vivamente» a las empresas que se sometan al sistema arbitral, así como que los usuarios tengan en cuenta esta circunstancia al elegir el operador con el que desean contratar su acceso a Internet.

    El Defensor recuerda, por contra, que la Ley General de Telecomunicaciones de noviembre de 2003 disponía que, en caso de existir controversias entre operadores y consumidores que no se sometan a las juntas arbitrales de consumo, Industria «establecerá reglamentariamente un procedimiento «rápido y gratuito» para que los usuarios finales puedan resolver sus problemas. «Pues bien, uno año más tarde desde la aprobación de la Ley, el presente precepto continúa sin desarrollarse», lamenta la institución.

    SISTEMAS AUTOMATIZADOS PARA DESMOTIVAR
    El informe denuncia que los ISPs utilizan sistemas de atención al cliente y de recepción de sus reclamaciones que, en muchos casos, «parecen diseñados deliberadamente para desmotivar y hacer desistir de su queja» al ciudadano, diluyendo las responsabilidad en una red de sistemas automatizados y de inadecuada atención personal que hacen prácticamente inútil la impugnación de las cantidades facturadas».

    Además, alude a las presiones de algunas compañías para el cobro de las cantidades objeto de impugnación, a través de la amenaza de inclusión de sus datos en un registro de morosos. El Defensor critica que este trámite «sólo requiere de la comunicación de la compañía», mientras que su cancelación «exige demostrar la inexistencia de la deuda o su liquidación».

    A modo de ejemplo, el informe recoge el caso del acceso a Internet con ADSL de Wanadoo, según el cual la compañía comienza a facturar a los usuarios varios meses antes de comenzar a prestar el servicio, desatendiendo las reclamaciones y «negándose a devolver lo debidamente facturado». Incluso, asegura que, cuando los usuarios optan por anular la solicitud al no recibir el servicio por el que ya están pagando, el ISP llega «incluso a bloquear técnicamente durante meses su paso a otras compañías de la competencia».

    Por todo ello, el Defensor del Pueblo denuncia la «sensación de impotencia» de los usuarios ante la actuación de los ISPs, lo que «aconseja el establecimiento de mecanismos extrajudiciales, rápidos y efectivos», a semejanza de los que ya existen para el servicio telefónico básico.

    ¡¡¡¡¡ Y EL GOBIERNO QUE HACE¡¡¡¡

  26. Ruibérriz dice:

    «para que yo pueda contratar nuevamente el servicio con una empresa honrada, es decir, con Telefónica de España, S.A.»

    Es usted un genio del humor.

  27. canta dice:

    otra victima de wanadoo,de france telecom y de orange, que me parece que es lo mismo, lo que pasa que para evadir impuestos cambian continuamente de nombre, a mi también me reclaman 44 euros, porque dicen que no me dí correctamente de baja,a ver si para darte de baja en las operadoras hay que hacer un master en la Complutense, y luego vienen los de Spand ABOGADOS, a meter miedo en el cuerpo, que si tienes que pagar lo que te piden, mas las, costas mas los juezes, mas el vermut, por desconocer que estos juicios no necesitan de abogados ni procuradores, pero aquí me entero, y veo como se lo tienen montado el tinglado, bueno royo, que veo que estás muy puesto y adelante.

  28. Berbiquina dice:

    Trabajo para Gescoban,aunque en breve lo dejare.motivo? se me cae la cara de la verguenza,engañar a la gente,como nos obligan a hacerlo.
    Hay mucha gente,que ha cursado correctamente la baja,y por el motivo X que sea,no se hace efectiva.resultado: reclamar deudas a la gente,bajo amenaza de juicio.
    lo primero: si toda la gente,segura de haber tramitado la baja,le reclaman la deuda…no se anden con tonterias y denuncienlos a la OCU,la OMIC o a Telecomunicaciones.
    lo segundo: las personas que atendemos el telefonos,somos meras marionetas de la empresa.por mas que quisieramos ayudar a la gente,que sabemos que tienen razon,nos es imposible.asique piensenlo antes de chillarnos o insultarnos,que bastante tenemos con estar alli…

  29. canta dice:

    Bueno pues que a lo que parece no hay que gastar bromas con lo del oro de Moscú, ya que Rosa Montero," que estaba engañada y con los ojos mirando hacia otro lado" ha descubierto que dicho oro ha existido, ya que la República, que era una derrochona se lo regaló a los malos. Ahora han ido a por el y resulta que no habia nada que arrascar, lo que yo no sé es por que ahora El Pais, saca a colación esta tenebrosa historia que nos llena a todos de incertidumbre, ya que dábamos por bueno las orgías de Royo, ahora resulta que tampoco valen, se me caen todos los esquemas, menos mal que tenemos El Pais

  30. Anónimo dice:

    El Julio Henche de los co…de Wanadoo, tiene menos gracia y salero que el Cabra de Gescoban, este ultimo , por lo menos se gasto la pasta haciendo cinco llamadas telefonicas que logre extenderle bastante tiempo, que se j…, y tres cartas o cuatro,. ya perdi la cuenta.El Julio este de los co.., abogado de faltriquera corta , solo me llamo una vez y me envio una carta..que pena..

  31. Esta mola más:

    “Al encargado del Departamento de Atención al Cliente (O como se denomine en su empresa):
    Como ya habrá podido observar, debido a la diferencia de volumen, color,y textura en comparación con el papel donde está escrita esta carta, le adjunto un envase de preservativo de la marca propiedad de su empresa. Si se fija detenidamente se dará cuenta de que en su interior no se encuentra profiláctico alguno. Este detalle no tendría por qué tener la más mínima importancia por sí mismo, pero concurre una circunstancia que lo diferencia de las demás fundas de preservativos vacías. La que usted tiene en estos momentos en sus manos (o encima de su mesa) nunca ha sido abierta por dedos humanos (ni de ningún otro mamífero). Creo notar en su rostro cierta sonrisa de solicitud de comprensión (.. ha sido un fallo de envasado… Es muy raro que algo así suceda…). Lo que sí que es un suceso absolutamente inhabitual es que yo ligue. Por desgracia las hembras de mi especie (mujeres, chicas, etc.) no acaban de apreciar lo que para mí es un irresistible atractivo (el mío) por lo que el lograr unas relaciones sexuales plenas y satisfactorias con alguna de ellas, se convierte en mi caso en una gesta absolutamente homérica.
    Leído el párrafo anterior le supongo capaz de suponer mi expresión de absoluta incredulidad matizada por algo de estupefacción al comprobar el pasado sábado como a mi lado, en la cama, reposaba, no sólo mi cojín favorito, sino también una hermosa mujer (escribo hermosa aprovechándome de que usted jamás podrá comprobarlo). Basándome en su desnudez y en el hecho de que tuviera su mano apoyada en mi pene, deduje que su principal intención era hacer el amor conmigo.
    Aconsejado por la prudencia y la higiene decidí hacer uso de un preservativo… del único preservativo que había en casa, dejado por olvido por un amigo más afortunado que yo en sus relaciones con las mujeres. Cuál no sería mi sorpresa (cabreo, enfado, desesperación, odio la raza humana en general y a los fabricantes de condones en particular) al comprobar esta nueva mala jugada del Destino en forma de preservativo inexistente… La funda estaba vacía. La mala suerte boicoteaba el que podía haber sido mi primer coito del año (y fíjese en qué fechas estamos ya).
    No me parece oportuno aburrirle contando las argucias a las que tuve que recurrir para convencer a mi ocasional compañera de lo saludable de una fellatio, pero sí considero necesario el hacerle saber el gran trastorno que me supuso su fallo de envasado para que tome las medidas disciplinarias (amputación de la mano derecha, doscientos latigazos, etc.) que considere oportunas con el responsable de semejante desatino, así como las medidas compensatorias con la víctima (léase yo, mismamente) de su error. Me despido sin más deseándole de todo corazón que nunca tenga usted que vivir una noche tan desastrosa como la que la no presencia de un producto de su empresa me produjo a mí.”

Responder a POCHOLO Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.