El Corte Inglés: la tiranía

Es frecuente que miremos con los prismáticos para ver el paisaje lejano y no seamos luego capaces de reconocer el vista de nuestro propio pueblo. Todos hemos comprado alguna vez en El Corte Inglés. Algunos lo hacemos con bastante frecuencia. No les voy a pedir que dejen de hacerlo. Simplemente quiero aprovechar la iniciativa del Blogomaratón Solidario para intentar dar a conocer, una vez más, la situación absolutamente injusta en que viven los trabajadores de El Corte Inglés. Una situación doblemente injusta, sin tenemos en cuenta la dificultad que tiene para darla a conocer debido a que los medios de comunicación suelen ser bastante reticentes a publicar información crítica sobre uno de los principales anunciantes españoles. Practicas sindicales y laborales como las de El Corte Inglés no serían toleradas por los medios en otras empresas.

Yo entré en contacto con los trabajadores de El Corte Inglés cuando comencé a editar El Piquete Digital, una página que no sé cómo definir hoy, pero que comenzó en el año 2002 con ínfulas de ser una revista de información alternativa. Quise escribir un reportaje sobre cómo había sido la huelga general del 20-J en El Corte Inglés y tuve noticias a través de la red de un conflicto sindical que había en la tienda de Málaga, así que me puse en contacto con ellos para que me hablaran un poco sobre el tema que me interesaba, que era la huelga.

– De eso te contamos lo que quieras, me dijeron, pero si quieres saber lo que es una situación de absoluta falta de libertad sindical, podemos contarte más cosas.

Yo pensé: “a éstos les han retirado un cartel de algún tablón y quieren liarla“, así que les escuché con cierto escepticismo y me pareció indignante lo que me contaban. De entrada, el tipo con el que estaba hablando era José María Ceballos, al que acababan de despedir tras anunciar que se presentaría a las elecciones sindicales por CC.OO. No contentos con despedirle, le persiguieron hasta que consiguieron cerrar la web que administraba (www.corty.net), en nombre de la sección sindical de CCOO de El Corte Inglés de Málaga. Publiqué en El Piquete Digital una amplia información sobre este despido, así como sobre una movilización de apoyo a los trabajadores en la que los guardias jurados de El Corte Inglés agredieron a los trabajadores que protestaban llegando a romper alguna nariz.

Unas semanas después de aquello, se celebraron las elecciones sindicales en diversos centros por toda España en un ambiente de auténtico terrorismo empresarial. El Presidente del Comité de Empresa de la tienda de Preciados -la única en la que CCOO dominaba hasta entonces- fue despedido antes de las elecciones, junto con otro compañero. Ambos tuvieron que ser indemnizados fuertemente -o readmitidos, no lo recuerdo- por orden judicial. La empresa evitó que en los recuentos de los votos estuvieran presentes los representantes de CCOO y UGT al menos en los centros de Goya y Castellana. En Preciados las elecciones sindicales hubieron de repetirse por orden judicial, como consecuencia de las presiones que hicieron algunos jefes sobre buena parte de las trabajadoras, especialmente las cajeras del supermercado y UGT consiguió, en la segunda votación, aumentar considerablemente su representación