intermon.gif

Llevo varios días recibiendo correos electrónicos de Gatopardo y ya estoy pensando en contratar sus servicios como agencia de información. El caso es que acabo de recibir un correo interesante en el que me indica el enlace a una página de la web de Intermón Oxfam, una ONG dedicada al comercio justo y al desarrollo sostenible. En esta página dan cuentas de los primeros resultados de una campaña desarrollada por la organización en la que trata de sensibilizar a las grandes empresas y marcas de ropa españolas sobre las condiciones laborales de sus proveedores finales, que suelen estar situados en el sudeste asiático.

Al parecer, las principales cadenas españolas de comercialización de ropa, de una forma u otra están respondiendo de manera positiva -aunque tímida en la mayor parte de los casos- a la campaña que tiene ya más de una año de antigüedad. Intermón Oxfam pasa revista a varias de estas empresas, y entre otras, habla de Induyco, el principal proveedor de ropa para los almacenes de Isidoro Álvarez, y El Corte Inglés.

De la primera de ellas señalan que “ha redactado un código de conducta de proveedores y ha nombrado a un responsable de RSC” (Responsabilidad Social Corporativa), y añaden que “la empresa ha dado un paso importante, si bien carece aún de un proceso de participación, información y comunicación con sus grupos de interés sobre el contenido, implantación y verificación del propio código“, para terminar señalando que “este proceso debería además ser transparente“.

En cuando a El Corte Inglés, señalan que “su Consejo de Administración ha aprobado un código de conducta orientado a proveedores que está ya implementándose y ofreciéndose a toda la red de aprovisionamiento“. Intermón Oxfam concluye que “las siguientes fases de este proceso, ya aprobadas pero pendientes de implantación, son: comprobación y evaluación de la adhesión al código por parte de los proveedores, y la fase de verificación“.

Pues no puedo hacer otra cosa que valorar positivamente estos avances, por tímidos que sean. Espero que algún día los conflictos laborales en El Corte Inglés sean por el porcentaje de la subida salarial o la negociación cotidiana del convenio, y no como ahora, por el despido de dirigentes sindicales, de presidentes de Comités de empresa o de fraude en las convocatorias electorales. En definitiva, sería muy positivo que El Corte Inglés, a la par que adopta políticas de Responsabilidad Social Corporativa respecto de sus proveedores como las promovidas por Intermón Oxfam, se esforzara en establecer unas relaciones “normales” con sus propios empleados en España.

MÁS INFORMACIÓN: Pueden bajarse los siguientes documentos de la web de Intermón Oxfam con abundante información sobre este tema, y en el que trata la situación en las principales empresas de distribución de ropa de nuestro país: