La Iglesia y la recta razón

Posted · 30 Comments
¿Serán éstos los que deben determinar cuál es la recta razón?

No es el propósito de esta nota hablar sobre el tema de los matrimonios homosexuales, sino comentar el tremendo comunicado que sobre el tema ha hecho público recientemente la Conferencia Episcopal Española. En dicho comunicado se afirma algo tan terrible como lo siguiente: “la ley que se pretende aprobar carecería propiamente del carácter de una verdadera ley, puesto que se hallaría en contradicción con la recta razón y con la norma moral”. Esto me hace pensar que la Iglesia o, mejor, la jerarquía eclesiástica, se ha encontrado con un pequeño cuello de botella histórico y está atascada en los momentos previos a la caída del Antiguo Régimen. No debería ser necesario aclararlo, pero creo que debo señalar -por si las moscas- que no me refiero al franquismo sino al absolutismo monárquico.

Y es que no de de otra forma se puede entender la frasecita de marras. A mí me parece bien, y lo respeto, que la Iglesia tenga sus ideas acerca de lo que debe ser el matrimonio civil, como respeto las ideas del Partido Comunista sobre la propiedad de los medios de producción. Lo que no puedo respetar ni tolerar, en mi calidad de ciudadano, es que la Iglesia pretenda establecer un filtro que sea el que señale qué leyes gozan de carácter de verdadera ley, y cuáles entran o no en contradicción con la recta razón y con la norma moral. ¿Por qué la Iglesia sí e Izquierda republicana de Cataluña no?

¿Conocen nuestros obispos la historia reciente? ¿Saben quizás qué es la legitimidad y qué es el imperio de la Ley? ¿Conocen que desde hace ya tres siglos no es Dios la fuente de legitimidad? ¿Saben que en democracia la Ley obliga a todos, incluidos aquellos que no están de acuerdo con ella? ¿O es que quizás el liberalismo sigue siendo pecado? ¿Están dispuestos los obispos a asumir las consecuencias legales que pueda tener la desobediencia a la Ley, o van a resucitar los anatemas contra quienes la hagan cumplir, acusándoles de persecución religiosa?

¿Va a proponer la Iglesia el establecimiento de una oficina que otorgue el Nihil Obstat a las leyes que el poder legislativo tenga previsto aprobar, para así asegurarnos de que no entren en contradicción con la recta razón y con la norma moral y tengan por tanto carácter de verdaderas leyes?. ¿Por qué piensan los obispos que el resto de ciudadanos tenemos el menor interés por guiarnos por su “norma moral”?¿Qué les autoriza a suponer que no hay otra norma moral que la suya, y que esta debe ser impuesta al común de los mortales?.

Es más, y para terminar: ¿Cuál es la recta razón? ¿Quién mide si es recta?

30 Responses to "La Iglesia y la recta razón"
  1. Jessica dice:

    Yo añadiría todavía un tema más: del comunicado de marras también se desprende que entre personas del mismo sexo no puede haber verdadero amor porque no puede procrear, y que el verdadero amor (¿sabrán ellos lo que es eso?) es indisoluble, entre hombre y mujer, y hasta que la muerte los separe.

    No es sólo que no reconozcan la ley que prevee el divorcio, y que ellos se crean los únicos capaces de disolver un matrimonio sagrado e indisoluble por la vía de la nulidad matrimonial (pasando primero por caja, por supuesto). Es que encima, si no hay procreación de por medio, no es verdadero matrimonio, y el bien supremo de los niños exige que no sean encargados a un laboratorio (palabras textuales)…

    Ya está, lo deben estar pensando ellos también: antes de pasar por la vicaría, hay que hacerse pruebas de fertilidad, y firmar un contrato donde se exprese la voluntad de los cónyuges de tener descendencia en un plazo determinado. De lo contrario, su unión no podrá considerarse verdadero amor.

    Leyendo el comunicado íntegro, sigo sin ver claro por qué consideran nada menos que injusto que las parejas homosexuales puedan contraer matrimonio. Lo que sí me ha quedado claro es que a ellos no les parece bien, pero el tema de la injusticia no lo veo claro.

    Saludos:
    Jéssica.

  2. Penguin dice:

    Daisy Chaining entre niños/as de 14 añitos. It’s that Love?

    What is Love my dear?

    Yo la verdad no entiendo tanto el tema ni para defenderlo ni para ir en su contra.

    El que los homosexuales quieran casarse me parece algo artificial, un querer parecerse a algo que no son.

    ¿Si los homosexuales no pueden tener hijos, qué ganan adoptandolos, qué ganan siendo un matrimonio?

    Decia Orlando Bloom el otro día que estaba asustado porque el 80% de la poblacion del planeta tiene sida, no he comprobado si sus datos son correctos o no, pero he de reconocer que me asusto ese dato.

    Si no saltamos el pendulo en el que estamos volveremos a la mas absoluta y restricitiva represion.

    Seamos mas listos, o en dos o tres generaciones los mas represivos conservadores gobernaran de nuevo. Sigan sino la politica de Blair respecto a la educacion y saquen conclusiones.

    Los indios americanos antes de hacer nada pensaban en las consecuencias que podria tener eso en futuras generaciones.

    Piensen en las consecuencias por favor.

  3. felix dice:

    Nadie está discutiendo la legalidad del matrimonio homosexual ya que está bien amparado por una Ley, pero no olvidemos, las leyes que dieron lugar al Apharheid de Sudáfirca o a las las leyes antisemitas del Tercer Reich, así que, por favor, distingamos entre lo legal y lo moral o ético.

  4. Gatopardo dice:

    Ufffff, si yo lo que me digo es, quién les ha dado vela en este entierro. Que los curas quieren seguir como yo, amor libre y sin contrato, pues muy bien, que no se casen; pero…
    Penguin, no es necesario que pidas cita a un psicólogo, porque es una pérdida de tiempo: directamente al neurólogo.

  5. Penguin dice:

    Muy bien Gatopardo, seguire tu consejo.

    Gracias por tu argumentacion tan profunda.

  6. Antonio dice:

    Simplemete felicitar a Penguin. En estos tiempos de enfrentamientos absurdos, opiniones como la tuya me devuelven la tranquilidad.

    Creo en tu visión de que un presente como este nos traerá un futuro autoritario. Por absurdo y extremo, el vaiven actual no hace sino preparar un cambio social de signo opuesto. Incluso aunque se ocupe el poder, con el propósito de perpetuar al partido, el cambio llegaría.

    Una sutil diferencia entre progresistas y conservadores está en el tema de la valoración de consecuencias futuras. El progre tiende a ser más arriesgado, el conservador más temeroso del cambio. Al conservador que vive en mí le tranquilizaría pensar que las normas contra natura tienen pocas oportunidades de enraizar (pienso exclusivamente en la adopción de niños por parejas homosexuales).

  7. Felix, te equivocas. No se pueden comparar las leyes del apartheid o las antisemitas del III Reich con ninguna de las leyes españolas por una razón simplemente: aquellas no eran Ley -con mayúscula- las nuestras sí lo son. Ni el régimen racista de sudáfrica ni el III Reich tennían legitimidad, por lo tanto, no tenían ley tampoco. España es en la actualidad una democracia absolutamente legítima y todos, incluidos los obispos, estamos sometidos al imperio de la Ley, incluso aunque no estemos de acuedo con ella.

  8. Crispin dice:

    La opinion de la Iglesisa, es eso la opinion de la Iglesia.

    Bajo la razon de la Iglesia, la futura ley de referencia seria inmoral, y digo seria porque parecemos olvidar que aun no esta aprobada, aun no es legal.

    Nada que objetar a la Iglesia. Al contrario siempre quisimos una Iglesia que no fuese adicta al regimen de turno.

    Si el gobierno declara una ley en que los equipos de futbol sean de 12 jugadores en vez de 11, ¿Nos extrañariamos que la Federacion Española de Futbol diese su opinion?

    Esto es la democracia… la libertad de expresion etc..

  9. Imperialista dice:

    ¿Cómo que las leyes del III Reich no eran legítimas? ¿Porque no le gustan a usted? ¿Es que la democracia no hace leyes inmorales? Claro que estamos sometidos a las leyes, aunque legítimas, inmorales. Y podemos protestar contra las leyes legítimas e inmorales. Incluso contra las legítimas, si no estamos de acuerdo. ¿O es que hay que aplaudir todas las leyes que hacen los gobiernos legítimos, por ser legítimas? Y con los mecanismos legales objetamos, claro que sí, de las leyes legítimas y morales y de las leyes legítimas e inmorales.

    Aquí lo que se niega es la legitimidad de la Iglesia Católica a expresar su opinión, y de advertir a los fieles sus recomendaciones, a la luz de la doctrina. Algo que por ejemplo, don Ricardo consideraría intolerable si se tratara de la opinión de Izquierda Unida en tal o cual ley. Hay en toda esta cuestión un tufo totalitario que tira de espaldas. Pero claro, totalitarios somos los demás, sobre todo los católicos.

  10. Imperialista, se equivoca y lo sabe, porque está haciéndome decir lo que no he dicho, igual que hace Crispín.

    Yo no le niego a la Iglesia el derecho a expresar libremente su opinión, ni a criticar las leyes legítimas. Ese derecho es inalienable. Lo que le niego es el derecho a realizar llamamientos a la desobediencia de la Ley. Eso se lo niego tanto a la Iglesia como a Izquierda Unida. Yo es que soy demócrata, Imperialista. Y eso quieder decir que primero soy ciudadano y después, miembro de Izquierda Unida.

  11. Crispin dice:

    Ricardo:
    ¿Y la insumision, cuando existia el servicio militar obligatorio? ¿Que opinaba la izquierda?

    …Lo que le niego es el derecho a realizar llamamientos a la desobediencia de la Ley…

    Eso lo suscribiria, Pinochet, Stalin, Hitler, Fidel Castro…..

  12. Penguin dice:

    El pendulo ese del que yo hablaba no hay por que buscarlo fuera de los partidos de izquierda, no hay que ir tan lejos.

    La izquierda ahora se asegura el voto gay, el voto inmigrante, etc. Seguramente sea dificil la alternancia en el poder, pero esa falta de cuidado y esa falta de control, ya que solo se controlara el que unos votantes sean clientes fijos y nada mas. Todo ello traera unos vaivenes que dejaran pequeños a los derrapajes de Carlos Sainz.

  13. Crispín, Pinochet Stalin, Hitler y Fidel Castro no podrían suscribir la frase que usted menciona, porque en sus regímenes totalitarios no hay Ley, porque no hay legitimidad.

    En cuanto a la insumisión, ya le he dicho en otra ocasión que todos tenemos nuestras contradicciones y esa es una de las mías. Aún no la tengo resuelta, pero estoy trabajando en ello.

  14. EPMesa dice:

    Dos cositas:

    Ley y legitimidad no son lo mismo. Por lo tanto, claro que los regímenes dictatoriales tienen leyes.
    Dos. Creo, D. Ricardo, que está usted desenfocando el tema con este discurso (muy socialdemócrata, por cierto). El problema no son esas cosas que dice(aunque sí lo es si se habla del derecho a la objeción de conciencia de jueces o funcionarios). Creo yo que el problema es si la Iglesia tiene razón o no en su negativa al matrimonio homosexual (y no la tiene). Creo yo que ese es el problema y no cosas legalistas.

  15. Entonces, don EP, si la Iglesia tuviera razón, ¿estaría legitimada a llamar a la desobediencia?.

    En democracia hay Ley, con mayúscula, mientras que en dictaduras hay unas normas que se imponen mediante la barbarie. Si quiere llamarlas leyes, don EP, es muy libre.En democracia es ilegítimo llamar a la desobediencia civil -y digo esto consciente de lo que digo y de las contradicciones que puede plantearme con respecto a mi pasado-, mientras que en dictadura, desobedecer puede ser legítimo.

    Por otra parte, el razonamiento de don EP me parece peligroso. O le he entendido mal, o parecer decir que si el gobierno no tiene razón, se puede uno considerar al margen de la Ley. ¿Quién determina si el gobierno tiene razón o no la tiene?.

    La Iglesia puede opinar y decir lo que le parezca, independientemente de que tenga razón o no, pero debe someterse a la ley, exactamente igual que los demás.

    Finalmente, no veo por ninguna parte el componente socialdemócrata de mi discurso.

  16. Gatopardo dice:

    Creo que cada día hecho más de menos aquellos gloriosos tiempos de la guillotina…¡Qué gozada! ¿Usted se me pone jacobino? ¿Y usted constitucionalista? ¿Y ese del bigotillo imperial?
    -¡Zasss, a unificar criterios!
    ¡Qué nostalgia, por Diosss, si es que voy a terminar echándome mechas rubias de lo que echo de menos a Robespierre!

  17. Crispin dice:

    Dice Ricardo:
    (..)¿Quién determina si el gobierno tiene razón o no la tiene?.(..)

    Por una parte, las leyes nacidas en una democracia, parecen tener el sello de la legitimidad ¿pero y de la razon?. ¿Que es la razon?, porsupuesto no es la opinion de la mayoria. Si el gobierno tiene la razon ¿Para que sirve la disciplina de voto?

    LA razon de una ley, esta en la conciencia de cada ciudadano. Independienytemente de que los mecanismos legislativos sean decmocraticos o pertenezcan a una tirania.

    Respetar la leyes, pero defender la conciencia. Una contradiccion, que solo puede evitarse legislando sin crispar, sin dividir a la sociedad.

  18. ¿Quién determina si el gobierno tiene la razón o no la tiene?.

    Primero, maticemos la pregunta, porque no es el gobierno el encargado de legislar en democracia. Se entiende, por ello, que la rpegunta es ¿quien determina si la mayoría que apoya una iniciativa legislativa y termina convirtiéndola en LEy tiene razón o no la tiene?.

    Creo que la respuesta es doble:

    1.- No es relevante que tenga o no razón. lo relevante es que la Ley se apruebe de acuerdo al procedimiento -es decir, sin rompers la democracia, como ocurriría con el Plan Ibarretxe, por citar un ejemplo- y que la Ley no esté en contradicción con normass superiores: una ley ordinaria con una ley orgánica o ésta con la Constitución.

    2.- En política es dificil determinar quién tiene razón y quién no la tiene, cuando en la mayor parte de los casos de lo que se trata es de dirimir intereses colectivos. De ahí la necesidad de aceptar de manera colectiva unas normas del juego y de ceder a la sociedad parte de la autonomía personal. Todos aceptamos las normas del juego y nor guiamos por ellas tanto para intentar cambiarlas como para resolver otros asuntos generales. De ahí procede la legitimidad. Y la Iglesia está pidiendo a sus fieles, al llamarles a la desobediencia a la Ley, la disolución de esta legitimidad.

  19. Crispi dice:

    (..) No es el gobierno el encargado de legislar en democracia.(…)

    Aunque formalmente solo legislan las Cortes generales, (No del todo cierto, Las Cortes Generales podrán delegar en el Gobierno la potestad de dictar normas con rango de ley sobre materias determinadas no incluidas en el artículo anterior) la realidad es que legisla el Gobierno, pues de el parten los textos que se envian a las camaras que luego por disciplina deben votor los representantes del pueblo.

    Asi, la legitimidad se difumina y el respeto a las leyes puede perderse, si se legisla mal puede entonces provocar estos desaguisados.

  20. Crispin dice:

    “¿No es relevante que tenga o no razón?”

    Debio sentarle mal el cochinillo a Ricardo:

  21. Vaya don crispín. Le veo muy empeñado en demostrar que la democracia parlamentaria es mala. Usted sabrá.

    Eso que dice usted es cierto cuando hay mayoría absoluta; no habiéndola, el gobierno se ve obligado a pactar para formar mayorías con las que aprobar las leyes. Incluso puede ocurrir que salgan adelante leyes no apoyadas por el gobierno.

    Eso por no citar que la iniciativa legislativa está repartida y no sólo le corresponde al gobierno.

    En resumen: Si se aprueba, la ley que amplía el matrimonio civil gozará de plena legitimidad,

  22. Crispi dice:

    Don Ricardo, No quiero demostrar que la democracia parlamemtaria sea mala, quiero resaltar los defectos que tiene. (¿Donde esta su espiritu critico?)

    La democracia parlamentaria es el mejor sistema politico, pero eso no significa que todo lo que salga del poder ejecutivo-legislativo-judicial sea bueno. El ejemplo de la participacion en la guerra de Irak es esclarecedor.

    Que del estado solo sale el bien, lo pensaban los Nazis.

    No dudo en que se ha de respetar la ley, pero creo que se puede legislar mal, y en este caso se ha hecho mal.

    Se puede negar el perdon al objetor, pero no se puede controlar las actitudes y la conciencia de la gente. Ahora dependera del talante del gobierno y del sistema disciplinario administrativo cual es el castigo para los funcionarios desobedientes.

  23. Crispin dice:

    Por cierto, perdon por el gazapo, que no era cochinillo lo de la foto. Y esa confusion si que es grave.

  24. Tiene razón, don crispín en que la democracia no es perfecta. Lo sostengo. Además, creo que es perfectible, es decir, no tengo miedo a realizar los ajustes necesarios para mejorarla, entre los cuales puede haber sin duda reformas constitucionales.

    En cuanto al fondo de la ley de marras, yo creo que no está equivocado, usted en cambio cree que si. Da igual, porque no es el tema que estamos debatiendo.

    Yo lo que digo es que no estar de acuerdo con la ley no exime de su cumplimiento. Todos, incluidos los obispos y los católicos, debemos obedecerla, independiente de la opinión que tengamos al respecto. y la Iglesia está haciendo un llamamiento a la desobediencia.

    En cuanto a lo del cochinillo, ya le digo que es imperdonable. Tendrá noticias de mis abogados, si consigo que me hagan caso.

  25. Penguin dice:

    Estos emigrantes recien regularizados ¿Cuanto tardaran en poder votar? Yo creo que no mucho, Caldera les hara un apaño antes de las proximas generales.

    Y los musulmanes afiliados al PSOE ¿Aceptaran todo lo que está pasando?

    Yo me acuerdo de Salman Rushdie.

    Si las cosas se hacen sin tacto…………….

  26. Imperialista dice:

    Ay, don Ricardo, cómo cambian las cosas. Usted, que tronitronaba por los soldaditos que fueron enviados a Iraq, bajo el grito ¡¡¡¡Desertad!!!! ahora exige que los jueces, los alcaldes y los concejales casen a dos titis o a dos pollos -no solo maricones o lesbianas- aunque su conciencia -y más que probablemente el Tribunal Constitucional- digan que esa ley es inmoral, estúpida e inconstitucional. Caray.

    Yo, que como usted sabe, he ejercido de concejal en mi pueblo,no hubiera casado a dos tíos ni acompañado de la guardia civil. ¿Desobediencia? Sí, claro, desobediencia. Qué los case Caldera.

  27. Pues tiene razón, las cosas cambian, Imperialista, no es la primera vez que lo digo.

    De todas maneras, cuando yo llamaba a la deserción era consciente de que estaba cometiendo un delito. ¿Son los obispos conscientes de lo que están haciendo?.

  28. santiago dice:

    Durante el mandato del PP, partidos como el PNV y el PSOE han llamado a la desobediencia civil frente a las leyes que no les gustaban. Fijese usted¡¡ los autenticos partidos parlamentarios ¡¡(¿no se acuerda?, busque en las hemerotecas). Con mas razón una organización como la Iglesia puede hacer estas declaraciones.

  29. Mire Santiago, no le puedo decir, porque yo no soy ni del PSOE ni del PNV. Es más, éste último me cae bastante antipático.

    Sin embargo, ya le digo yo que yo mismo he llamado a la desobediencia civil.

    Otra cosa: ha repetido usted el mismo comentario tres veces en uno de los artículos anteriores. Esta vez le borro dos de ellos, para que quede uno, porque entiendo que es un error. la próxima vez interpretaré que es SPAM y los borraré todos.

  30. Hispanicus dice:

    hola ricardo, tu preguntas ¿Qué les autoriza a suponer que no hay otra norma moral que la suya, y que esta debe ser impuesta al común de los mortales?.

    Te respondo que no pretenden imponer nada, dejemos ya ese tópico, lo que defendemos son nuestras convicciones, como tu defiendes las tuyas. No seais “falsos democratas”, demócratas del “habla si me gusta lo que oigo, si no te callas”. tu defiendes tus ideas y nosotros las nuestras. por cierto tu pregunta te puede ser aplicada a ti tambien.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.