matematicas.jpg

Después de tantos años buscando qué es lo que tienen en común los diversos tipos de tumor para poder atacarlo y encontrar de una vez una solución definitiva para el cáncer, unos científicos españoles hacen un descubrimiento inesperado para la mayoría, aunque ellos llevaban 12 años trabajando en ello. Este mínimo común denominador no es una proteína, ni una encima, sino una fórmula matemática. Un profesor de secundaria español, desahuciado por los médicos, que le daban dos meses de vida porque tenía el hígado destrozado por el cáncer, ha sido curado y se ha reincorporado al trabajo y a la vida normal después de varios meses de tratamiento por un equipo que estaba dirigido por un profesor de Matemática Aplicada de la Universidad Complutense, Antonio Bru, que es quien descubrió la fórmula. Enhorabuena al equipo y al paciente, aunque es difícil no tener la sensación de que estos descubrimientos llegan siempre demasiado tarde

Venga... meta ruido por ahí