No es para tanto

Posted · 18 Comments

He leído con atención la moción que ha presentado el Gobierno en el Congreso de los Diputados, y que ya ha recibido el apoyo de todos los grupos, nacionalistas o no nacionalistas, a excepción del grupo popular, y no me parece para tanto. Ya han leído ustedes que quien escribe estas líneas no es partidario de negociar con ETA el fin de la violencia en los términos en que lo plantean ellos y su entorno: “os ganamos la guerra, aceptáis nuestras condiciones y borrón y cuenta nueva“. No es eso lo que plantea la iniciativa.

Ya en su punto 1, la iniciativa deja claro que “la violencia terrorista, es decir, el asesinato, las agresiones, la extorsión económica, la amenaza y cualesquiera otras formas de intimidación y chantaje, como métodos de una pretendida acción política, son moralmente inaceptables y absolutamente incompatibles con la democracia“, para recordar la “absoluta falta de legitimidad de quien intenta, mediando la violencia, imponer cualquier idea u objetivo a la voluntad del pueblo, a la soberanía de los ciudadanos“.

En el punto 2, que es de extrema importancia, la iniciativa establece que si se produce un fin dialogado de la violencia, ello debe ser “respetando en todo momento el principio democrático irrenunciable de que las cuestiones políticas deben resolverse únicamente a través de los representantes legítimos de la voluntad popular“, y concluye rotunda y claramente: “la violencia no tiene precio político y la democracia española nunca aceptará el chantaje“. El mismo punto 2 establece que el proceso de diálogo se establecería entre los poderes competentes del estado y quienes decidan abandonar la violencia.

Pues como decía al principio, no es para tanto a no ser que estemos convencidos de que el gobierno es un siniestro comité de felones y traidores a cuyas cabezas hay que poner precio porque nos engaña de manera masiva. Desde mi punto de vista, no se está proponiendo una negociación política con ETA, porque no se va a negociar el ordenamiento constitucional ni se va a negociar la organización territorial del estado. Esas son tareas que, según se advierte en la iniciativa, corresponden a “los representantes legítimos de la voluntad popular“.

Por otra parte, y según el punto número 2 de la iniciativa, la negociación se producirá con quienes decidan abandonar la violencia. Esto es importante, porque establece la necesidad de que la decisión sea previa al diálogo y no posterior. Es decir, el diálogo se produciría una vez que la violencia haya concluido.

¿Cuál es el problema, pues, del proceso de diálogo que plantea el Gobierno, con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, excepto uno? ¿Alguien en el Partido Popular y entre sus corifeos será capaz de dar una sola razón -no consignas- por la que lo que plantea la iniciativa es negativo?

Espero sentado.

18 Responses to "No es para tanto"
  1. Antaltu dice:

    Aprovechando que estás sentado. Una razón. Negociar implica que dos o mas personas, partiendo de exigencias diferentes, discuten, y durante la discusión van cediendo hasta alcanzar un acuerdo. Negociar con ETA es institucionalizar el crimen como arma política. Si un grupo minoritario (como es ETA) reclama algo, solo tiene que matar, cuanto mas mejor, para que la mayoría negociemos con ellos y alcancemos así “la paz”. ¿Qué dirías si mañana, por ejemplo, un grupo nazi comienza a matar personas de raza negra o árabe en protesta por la inmigración? ¿Hay que negociar con ellos para que dejen de matar? ¿Para alcanzar la paz?

    En un Estado de Derecho la fuerza en la negociación la dan los votos, no el crimen. Si se negocia con grupos minoritarios, cuyo activo no son sus votos, sino su capacidad de asesinar ¿Para que votar? ¿Para que presentarse a unas elecciones? Si mañana yo deseo algo, solo tengo que asesinar mucho y bien, y que el Estado negocie y atienda mis peticiones.

    Esta “mano tendida” es una invitación a que grupos que saben que jamás tendrán una mayoría en la sociedad tengan una via alternativa al número de votos. Matar.

  2. RicardoRVM dice:

    Lo siento, Antaltu, pero creo que no ha leido usted ni la moción, ni mi comentario. Porque ambos dan por descontado que no se negocian contraprestaciones políticas.

  3. Imperialista dice:

    Enhorabuena, don Ricardo: ha pasado usted estar entre las fases uno y dos, a estar entre la dos y la tres -véase comentario anterior-.

    Dejando aparte esa cosa tan graciosa de “con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, excepto uno” referido al Partido Popular que cuenta con cerca de la mitad de los votos, queda alguna cuestión que es preciso responder:

    1. ¿Qué van a negociar?
    2. ¿Qué van a dialogar?
    3. ¿Qué se entiende por “la violencia ha concluido”? ¿los atentados de ayer entran en esa categoría?
    4. Si tienen esa falta de legitimidad para imponer cualquier idea, ¿la tienen para negociar, dialogar con “los representantes legítimos de la voluntad popular”?

    Ah, pero debo ser un corifeo. Como dijo ese insigne hijo de su puñetera madre, el PP va a hacer lo posible para que no acabe ETA. Será que nos gustan un montón los entierros. Ponemos hasta los muertos.

  4. Antaltu dice:

    Por favor… ¿Entonces que se negocia? Negociar implica que las dos partes ceden para alcanzar un acuerdo. No existe esa palabra para una discusión en la que una parte no obtiene nada. Es absurdo creer que ETA va a “negociar” sin obtener nada en la negociación.

    No sería una negociación entonces, sino una rendición, que es, precisamente, lo que estábamos a punto de conseguir. Hasta ahora.

  5. RicardoRVM dice:

    Me limito a responder a la pregunta 3 de Imperialista: ¿Ha empezado alguien a dialogar?. No. Ni siquiera se ha aprobado la iniciativa. Creo que simplemente se intenta establecer las bases de lo que es posible.

  6. RicardoRVM dice:

    Dos cosas, Antaltu:

    1.- Se pueden negociar muchas cosas que no sean ni el ordenamiento constitucional ni la organización teritorial del estado.

    2.- A lo mejor no es con ETA con quien se negocia.

  7. Gatopardo dice:

    Una pregunta: ¿ustedes creen que los diplomáticos están para evitar los conflictos armados y que es un cometido legítimo?
    Lo digo porque si no es legítimo que los diplomáticos hagan su trabajo, podíamos eliminarlos de los presupuestos generales del Estado y darles un cursillo de tácticas militares y seguir pegandose duro hasta que no quede ni un enemigo.
    De todas formas, Ricardito, estás en plan pasteleo y no te va…

  8. Lazarillo dice:

    La cosa va bien y el PP empieza a enterarse. Quería elecciones para el año en curso y le van a dar. Yo he preferido hoy polemizar con Cataluña desde esta Castilla nuestra. Amable y cordialmente como verás. El asunto da para la charla a muchas voces. Cuento contigo.

  9. Imperialista dice:

    Oiga don Ricardo, que yo no he preguntado eso. Y sabe perfectamente que esa no es la cuestión. Por lo que veo está mas cerca de la fase 3 que de la fase 2.

    ¡¡¡Independencia de Euskalherría ya, pero ya, pero ya!!!! Y a los terroristas que los hagan funcionarios.

  10. Lo siento, Imperialista, pero he respondido bien a su pregunta, porque usted pregunta si los atentados del otro día son una muestra de que la violencia ha concluido. La respuesta es no. Pero es que no ha empezado ningún diálogo.

    Para Gatopardo: lo de ETA no es una guerra es el ataque a un estado democrático, por lo tanto lo que se puede negociar con ellos es muy limitado. No es afortunada la comparación con el trabajo de los diplomáticos.

    Para Lazarillo: He leido su nota sobre Cataluña. Pero es que está tan llena de futbol que me ha producido sarpullisod. Soy alérgico al deporte y a las aspirinas, ¿sabe usted?

  11. joaquim dice:

    A ver: Si desde que se inauguró la democracia en 1977 el franquismo “sociológico” ha podido seguir disfrutando en garantizada impunidad de cuanto robaron luego de haber provocado una guerra civil que costó medio millón de muertos, otro medio millón de exiliados y quizá otros tantos encarcelados…¿Cómo se le va a negar ese borrón y cuenta nueva al “etarrismo sociológico” una vez dejen las armas sus “militares” (terroristas, al igual que los del 18 de julio de 1936), cuya letalidad y rapiña han sido notablemente inferiores en comparación con las franquistas?

  12. Antonio dice:

    Ciertamente la moción está bien redactada, se digiere bien incluso para los que tenemos el estómago sensible. Ninguna objeción al texto.

    Ante el hecho terrorista, de raices independentistas, es su estado actual son posibles al menos dos actitudes:

    – Palos sin tregua, y que sean los elementos represivos los que fuercen a la aplicación de la misma ley que nos obliga a todos. Esta solución no comenzó a dar frutos hasta que los paises vecinos se comprometieron a ello y los principales partidos adoptaron una posición unánime de rigor.
    Esta táctica solo tenía su crítica en aquellos partidos que tenían sus bases electorales allá donde existían reivindicaciones separatistas.

    – Oferta permanente de diálogo, manteniendo cauces que hagan creible la apuesta por resolver el problema fundamental. Esta solución – hasta donde yo sé – jamás ha dado fruto alguno (los “polis-milis” no abandonaron las armas por diálogo, sino por un convencimiento interno de que la lucha debía continuar desde las intituciones de la democracia).

    Este gobierno bisoño, animado por los éxitos de una forma ladina de hacer política que ZP cultiva desde sus orígenes castellanos, piensa que esta política de gestos puede hacer menguar el apoyo social que el terrorismo tiene en su tierra. Puede que tenga razón y que haya llegado el tiempo de este tipo de acciones.

    En todo caso, y aquí veo las señas de este Gobierno, si las cosas no salieran bien, si hallaramos más sangre por el camino, siempre se puede cultar al PP de ello.

    En mi opinión, esta forma de gobierno tiene tremendos riesgos. Debemos asumir que hemos elegido a nuestros gobernantes y confiar en ellos. Pero creo que ellos deben reconocer las circunstancias excepcionales que les han permitido gobernar y hacerse dignos de nuestra confianza.

  13. Imperialista dice:

    Don Ricardo, yo no he preguntado eso que dice que yo he preguntado. Pero sigue sin responder a las preguntas 1 y 2 -las más importantes- y a la 4 -que lo es aún más-. La 3 era la menos importante, sin duda, y la más sencilla de responder, claro. No va a contestar, ¿verdad?

    Al joaquim ese, PRRRRTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT!!! (pedorreta)

  14. Las preguntas de Imperialista:

    1. ¿Qué van a negociar?
    El abandono de la violencia por parte de los terroristas de ETA sin contrapartidas políticas, es decir, sin tocar el ordenamiento constititucional ni la organización territorial del estado.

    2. ¿Qué van a dialogar?
    La forma en que abandonan la violencia y cómo se reintegran en la sociedad las personas que han decidido abandonar las armas como instrumento político.

    3. ¿Qué se entiende por “la violencia ha concluido”? ¿los atentados de ayer entran en esa categoría?´

    Creo que esto ya lo he contestado.

    4. Si tienen esa falta de legitimidad para imponer cualquier idea, ¿la tienen para negociar, dialogar con “los representantes legítimos de la voluntad popular”?

    El texto no dice eso: el texto dice con los representantes del estado, y no habla ce los representantes de la voluntad popular, pero bueno. En cuanto a la legitimidad, ha de saber que los poderes del estado hablan y negocian todos los días con delincuentes en proceso de rehabilitación, que es lo que se pretende, porque el primer paso para que todo esto pueda comenzar es la voluntad abandonar la violencia.

  15. Gatopardo dice:

    Hay cierta tendencia a inventar lo que otro dice, y eso produce conversaciones subrealistas: que yo sepa Ibarretxe no es de ETA y todos sus votantes tampoco, Ricardito, y ni siquiera me creo que toda la izquierda abertxale sea etarra. Pero quizás es que yo me creo pocas cosas.
    Durante el gobierno del PP se ha demonizado al PNV y la izquierda abertxale y se han limitado las relaciones institucionales dejando que el diálogo y los acuerdos se esfumen hasta convertir a un socio leal -que lo fue durante muchos años- en un adversario cabreado que no tiene más remedio que buscarse novia en otro barrio.
    Y como sigamos criminalizando a quien se salga de la ortodoxia… cualquier día inauguramos una renovación de la época Mac Carthy en España…
    Contéstale a Imperialista.

  16. Lo siento, Pirracas, pero no te he entendido ni una palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.