Ante el 18-J y el 26-J : La iglesia de los pobres y la otra

Posted · Add Comment

Un día de hace ya algunos años, Nicolás Castellanos, obispo de Palencia, cargado de madurez y razón, dejó su diócesis y aventuró su ministerio en uno de los países más pobres de América, Bolivia, cuyo drama social hemos conocido mejor estos días con motivo de las revueltas populares. Como no podía ser menos, esa evangélica aventura le ha permitido a monseñor Castellanos sentirse venturoso.

Sigue en Diario del Aire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.