Aquilino y Belcebú

Posted · 30 Comments
Hacen falta más exorcistas, según el experto del PP

Que digo yo que si tienen ustedes tiempo y ganas lean esta interesante ponencia, conferencia o lo que sea firmada por el experto del PP Profesor Doctor Aquilino Polaino acerca del interesante tema “Psiquiatría y posesión diabólica”, y publicada en la prestigiosa web “Posesión y exorcismo” que tiene incluso un foro privado para exorcistas, que siempre viene bien, porque nunca sabe uno dónde va a tener que poner en práctica sus conocimientos sobre la materia, especialmente desde que el tripartito se ha hecho con el control en Cataluña y zETAp hace lo posible por convertir a España en un sindiós. Todo ello por no hablar de Galicia, cuya salvación pende de un hilo. En su ponencia, que insisto, deben leer ustedes, el experto del PP sostiene verdades atinadas e indiscutibles como la siguiente:

Me refiero, claro está, a la escasa sensibilidad existente entre muchos creyentes respecto de ciertos factores relacionados con lo demoníaco. De hecho, hoy en el demonio se cree muy poco y por poca gente. Esta insensibilidad afecta no sólo a los sacerdotes en general, sino también a los obispos. De hecho, la figura del exorcista es casi inexistente en la mayoría de las diócesis españolas o, de existir, es desconocida por casi todos.
Se comprende – aunque ello no lo justifica- que haya cierto silencio de unos y otros sobre este particular. En primer lugar, porque muy probablemente su incidencia es en realidad muy excepcional en la población genral. Pero, también, en segundo lugar, porque su contenido puede ser con toda justicia calificado hoy con el etiquetado de lo “políticamente incorrecto”.

¡¡¡Exorcistas en todas las parroquias ya!!!

30 Responses to "Aquilino y Belcebú"
  1. JKDLEE dice:

    ¡¡¡cómo se echa de menos esa imagen en el foro del zapatazo!!!!!!!

  2. Me banearon en un alarde de liberalismo sin descanso, don JKD.

  3. Mikimoss dice:

    Esto ya es hacer leña del arbol caido. ¿Es que acaso el tipo este no esta ya desacreditado para los restos? Hay que ver, y sin merecerselo eh…
    jejejej

  4. ciudadanocero dice:

    Pues los de hazteoir le van a hacer un mártir de la “caza de brujas” emprendida por el lobby rosa.

    Ricardo, ¿no dices nada del “e-referendum”?

  5. RicardoRVM dice:

    Ciudadanocero, quizás le parezca a usted un poco desinformado, pero so sé de qué me habla.

  6. ciudadanocero dice:

    Por cierto, estoy oyendo una entrevista en la página de la SER de un paciente de Aquilino.

  7. Jesús dice:

    Este es el “científico” que ha presentado el PP. Bueno es que caigan las máscaras para que todos sepamos exactamente de que estamos hablando. ¡Gracias Polaino!(…o Polonio, o Polanco, o como se llame este señor…)

  8. ciudadanocero dice:

    http://www.periodistadigital.com/periodismo/object.php?o=97941

    El Foro (del espectador) fue objeto de un resportaje con cámara oculta emitido por Crónicas Marcianas a finales de 2004 en el que la presidenta de la asociación, Ascensión López, sugería una cura para los homosexuales: “yo conozco un médico, el Dr. Aquilino, que si eres homosexual, te lo cura como una cojera”.

  9. TAHIRA dice:

    Estos “especialistas”, ¡qué rebuscados! ¿Para qué queremos más demonios que Bush y sus adláteres y para que más acciones diabólicas que el neocapitalismo liberal? Ahí es donde está el Mal con mayúsculas, en un sistema que a diario asesina a millones de personas y condena a la miseria a dos tercios de la humanidad. El gran Satán, el patriarcado

  10. karbunco dice:

    Extraído de otro foro:

    Me ha encantado cuando la he leído, me la manda un amigo que sufrió mucho por este tema. De hecho, tuvo que esperar a que murieran sus padres para poder irse a vivir con la persona a la que ama.

    CARTA DE UN HIJO GAY A SUS PADRES
    ¡Queridos padres!
    Saben que no me gusta discutir con ustedes, y que los desentendimientos entre nosotros también para mí son desgastantes y muchas veces dolorosos. Me cuesta mucho hablar con ustedes acerca de mí en forma tranquila y sensata. Por eso prefiero escribir.
    Es mi deseo que nos conozcamos mejor, porque yo soy su hijo y existe una unión entre nosotros, aunque en el momento les resulte difícil porque soy homosexual.
    Sé que desean que funde una familia y les dé nietos, y que llegue a ser una persona decente y respetada. Las cosas serían mucho más fáciles para todos nosotros si no fuese homosexual, pero lo soy.
    No sería bueno para mí, y me deprimiría y enfermaría, si debiera vivir de modo distinto al que estoy viviendo. Por favor no traten de persuadirme a tener sentimientos que no tengo. Tampoco traten de que yo elimine sentimientos que poseo y que son buenos y honestos.
    No puedo prometerles nietos, tampoco las personas heterosexuales desean, a veces, tener hijos o no pueden tenerlos. Pero podría encontrar a una persona que sea tan buena, respetable, honesta, digna de confianza y tierna que me permita convivir en una unión que también ustedes podrían respetar, porque es humana y honorable. No me perderían, sino, al contrario, podrían integrar otro miembro a la familia al que, tal vez, lleguen a querer. Confíen en que siempre respetaré los valores que ustedes me han transmitido.
    Soy homosexual. Acéptenlo, acéptenme como soy. Déjenme mi sexualidad, mis sentimientos, mi amor. Temo que podrían quererme menos, se podrían apartar de mí, me podrían expulsar, porque yo deseo vivir de acuerdo a mis sentimientos. No me entiendan mal, porque no los quiero presionar al imponerles algo que todavía no están en condiciones de aceptar. Solamente les pido no cerrar los ojos y escucharme. Tenemos tiempo de aproximarnos mutuamente. Deseo que nos entendamos mejor y no nos lastimemos inútilmente.
    Puedo imaginarme que el tema de la homosexualidad, ahora que ustedes y nuestra familia están confrontados con él, tal vez los haga sentir muy molestos, porque les causa miedo y se sienten inseguros con él.
    Veo la suciedad y el sensacionalismo en los diarios y otros medios, escucho los rumores y la charlatanería de los vecinos. Las personas saben muy poco sobre la homosexualidad, a pesar de que ya existen algunos libros que dan información objetiva y adecuada. Ustedes deberían escuchar a personas especializadas y buscar contacto con homosexuales o personas que aceptan sin problemas a otras que son distintas.
    Si hay conocidos que me menosprecian secretamente, aunque no haya hecho nada malo, si no se toman el trabajo de comprender, si olvidan todo lo que había y hay de bueno en mí, entonces no pertenecen al grupo de personas que deseo que sean mis amigos. Sentiría una gran desilusión si el miedo que ustedes puedan sentir ante habladurías fuera mayor que el amor hacia mí.
    Para mí la sexualidad es un campo en el que todos deberían tener su libertad personal. Yo me la tomaré, aunque por ello experimente el rechazo o aún el desprecio de algunos. Esto me lo debo a mí mismo, y, después de todo, hay unas cuantas personas que me aprecian como soy, y por lo que soy.
    Ustedes no deben buscar causas por las que justamente su hijo resultó ser homosexual. Nadie tiene la idea de pensar en su necesidad de sueño o sus comidas preferidas. Pienso que aceptamos lo que nos parece normal, y nos hacemos problemas solamente por aquello en nosotros que resulta desagradable no tanto a nosotros mismos, sino a los demás. Yo mismo no sufro al ser homosexual. Es mi oportunidad de amar y ser feliz. Pero me dificultan mi vida las otras personas que se sienten molestas innecesariamente.
    No me cuelgo voluntariamente un cartel al cuello y tampoco hiero por gusto no más la sensibilidad de otras personas, pero no veo nada malo en intercambiar miradas enamoradas y sensuales o de pasear por el parque, o también tenerse de la mano o darse un beso. Incluso todos hacen esto especialmente para la alegría de los espectadores. “Qué linda pareja” dice la gente. Pero al fin y al cabo siempre es lindo cuando las personas se aman, se desean y expresan esto también en palabras y gestos.
    Me haría muy feliz si ustedes, mis padres, me apoyaran y ayudaran a fortalecer mi autoestima. Los pequeños pinchazos de la vida diaria me llegarían o lastimarían menos.
    Naturalmente no puedo pedir nada de ustedes, así como ustedes tampoco de mí, puesto que cada uno tiene su vida propia por la que es responsable y que solamente él mismo puede vivir.
    Ustedes me han dado la vida y me han criado. Fue una época en que yo dependía en todo sentido de ustedes.
    Ustedes han cumplido en forma maravillosa la responsabilidad que habían asumido luego de engendrarme.
    Por esto les estoy muy agradecido. Ahora llega el tiempo en que comienza mi vida propia, independiente, controlada por mí mismo. Me gustaría hacerlos participar de ella. Pero si no debo dudar de vuestro interés y vuestro amor, entonces tampoco deben poner condiciones que yo no puedo cumplir sin mutilarme. Yo tendría que abandonarlos o morir. No me quiten la vida que algún día me han regalado, ni el derecho a la autodeterminación. No deseo ser desagradecido, y creo que no lo soy.
    Cuando yo nací ustedes alentaron determinadas ilusiones sobre mi persona. Deben tener en cuenta que esto no fue ni es justo, porque ustedes no me podían preguntar si yo deseaba cumplir con sus ilusiones, e incluso si estaba en condiciones de hacerlo. Y yo tampoco podía contestarles. Debe ser un gran desengaño para ustedes si les quito una ilusión. Conozco el dolor por ilusiones que mueren, pero también sé qué liberador y reconfortante es cuando son reemplazadas por sueños realizables.
    Ustedes y yo podríamos soñar y realizar juntos uno de estos sueños, del mejor modo que podamos. ¿No les parece?
    No han hecho nada mal, ni son culpables de nada, pero tampoco son simplemente víctimas. Si les pudiere reprochar algo, sería, solamente, el hecho de que han seguido la tradición que es obligación de los hijos obedecer a sus padres y cumplir con sus expectativas. Expectativas que a su vez han sido transmitidas por sus propios padres. A través de mi propia experiencia conozco cuán tremendamente difícil resulta interrumpir la eterna cadena, la cadena que consta de preceptos y prohibiciones, de castigos en palabras y golpes, de obligación y obediencia, y del miedo a no ser suficientemente bueno y de perder aquel amor ficticio que solamente aparenta ser un amor, y que evidentemente está atado a la obediencia. Generaciones antes de nosotros han vivido según esta tradición, y seguirán viviendo de este modo generaciones futuras.
    A la culpa le corresponde un delito, y al delito una víctima. No me siento dañado ni engañado por mi homosexualidad. En este sentido no tengo motivo para quejarme. También las personas heterosexuales viven desilusiones en sus amores, o provocan incomprensión o rechazo por parte de su entorno debido a su propio carácter.
    En mi opinión ustedes me han dado un verdadero ejemplo de relación entre varón y mujer. A pesar de ello, soy homosexual. Mis hermanos no lo son.
    No puedo detectar ninguna diferencia entre mí y otros representantes de mi sexo. Con excepción del objeto de mi deseo, tampoco soy atípico en mi comportamiento sexual. No me parece importante diferenciar psicológicamente los modos de pensar femeninos de los masculinos, puesto que no aparecen con tal pureza. Se dice que las mujeres son más sentimentales, sensibles, intuitivas, estables en sus sentimientos, pasivas en sus relaciones. Los hombres representan todo lo contrario. Yo no comparto esta opinión. Todo lo que veo como específicamente femenino o masculino, lo encuentro en mí mismo, en ustedes y en otros, indistintamente en hetero u homosexuales, y en forma más o menos determinante de acuerdo con su sexo biológico.
    Esto es una condición recomendable para que hombres y mujeres puedan entenderse y relacionarse mutuamente. En la medida en que ustedes se esfuercen en detectar y aceptar sus propios componentes correspondientes al otro sexo y sus sentimientos de íntima y cariñosa amistad hacia el propio sexo, ya no se sentirán agredidos por mi sexualidad en su femineidad y masculinidad. Ustedes están bien como son, y yo también.
    Seguramente les habrán enseñado que la homosexualidad es un pecado antinatural. Esto no es cierto. Yo vivo de acuerdo con mi naturaleza y no dejo de pertenecer a Dios. No me gusta mucho expresar la siguiente comparación, pero también en el reino animal desde los helmintos hasta las hienas y los gorilas existe la homosexualidad. El concepto de “antinatural” relacionado al comportamiento animal me parece absurdo. Además no es suficiente ver la sexualidad humana solamente en relación a la procreación. También existe para expresar sentimientos que no pueden expresarse solamente en palabras, y sirve al propio placer y a la complacencia del otro.
    No tiene sentido si hoy en día alguien aplica el argumento medieval de la función procreativa contra la homosexualidad, puesto que mientras tanto la procreación del ser humano ha llegado a ser más bien un factor secundario del placer, y no al revés. Nadie prohibirá seriamente a mujeres y varones heterosexuales estériles el derecho a la sexualidad.
    ¡Queridos padres! Soy homosexual. Acéptenlo, acéptenme como soy. Déjenme mi sexualidad, mis sentimientos, mi amor. Y vean también todo lo demás en mí, puesto que soy una persona con muchas facetas.
    No me entiendan mal: no quiero presionarlos a aceptar algo que todavía no pueden aceptar. Solamente les ruego no cerrar sus ojos y escucharme. Tenemos tiempo para aproximarnos el uno al otro. Deseo que aprendamos a comprendernos mejor y no lastimarnos innecesariamente.
    Hay tanto para descubrir mutuamente, para aprender el uno del otro, para experimentar juntos y luego compartir. Soy feliz pensando en una vida cerca de ustedes.

    Vuestro hijo.

  11. karbunco dice:

    CARTA DE UN HIJO GAY A SUS PADRES
    ¡Queridos padres!
    Saben que no me gusta discutir con ustedes, y que los desentendimientos entre nosotros también para mí son desgastantes y muchas veces dolorosos. Me cuesta mucho hablar con ustedes acerca de mí en forma tranquila y sensata. Por eso prefiero escribir.
    Es mi deseo que nos conozcamos mejor, porque yo soy su hijo y existe una unión entre nosotros, aunque en el momento les resulte difícil porque soy homosexual.
    Sé que desean que funde una familia y les dé nietos, y que llegue a ser una persona decente y respetada. Las cosas serían mucho más fáciles para todos nosotros si no fuese homosexual, pero lo soy.
    leerla completa en: http://www.nodo50.org/foroiu/viewtopic.php?p=3860#3860

  12. karbunco dice:

    Akilino politoxicómano, deberáin analizar las “sustancias” que consume este individuo entre horas para llegar a tan esperpénticas afirmaciones

  13. lipe dice:

    Solo un detallín, no muy importante, pero bueno: Aquilino da clase en la Complu sino en la CEU-San Pablo, adscrita a la Complu

    http://www.el-mundo.es/universidad/2005/06/21/actualidad/1119376164.html

    http://www.uspceu.com/WEBPROFESOR/apolaino_fhum_01_01.html

  14. Zeppo dice:

    ¿Exorcistas en las parroquias?

    ¡¡NO CON MI DINERO!!
    ¡¡NO EN MI NOMBRE!!
    ¡¡SOLO SI EXORCIZAN PRIMERO A ZAPLANA!!
    ¡¡MISERABLES!!

    (Joder, debo estar poseido)

  15. Imperialista dice:

    Pues para mí que don Aquilino lleva razón en lo de los homosexuales.

  16. suleo dice:

    Sepa usted personaje fabulesco que se hace llamar imperialista, que estaria bien que de vez en cuando y como contrasentido seria util que diera argumentos a sus teorias. Lo digo para que los que nos reimos con sus comentarios brabucones,viriles y castizos entendiesemos de una vez por todas si realmente escribe tras las devanaciones de su cerebro o al dictado de algun ultra borrachin seguidor de Anita Botella y sus legionarios de cristro.

  17. Zeppo dice:

    Dice Imperioso, dice: “Pues para mí que don Aquilino lleva razón en lo de los homosexuales.”

    Coincido con Imperioso pero solamente si sustituimos el término “homosexuales” por el término “fachas”. Bastante más tarados, dónde va a parar. Y más dañinos: miren a Bono y a Carrillo (lamento no recordar el nombre del ínclito autor de la insigne obra “Me cago en Dios” que también fué objeto de un intento de asesinato por el santo oficio).

  18. Imperialista dice:

    Bueno, que se acumulan las respuestas:

    Para suelo:
    1. Darle a usted argumentos es como dar de comer margaritas a los gorrinos, no lo entendería. Doña Ana, bien, gracias. Y los legionarios, mejor, cada día más.

    Para memoZeppo:
    1. Nadie te ha pedido tu opinión.
    2. Una vez que las ha dado, me vas a permitir que la califique de soplapollez como, por cierto, el 102% de las cosas que dices, lo cual tiene su mérito.
    3. De tarados debes entender mogollón. Basta con que mires en tu interior para escribir tres tomos.
    4. Bono y Carrillo. Carrillo y Bono. Pues si los han pegado que los ingresen en el Severo Ochoa, y por urgencias.
    y 5. ¡¡¡¡ARRIBA ESPAÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑÑAAAAA!!!

  19. suleo dice:

    Imperialista´s club, tontos al por mayor s.a

  20. ZetaPe dice:

    Parece que a nadie le importa que la experta que el PSOE puso a continuación de Polaino fue denunciada por estafa

  21. Kiku dice:

    ¿Que es la Religión, sinó un invento humano, debido a la necesidad de controlar a las masas?

    El “demonio” tal como lo entendemos ahora no es sinó un intento de la Iglesia del siglo III o IV de desprestigiar la adoración a los dioses/as paganos adorados hasta entonces.

    Como puede alguien con estudios y una supuesta cultura, creer semejante memez, aunque visto el
    ejemplo de imperialista, empiezo a cuestionar mi ateismo, esta poseido por los espiritus de Carrero Blanco, Blas Piñar y su añorado Paquito.

  22. Zeppo dice:

    jijijiji Imperioso levante el ánimo hombre, que todavía tiene arreglo. Lo malo si no gana Fraga, que me parece que no ha ganado. Lo demás tiene arreglo. Pfffffffffff.

  23. Mikimoss dice:

    ZetaPe dixit:
    “Parece que a nadie le importa que la experta que el PSOE puso a continuación de Polaino fue denunciada por estafa…”

    Pues la verdad es que no importa. En primer lugar la experta del PSOE no está condenada por delito alguno y en segundo la comisión requería su opinión como experta en psicología evolutiva y no para dar explicaciones por que alguien la relacionara en algún chanchulleo en el tema de la adopción. Mientras que las tesis de Polaino carecen de respaldo científico alguno, a la señora María del Mar se le lanza un nefando ad-hominem, algo bastante habitual por parte de la derecha.

  24. Imperialista dice:

    Kiku, no eres ateo: eres bobo.

    MemoZeppo: ya tiene a otro héroe para peláresla. Carod, Zerolo y ahora Anxo. 21000 millones que pide el pollo. A ver si le limpias bien el sable y rebaja la tarifa, haga algo por ESSSSSPAÑAAAAA!!!!!!

    Minimoss lleva toda la razón. Ahí tiene usted a Hannibal Lecter: melómano y antropófago. Si alguien le pide su opinión por una versión del Clave Bien Temperado, de J.S.Bach estará completamente autorizado pero deberá tener cuidado por si se le come la oreja. Es usted un monstruo argumentando. ¿No será asesor de Simancas usted, verdad?

  25. kiku dice:

    Imperialista, prefiero ser un bobo, a tener el cerebro lavado.

    España, Una (la que poneis en ridículo cada vez que gente como tú suelta sus ladridos)

    España, grande (tan grande como tu estupidez y tu intolerancia)

    España, libre (libre de parásitos como tú)

  26. ZetaPe dice:

    Zeppo dixit Mientras que las tesis de Polaino carecen de respaldo científico alguno….

    En la declaración de Aquilino Polaino se mencionan VEINTIDOS estudios científicos. El Senador Conde Bajén añadió dos estudios más.

    1. Describen y perciben al padre durante la infancia como un padre hostil, distante, violento o alcohólico: Aperson (1978), Bene (1975), Sipoa (1983), Vilar (1988) y Fisher (1998).
    2. La madre es percibida como sobreprotectora más por los niños que por las niñas que al llegar a adultos tiene conducta homosexual: Vider (1971), Norton (1979) y Nicolós (2004)
    3. La madre es considerada por su hijo como necesitada de afecto, fría y muy exigente. Fitz Gibbons (1999)
    4. La madre es percibida por su hija lesbiana como emocionalmente vacía: Bradley (1979) y Eisenwood (1982)
    5. Los padres no fomentaron la identidad ni la identificación del niño con el propio sexo: Zucker (1995)
    6. Los chicos renuncian a los juegos violentos: Friedman (1987) y Haven (1967)
    7. Hay ausencia de identificación con sus iguales del mismo sexo: Thomson (1993)
    8. Fobia social o timidez extrema: Goldwing (1993)
    9. Pérdida del padre por muerte o divorcio o la separación de uno de los padres durante una etapa crítica del desarrollo: Suker (?)
    10. Depresión grave: Ferguson (1999)
    11. Aumento de la idea de suicidio: Herrer (1993-2003)
    12. Crisis de ansiedad generalizada, una mayor propensión al consumo de drogas, aparición de trastornos de conducta, especialmente durante la adolescencia, o trastornos de personalidad graves: Parry (1993) y de Cruenco (1987-2001)
    13. Aparición de esquizofrenia: Gosiork (?)

    Además, y sin citar trabajos concretos: hay ausencia de empresas motoras, especialmente de aquellas relacionadas con la práctica de deportes violentos y masculinos -hay trabajos al respecto pero no entraré en ellos-. Hay una incapacidad para defenderse físicamente de sus compañeros iguales en situaciones de violencia. Pueden haber sufrido en la temprana infancia abuso sexual o violación por padre, madre o algún familiar. En eso la colección bibliográfica, incluida mi experiencia en España es muy abundante. Con arreglo a los datos de que dispongo podría decir que casi el 30 por ciento de las personas que he visto han sufrido estos problemas…[…] trastorno obsesivo compulsivo, que casi alcanza a un 45 por ciento de la población estudiada…

    Disculpa, pero basándome en los “inexistentes” trabajos mencionados anteriormente veo que sí existe una demostrada tendencia a lanzar argumentos ad-hominem contra quien defiende tesis contrarias, con lo que la veda queda abierta… ¿o no?

  27. irichc dice:

    ¿Qué distingue el amor de la amistad?

    El amor tiene tres requisitos: ánimo de perpetuidad, intención de reciprocidad y suficiencia. Si reúne los tres, es amor perfecto, ya sea en grado familiar, erótico, altruista o místico. Vale para las cuatro categorías, y eso es lo que se le debe exigir a toda definición solvente.

    El amor es el afecto máximo al que puede llegar el hombre, pero a su vez se incrementa según la dignidad del objeto al que va dirigido y el grado de contingencia del acto de amar. Cuanto más contingente, tanto más sublime. Así, el amor del parentesco es el más bajo, porque no se elige en absoluto, sino que viene dado necesariamente en cualquier hombre desde la cuna; el amor erótico es intermedio, porque, pese a ser libre, viene impulsado por la inercia sexual; acto seguido, el amor altruista o caridad es el que menos condicionantes tiene; el amor místico, por último, es el más contingente, ya que resulta totalmente gratuito.

    El amor, pues, en cada uno de sus ámbitos, es el afecto que reúne esas tres características. A la amistad, en cambio, que es más débil, le bastan sólo dos: la intención de reciprocidad y la suficiencia.

    Ninguna amistad se plantea como perpetua. La amistad es la comunión de ideales, y se pierde cuando ésta desaparece. Nadie suele salir traumatizado por ello: es lógico que suceda, y así como se ha creado se destruye, habida cuenta de que está subordinada a la ideología.

    Entonces, ¿por qué el sexo con un amigo degrada y desvirtúa la amistad? ¿No es éste un elemento de perpetuación no sólo material, sino también emocional? Sin duda. Ahora bien, el problema del sexo en el hombre, ser escindido, es que puede implicar una perpetuación física en la descendencia y emocional en la conciencia, pero sin sentimientos de afecto duraderos, ordenados a fines, que creen una comunión de almas. El soporte ideológico de la acción cede, pues, ante el biológico de la pasión. De este modo se arruinaría la amistad y el amor por el mero hecho de copular con aquellos a los que llamábamos amigos. Es el defecto espiritual de la promiscuidad, que busca siempre mezclarse con lo más bajo, en lugar de formar una unidad superior.

    También se da una dificultad análoga cuando hay perpetuación emocional y sentimiento duradero, pero imposibilidad física absoluta de perpetuar nada. En este caso la amistad, que es intelectual, también queda corrompida y el amor, que integra una dimensión carnal, burlado. Es el defecto de la homosexualidad y de toda especie de filia erótica. Pero, al progresar el ser humano desde lo sensual hasta lo inmaterial, de lo tangible a lo intangible, hallamos que cuando se da esta carencia es prácticamente necesario que se dé la de la promiscuidad, que representa la imposibilidad de humanizar la vida.

    El amor puede comprender la amistad, es decir, la comunión de ideas, pero ello no es así necesariamente. Por eso hablamos a veces de “amores imposibles”, aunque amores, al cabo.

    No os engañéis: amistad y amor sólo se distinguen por la nota de la perpetuidad. Una amistad que se quiera perpetua es amor, y un amor de simulacro, sin vocación de permanecer, no es más que una instrumentalización sexual de la amistad, que en el caso típico depende de las ideas, no de la líbido.

    El amor de los homosexuales no tiene vocación de permanecer, y ello no es una casualidad, ya que es un amor naturalmente estéril. No tiene que extrañarnos que en la mayoría de casos también sea sentimentalmente estéril, salvo quizá para los que creen en la total independencia del espíritu sobre el cuerpo, los mismos gnósticos que han sido vomitados por la filosofía y por la historia.

    La amistad sólo es suficiente cuando depende de las ideas, que son intrínsecas al hombre. Pero cuando depende de factores externos no es suficiente ni tiene ánimo de perpetuidad. Es una asociación de conveniencia que, de manera eventual, provoca una relación de afectos simpáticos con carácter mutuo.

    Pensemos, para finalizar, en la forma más baja posible de afecto hacia otra persona, lo que vendría a ser un anti-amor. Hagamos que las tres propiedades antes mencionadas se contravengan por completo; imaginemos un sentimiento que no quiere perpetuarse, ni ser correspondido, ni es buscado por él mismo.

    Las prostitutas, por ejemplo, rechazan la descendencia, no les interesa lo que sus clientes sienten y no buscan la unión sino por dinero o placer. Añado que el placer no es un fin, pero sí puede serlo el incremento del placer, no obstante sea un fin sin bordes, una suerte de nirvana o disolución del yo.

    Observad que el llamado amor entre homosexuales es idéntico al amor de las prostitutas: no quiere perpetuarse carnalmente, porque sabe que es imposible; no les interesa el afecto del otro, ya que ellos mismos tampoco lo profesan; por último, una vez que el amor ha sido excluido, sólo pueden buscar la unión por algún motivo distinto, que hace de su relación algo deficiente y dependiente; lo que solemos llamar un vicio, como beber o drogarse.

    O, en términos más esquemáticos:

    1) No hay perpetuidad real posible, ergo tampoco intención consciente de perpetuidad;

    2) No hay amor por parte propia (ya que falta al menos uno de sus elementos), luego tampoco se espera recibirlo del otro; y

    3) No hay un afecto autónomo, que se baste a sí mismo, sino un afecto subyugado a una pasión, una racionalización, en definitiva.

    De lo que se concluye que la homosexualidad no es una carencia simple, sino múltiple y en efecto dominó, que repercute en todo el ser.

    Saludos.

    Daniel.

    http://www.miscelaneateologica.tk

  28. Cuesc dice:

    Homosexual= enfermo mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.