Un amable lector me envía un correo electrónico que, por su interés y porque me da la gana, como en otras ocasiones, reproduzco. Quiero llamar la atención sobre el dominio de las normas de puntuación de la lengua española que tiene el amable corresponsal, así como sobre el alto grado de conocimientos históricos que manifiesta y la profundidad y el calado de su análisis político. Léan la carta, que aprenderán mucho.

Navegando entre noticias y blogs, he llegado a la suyo, que seguramente es uno mas de la izquierda mas sectaria, insustancial e inculta de Europa. La propia entradilla, que pretende ser irónica y graciosilla, es harto definitoria, claro que renovando los términos.

“Con lo que ha quedado de la orgía que organizó la horda en Moscú con nuestro oro, el Presidium del Soviet Supremo de la URSS me paga un indigno fondo de reptiles para que escriba estas ponzoñosas columnas plagadas de rencor antiespañol. Aquí las tienen ustedes”.

Usted sabe mejor que nadie que desearía, que el Presidium del Soviet Supremo de la URSS gobernara el mundo, también usted sabe mejor que nadie, puesto que pertenece a la izquierda antiespañola, lo mucho que odia a España. Creo que este es su currículo: Partido de los Trabajadores de España-Unidad Comunista que mas tarde se integró en el PSOE. En 1993 ingresó en Izquierda Unida y en 1998 llegó a ser concejal por este partido de extrema izquierda en Las Rozas. En la actualidad es jefe de prensa de un Ayuntamiento de la comunidad de Madrid.

Usted hoy en día pertenece a la prole progresista, que tilda de fascista a todo lo que se mueve que no se ajuste a los criterios estandarizados muy hábilmente, por toda la máquina propagandística Comunista-Socialista, con la ayuda del dañino imperio mediático que mas estragos está haciendo a España, o sea PRISA. La historia antidemocrática (pese a la propaganda) de los comunistas, y del propio PSOE no deja lugar a dudas. Vuestro peligro radica en que aprovecháis la libertad, habláis de ella como un tótem, para luego cuando la ocasión sea propicia, dejarnos sin ella. En un escenario como Occidente, dónde ha fracasado estrepitosamente el socialismo, hay que reconoceros que mentís muy bien y hacéis una excelente propaganda.

Vuestros comentarios son de una inanidad y estulticia propia de quién todas las mañanas cuando se levanta se unge con el pestilente incienso laico que reparte el botafumeiro del grupo PRISA. Entonces por arte de magia, formáis una secta autodenominada progresía. Abundais en dogmas enternecedores e infantiles. Tal es el caso de la inmaculada concepción colectiva de los progres, donde quién no es uno de ellos es un fascista. Esta estupidez, tan propia de vosotros se ha convertido en una norma de conducta, de cuanto mamarracho sectario se autodenomina progre.

Todos vosotros sois comprensivos y estáis acomplejados ante los nacionalismos periféricos, y con un odio patológico ante la idea común de España, después de mas de 20 años de constitución, lo único que se os ocurre es asociar a España como nación con un concepto residual y fascista, como si la historia de España se redujera a los últimos 60 años.

Sois una legión de izquierdistas, unos de salón, otros de trinchera y otros adoctrinados en todas las “checas” ideológicas que aun persisten, que no podéis perdonar que hace 60 años, por no consentir que la tiranía comunista, y que nacionalistas de medio pelo siguieran adelante, se os parara los pies. Esta panda de bolcheviques, descendientes de aquellos se ocupa ahora de la abyecta labor de destruir España como nación, encabezados por un imbécil que preside el gobierno que le tocó en la lotería de la muerte del 11M.

La izquierda española, añade en su debe a los males de la izquierda europea, que es la mas mezquina, inculta y sectaria del continente. Lo que tenéis en
común con el resto, es que formáis una secta universal, donde todos sus ínclitos miembros, os auto concedéis una especie de impunidad moral, tenéis una inmaculada concepción de vosotros mismos, y quién no es uno de vosotros es un podrido capitalista o un fascista. Teniendo en cuenta que sois unos farsantes, mas adictos al capitalismo que nadie, que oficiáis como burguesitos acomodados, pero os mostráis como bolcheviques de salón, no es de extrañar que concedáis todas las gulas de lo políticamente correcto.

El PSOE y los comunistas no sois de fiar. Sois maestros en la propaganda y la agitación social. Domináis por herencia todas las estratagemas que hicieron posible la tiranía del comunismo en muchos países, y las aplicáis siempre que podéis con mayor o menor eficacia.

Vuestro denostado Jiménez Lozanitos os tiene tomada la medida, sin ningún tipo de complejo. Como el ha pasado por ahí (si no estuvo en el partido en el que usted militó, en otro muy parecido), lo mismo que Alonso de los Ríos, o Pío Moa, os conocen como si os hubieran parido, y no conceden la mínima cesión a vuestro fraudulento montaje.

De acuerdo que es exagerado, pero estoy seguro que es mas honesto ideológicamente, que el 90 % de esta caterva de hipócritas defensores de un socialismo basado en las consignas, pero nada en la realidad social, ya que en vuestro papel de burguesitos acomodados odiáis como nadie a los que se manchan las manos de grasa o cualquier otra suciedad. Queréis ser la conciencia social, pero no tenéis autoridad moral ni para planteároslo. Vuestro socialismo se queda en la consigna de destruir la educación, la familia y a España.

Ahora usted, representando el papel del siniestro Torquemada, Royo-Villanova el de la siniestra, organiza una caza de brujas inquisitorial, para que un periodista deje de serlo, acallar su voz y que prevalezca la vuestra, la de los herederos del mayor fracaso y la mayor tiranía que ha conocido la humanidad: El Socialismo.

Birmain

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →