Es lógico que la derecha española, el Partido Popular, haya hecho -cada vez es más notorio- del antiterrorismo y del fervor católico los dos pilares de la política de enfrentamiento con el PSOE. Pero no sólo con el partido en el Gobierno: se trata de dos temas con una gran proyección social (casi nadie se queda indiferente ante ellos) y, a causa de ello, cabe decir que el ataque no va dirigido sólo contra el PSOE, ni siquiera contra la corriente política a la que este representa. Son ataques dirigidos contra el magma político que hemos dado en llamar “progresista”, conformado por organizaciones y por particulares.

Pinchen aquí para seguir leyendo este acertado e interesantísimo artículo del destacado periodista don Antonio Flórez.

Tagged with →