Milá pide disculpas, otros no

Posted · 2 Comments

Lorenzo Milá se ha excedido claramente cuando ha comparado al Partido Popular Con Batasuna. No hay punto de comparación posible. En cuanto se da cuenta del error que ha cometido, pide disculpas públicamente.

Zaplana, sin embargo, no se da por satisfecho con las disculpas y pide que Milá sea cesaro inmediatamente de su puesto de jefe de Informativos de TVE, petición a todas luces injusta y antidemocrática, puesto que Milá no realizó su desafortunada comparación mientras presentaba un telediario, en el ejercicio de su profesión de periodista y de jefe de informativos de una cadena pública, sino en en transcurso de chat en ElMundo.es. Es decir que Milá estaba hablando en su calidad de ciudadano, con todo el derecho del mundo a emitir opiniones, aunque fueran desafortunadas como la que nos ocupa.

Ya nos gustaría a muchos que cundiera el ejemplo de Milá y que también pidieran disculpas quienes cada mañana dicen toda suerte de barbaridades y lanzan acusaciones e insinuaciones de colaboración con el terrorismo y de trabajar contra las víctimas y contra España dirigidas a presidente del Gobierno y a miembros de los partidos democráticos que apoyan al gobierno.

2 Responses to "Milá pide disculpas, otros no"
  1. Julián dice:

    Lo de Zaplana y su partido está alcanzando cotas de esperpento.

    Espero que una lección de humildad más, la de Galicia, les ayude a entender que así no van a ninguna parte.

    Están convencidos de que los españoles seguimos siendo una masa fácilmente manipulable. Que mal aconsejados están.

  2. Jessica dice:

    ¿Que Milá ha comparado al PP con Batasuna? ¡Qué me dice! A ver, a ver…

    en el PP han descubierto lo que otros partidos, sobre todo la ilegalizada Herri Batasuna, practica desde hace mucho tiempo: autobús y bocadillo para todos de forma que en cada convocatoria, aunque no sea relevante, están todos y hacen mucho ruido.

    Lo que aquí está comparando son los métodos para hacer más bulto en las manifestaciones. Ha mencionado a Herri Batasuna, y al PP le ha sentado como si le metieran el dedo en el ojo. Elegante no ha sido, pero tampoco es como para echar las patas por alto. El PP tiene ésa curiosa afición: pedir dimisiones por chorradas, y no practicarlas ellos mismos cuando las cagadas son de dimensiones enormes.

    Saludos:
    Jéssica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.