Siguiendo la estela iniciada por el Diario de un aspirante a tertuliano, he decidido hacer algunos retoques en la presentación de esta humilde bitácora, y donde antes ponía “x-small”, ahora pone sólo “small”. Fíjense ustedes qué tontería: ya se puede leer A sueldo de Moscú sin necesidad de recurrir a lentes de doce aumentos.

Venga... meta ruido por ahí