Derecha madrileña: la democracia como tapadera

Posted · 29 Comments
fausto1.jpg

Reproduzco por su interés, porque dice verdades como puños y porque me da la gana, el interesantísimo artículo que el diputado madrileño por Izquierda Unida, Fausto Fernández Díaz, publica hoy en el diario El País. Léanlo e instruyanse.

Derecha madrileña: la democracia como tapadera

Fausto Fernández, diputado de IU en la Asamblea de Madrid

Desde que murió Franco, la derecha española ha tenido que ir demostrando día a día que asumía el sistema democrático que tenemos, frente una izquierda que representaba la democracia y la libertad. Estaba obligada a convencer a la ciudadanía de que no eran los herederos del régimen anterior, homologándose a las derechas de los países de nuestro entorno. En los últimos tiempos, incluso ha tenido el descaro de presentarse como el adalid de la libertad y la democracia.

En general, los politólogos y sociólogos que se han dedicado a definir el concepto de democracia (Bobbio, Sartori, etcétera) concluyen que los sistemas políticos de democracia representativa, como el español, se basan en dos ideas fuerza: la primera, que el poder reside y mana del “demos” o pueblo; y la segunda, que el imperio de la ley y el procedimiento son sagrados.

Sin embargo, la derecha madrileña no asume esta definición de democracia. Muy al contrario, Esperanza Aguirre utiliza la democracia para favorecer el negocio privado de unos pocos desde el poder político (y digo bien de unos pocos). En este camino que Aguirre transita con un pie dentro y otro fuera de la democracia en su sentido más puro, la meta es favorecer el binomio que forman dinero y poder. Al poder y al dinero se pueden subordinar todos los principios: da igual el medio ambiente, los servicios públicos, la transparencia en la gestión e incluso la propia democracia. Algunos ejemplos pueden servirnos para ilustrar esta afirmación.

La normativa ambiental obliga a que toda actividad de determinadas dimensiones sea precedida de una declaración de impacto ambiental. En el caso de las obras de la M-30 no se duda en recurrir a la trampa de considerarla una “vía urbana” para evitar una declaración previa de impacto medioambiental. El resultado es aterrador: 25.000 árboles de varias décadas de antigüedad talados, un río en peligro y el más que probable incremento de la emisión de contaminantes por la multiplicación de vehículos. Todo sea por el negocio.

Cuando el informe de impacto medioambiental está hecho y es negativo, como ha sucedido en el caso del pretendido desdoblamiento de la “carretera de los pantanos” M-501, se recurre a declarar la obra de “interés general” y así se pasa por encima del informe. Y no es que Aguirre tenga algo en contra de la flora, la fauna y el ecosistema de la zona con mayores valores ecológicos de la Comunidad de Madrid, sino que para ella es más importante dejar expedito el camino al negocio inmobiliario que ya en Ávila han puesto en marcha sus correligionarios que gobiernan en Castilla y León bajo la mano férrea de su amigo Ángel Acebes.

Lamentablemente, el medio ambiente no es el único damnificado del Gobierno Regional. Aguirre considera que los servicios públicos son demasiado golosos como para mantenerlos al margen del mercado. Se pretende abrir al negocio privado el billón de pesetas que anualmente gasta la sanidad pública madrileña. El primer objetivo es minar la confianza de los madrileños en su sistema sanitario para que caigan como fruta madura en la sanidad de pago. La actuación del Gobierno en el Severo Ochoa demuestra que tanto a Lamela como a Aguirre no les importa poner en jaque a un pilar fundamental en la vida de los ciudadanos para dar satisfacción (y beneficios) a sus amigos.

Pero la guinda se la lleva el reciente concurso de las emisoras de televisión local. Si la democracia se resume en soberanía popular y respeto de todos a la ley, además en el catecismo liberal (desde Ferguson a Hayek, pasando por Víctor Pérez Díaz), siempre se ha dado especial importancia a la “esfera pública de opinión”. Es decir, a que la sociedad pueda acceder a información objetiva y, en el caso de que ésta no lo sea, al menos que haya pluralidad de informaciones para permitir la formación libre de opinión de los ciudadanos. Ésta es una de las diferencias entre un sistema democrático y uno totalitario.

Pues bien, la reciente adjudicación de televisiones locales por el Gobierno de Aguirre es una prueba concluyente de que quiere una opinión pública sumisa, o si se prefiere, en perfecta sintonía con la presidenta del Gobierno. Aquí se niega tanto la objetividad como la pluralidad en la información, porque no se busca la formación libre de opinión de los madrileños. Ella prefiere formar la opinión y para ello se dota de ese formidable arsenal de televisiones locales amigas que completen la obra de autobombo y ausencia de crítica que ya se practica en Telemadrid. Por ello, las adjudicaciones han recaído sobre la Iglesia y sectores de un abanico ideológico tan sumamente cerrado que no representan siquiera a todo el espectro de la derecha y que pueden simbolizarse en las adjudicadas a Libertad Digital de Federico Jiménez Losantos.

A Aguirre no le gusta la crítica y la impide hasta donde puede, ya sea en los medios, ya sea en la Asamblea de Madrid, en donde el PP no ha permitido ni una sola vez que comparezca en pleno a petición de la oposición desde que accedió a la presidencia tras aquella vergonzante segunda vuelta (¿recuerdan a Tamayo, caballo de Troya de una derecha sin escrúpulos democráticos?).

Si el Gobierno de Aguirre no está sujeto al imperio de la ley, escapa permanentemente al control parlamentario y se ha asegurado el monopolio de la opinión pública en la gran mayoría de medios de comunicación de ámbito regional y local, podemos concluir que el suyo no es un gobierno plenamente democrático y que entra en flagrante contradicción con las ideas liberales que dice defender. Tras 25 años de democracia, es una desalentadora fotografía de la derecha madrileña. Aguirre, lejos de garantizar y profundizar la democracia, la utiliza como tapadera para sus propios intereses y los de sus pocos pero poderosos amigos.

29 Responses to "Derecha madrileña: la democracia como tapadera"
  1. Isra dice:

    Bastante acertado el artículo, después del “golpe” de gracia pegado tras las elecciones, asegurándose la Presidencia de la Comunidad por medios, digamos, oscuros, ahora, da televisiones, digamos de nuevo, oscuros, a sus amigos “liberales”.

    En fin, gran futuro en el PP la auguro con estas tácticas que tanto gustan a Acebes o Zaplana.

    Saludos!

  2. fargo dice:

    Muy buenas, don Ricardo un placer leerle de nuevo.

    1

  3. fargo dice:

    Perdón por la torpeza al insertar el comentario, quería rectificar, el 2

  4. david dice:

    Muy bueno el artículo. Lo jodido es que, con todo el poder y el control de los medios que tiene la derecha, en Madrid va a resultar muuuy difícil hacerle ver a la gente los hechos absolutamente evidentes que expone Fausto Fernández.

    ¡A por ellos!

  5. Miguel dice:

    Muy acertado comentario de Fausto Fernández.
    Desgraciadamente los intereses que hay detrás de la política y el periodismo hacen que no tengamos casi nungún medio que pueda llamarse independiente u objetivo…
    Pero eso sí, hay algunos mejores que otros.

  6. Anónimo dice:

    ¡Que caradura!

    ¿Por qué la derecha tiene que demostrar que es democrata “Día a Día” y la izquierda ¡NO! ?

    O se juega limpio o esto es un cachondeo de corruptos pseudo-izquierdosos.

    Sean más listos y no alimenten al enemigo interno.

    ¡Ah! Y no subestimen nunca a un enemigo.

  7. María dice:

    Pues lo mismo que Matas en Illes Balears, sólo que de Matas no sé por qué nadie dice nada.

  8. Se dirá, María, pero aún no ha habido tiempo…

  9. EPMesa dice:

    Vamos por partes.
    1.- Es cierto que la derecha no asumía la democracia ni durante Franco ni a su muerte. Ahora, ¿la asumía la izquierda? Curioso viniendo de un miembro (o ex) del PCE (la única izquierda visible por cierto). ¿Es que el PCE asumía la democracia como algo más allá de un mero marco formal?¿Y qué jaleaban entonces en los congresos comunistas?¿y por qué todo el que no defendiera a Moscú, Pekín o La Habana, y lo he vivido, era calificado de tibio?
    2.- Vale con la democracia y sus dos principios. Ahora bien, si D. Fausto conoce que no se respeta el segundo, el imperio de la ley, ¿no debería ir a los tribunales? ¿Qué fue de la trama inmobiliaria de Madrid?¿No se iba a saber todo?
    3.- Vamos a la M-30. Resulta que se han talado 25.000 árboles. Estamos pues ante un grave riesgo riesgo ecológico sin precedentes (el pulmón de la M-30 ya se sabe). Pero hay algo que se escapa. Según el Ayuntamiento se van a plantar al acabar la obra 178.000 árboles (y planteense: vale que no creamos al ayuntamiento, pero ¿por qué sí debemos creer a Fausto Fernández?). Además, el proyecto de la M-30 fue presentado por Gallardón en su programa electoral y consiguió mayoría absoluta. Por lo tanto se produce el “demos” y si no hay cumplimiento de la ley, al juzgado.
    4.- Y las televisiones privadas. De acuerdo en que el concurso ha sido una verguenza. Del mismo modo que el nuevo canal cuatro y su adjudicación o la negativa del gobierno a que Telemadrid tenga un segundo canal.

    Efectivamente, D. Fausto no da en el tema correcto. En el fondo, en la deriva socialdemócrata, escribe un artículo suave y dulce para progres de la izquierda política y, sin embargo, la derecha social. Al fin y al cabo en el sino de IU:gobernar con la derecha nacionalista en el País Vasco, gobernar con los nacionalistas de los “derechos históricos” en Cataluña y gritar en Madrid. Por lo vito aquí sí que son de izquierdas o al menos eso se repiten para convencerse.

  10. Pues vale, vamos por partes, don EP.

    1.- Fausto Fernández no es miembro del PCE. De hecho, llevaba mucho tiempo con la militancia congelada y lo abandonó públicamente hace unos meses como consecuencia de los evidentes intentos de este partido de controlar IU como una simple plataforma electoral tras la que esconder su integrismo político. Acusar a Fausto Fernández -un hombre con una trayectoria política y democrática sin mácula- de maoísta, estalinista o de castrista es una injusticia, además de una vil tropelía y demuestra escaso interés por saber de qué se está hablando. Podrá criticarse -es bien legítimo que se haga- lo que dice, pero no podrán desacreditarse sus argumentos y opiniones acusándole de estalinista, maoísta o castrista.

    2.- No manipule, don EP, que Fausto Fernández en ningún momento realiza acusaciones penales sino políticas. De la trama inmobiliaria también me gustaría a mí conocer la verdad, y es cierto que pensé que la conoceríamos antes. La conoceremos, no lo dude. Creo que lo que nos diferencia a usted y a mí es una cuestión de fe. Usted confía en la bondad natural de los políticos de derechas y en las perversidad intrínseca de los de izquierdas. Yo en cambio, sabiendo como sé que los políticos de izquierdas -con honrrosas excepciones, como la que nos ocupa- son unos lelos, creo que los actuales políticos de la derecha -con alguna honrrosa excepción también- confunden sus intereses de clase, de familia, de secta, con los de nuestra amada nación, que de eso es de lo que se acusa a Aguirre en el artículo.

    3.- La M-30. No se equivoque usted, que no tenemos por qué creer a Fausto Fernández, si no queremos. Fausto Fernandez, como miembro de la oposición podrá dar sus opiniones, pero quien tiene una obligación contraída con los ciudadanos es el alcalde. Las promesas han de cumplirlas quienes gobiernan. No manipule. De lo que se acusa a Gallardón -que cuando le interesa se lleva bien con Aguirre- es de que ha utilizado una argucia legal para evitar el informe de impacto ambiental de la obra del soterramiento de la M-30. Es simplemente eso, poner las instituciones al servicio de los intereses de partido: si esperamos al informe y corregimos lo que se nos pida, lo mismo no llegamos en fechas y perdemos las elecciones, pues buscamos la forma de evitar el informe.

    4.- Vale.

    Colofón: no quiero faltar a nadie, pero debería leer usted mi mal entendido artículo sobre La izquierda idiota. Gobernar solos o morir en el intento. ¿Con quien hablar, cuándo ceder en parte de mi programa para aplicar otra parte, son todos malos menos yo?. No sé, pero sé que soy el único que tiene las manos limpias.

  11. Luis dice:

    Mientras esto siga siendo una sociedad abierta y la información fluya libremente, es decir no lo impidan los progres como hacen un Cuba, el grupúsculo Izquierda hUndida . lo tiene claro. Ya se puede decir tonterías Fausto (el Facha). En lugar de criticar a Doña Esperanza Aguirre se podría meter con sus socios Nacional-Socialistas de las Vascongadas que apoyan al PNV a Batasuna/ETA y a lo que les pongan por delante, ¡como molan estos rojelios !. Bueno no deja de ser divertido ver como van desapareciendo estos tipos, eso si, también es un poco ZApatético. Jua, jua, jua.

  12. RicardoRVM dice:

    Amigo Luis, le pediría que para escribir en mi bitácora aprenda a puntuar y deje a un lado los tópicos, pero vamos que sólo es un consejo, puede usted hacer lo que quiera, porque esto no es Cuba.

  13. Tersites dice:

    El gobierno de Aguirre no es democrático. Entonces, ¿será legítimo derribarlo por métodos revolucionarios y reestablecer la democracia?

  14. chochis dice:

    Me hace gracia con los fatxillas españoles se creen tan unidos, y creyendose eso mismo de la gente de izquierdas, nos intentan criticar con ideas con las que no comulgamos…
    Amigo mio, el pensamiento unico es el que le venden a usted, a ni no me venden ni ZP ni Nazionalismos baratos del pais vasco o cataluña.
    Dedicado a Ricardo Royo-Villanova

  15. Rome dice:

    Isra, lo que quiere decir el artículo es que la derecha tuvo que adaptarse a la democracia, porque antes formaba parte del régimen.

    Sin embargo eso es lo de menos. Creo que la clave está en considerar si son justas o no las crítcas a Aguirre (creo yo creo que si). No vale con decir que si Cuba o Venezuela. La labor del gobierno es gobernar y la de la oposición criticar aquello que consideran que no es buen gobierno. En este caso, chapeuau para Fausto Fdez. y un cero para Esperanza Aguirre.

  16. En respuesta a la tramposa pregunta planteada por Tersites:

    1.- No se ha dicho que el gobierno de Aguirre no sea democrático, sino que Aguirre no es de´mócrata sincera.

    2.- En democracia no es legítimo en ningún momento el uso de métodos revolucionarios para hacer caer a ningún gobierno.

    Es una pena Tersites, que no sea esta la respuesta esperada. Pero asín son las cosas.

    Ala.

  17. Sinde dice:

    Muy bien Fausto.

    Verdades como puños

  18. EPMesa dice:

    Respondiendo:
    1.- Ni D. Fausto ni yo hablábamos de él sino de la izquierda, que es de lo que habla su artículo. La militancia política de D. Fausto no me interesa en este tema. Si citaba su exmilitancia comunista era para certificar, y me imagino que podrá hacerlo, que la izquierda española de demócrata tenía poco.

    2.- En el artículo se dice: “los sistemas políticos de democracia representativa, como el español, se basan en dos ideas fuerza: la primera, que el poder reside y mana del “demos” o pueblo; y la segunda, que el imperio de la ley y el procedimiento son sagrados. (…) el suyo [se refiere al gobierno de Esperanza Aguirre] no es un gobierno plenamente democrático”. Pues bien si no es democrático es o porque su poder no es legítimo o porque no cumple la ley. Si no es legítimo que se explique, si no cumple la ley que se denuncie.
    El artículo del señor Fernández lo deja claro.
    3.- La M-30. Tan argucia legal es presentarla como via urbana que como autopista. Pero veo que, con buen criterio, elimina usted el tema de los arboles. Ademas la pregunta es: ¿es una mala obra? ¿se podía dejar como estaba la M-30?

    Y nadie ha dicho nada aquí de gobernar ni nada parecido. Se está juzgando una crítica al gobierno. Y una crítica desacertada.

  19. Respondiendo a don EP:

    1.- Usted habla de la militancia política de Fausto, y hace referencia a ella, para desprestigiarla por el hecho de haber sido comunista. Sobre este hecho hay que señalar dos cosas: a) que Fausto fernández ha dejado el PCE de forma pública, notoria y caliente cuando este partido ha iniciado una campaña de control de IU, y b) el PCE no puede compararse con sus colegas del este de europa, porque mientras aquellos eran sostenedores de terribles dictaduras, el PCE era objeto principal de terrible represión y valiente luchador por las libertades y la restauración de la democracia. El PCE, que hoy es sin duda caricatura de lo que fue, tiene tanta legimidad democrática como cualquier partido de los que trabajan hoy en España y ha prestado a la libertad y a la democracia servicios y sacrificios que otros partidos no cuentan en su haber.

    2.- Puede haber en el artículo que comentamos un fallo de expresión, pero eso no le quita valor a la idea central del mismo: no es el gobierno de la comunidad de Madrid el que no es democrático, sino la presidenta -y el partido que la sustenta, al menos su aparato- el que no tiene, desde nuestro punto de vista sinceras conviccciones democráticas y en consecuencia utiliza la democracia como un sistema, como una estructura al servicio de intereses minoritarios.

    3.- El tema de la M-30. A mi, en contra de lo que piensa mi partido, la obra no me parece mal. Creo que va a mejorar madrid y lac omunicación entre los barrios, además de descongestionar la propia M-30. Pero el tema no es ese, el tema es que las actuaciones públicas, por necesarias que sean, deben cumplir con los requisitos legales sin atajos, porque efectivamente, a democracia es procedimiento, ya que el procedimiento es garamntía. Le pongo el ejemplo de la limpieza del antiguo vertedero de madrid, una obra importantísima que se está realizando en Rivas y que proporcionalmente y en términos presupuestarios es posible que sea tan importante como la de la M-30. Hubo que atrasar el inicio de las obras porque se atrasó la tramitación del planeamiento urbanístico como consecuencia de la parálisis en que quedó la comunidad cuando se repitieron las elecciones autonómicas. Son cosas que pasan y son cosas relativamente fáciles de solucionar. Se cumplen los requisitos y ya está. Claro, el problema es cuando el cumplimiento de los requisitos mengua el balance de resultados… que es de loq ue estábamos hablando.

    Si se habla de gobernar, porque usted dijo en su intervencióna anterior que era Fausto Fernández, es decir, la oposición, la que debe acreditar sus afirmaciones, cuando es el gobierno el que debe cumplir sus promesas. No se trata de creer a Gallardñón o a Fausto, sino de que Gallardón cumpla. Punto.

  20. Preguntón dice:

    Para don EP:

    Sobre la M30, antes que preguntarnos si está bien o mal esa obra, tendríamos que preguntarnos por los efectos que la susodicha intervención van a tener. A saber:

    Efectos medioambientales: ¿Qué efecto va a tener tan descomunal obra en el entorno ambiental madrileño? ¿Alguno de los efectos va a tener carácter irreversible? ¿Y sobre el cauce del río?

    Efectos financieros y fiscales: ¿Qué coste final va a tener la susodicha obrita? ¿Podemos permitirnosla? ¿Habrá que incrementar los impuestos? ¿Habrá que comprometer gravemente los presupuestos de muchos años venideros? ¿Qué efectos tendrá sobre otras obras y servicios públicos en el futuro? ¿Habrá que recortarlos?

    Según cálculos conservadores, esta obrita les va a costar (a los madrileños) entre el 25 y el 40% de los presupuestos municipales de los próximos 35 años, incluyendo los costes de mantenimiento del tinglado (que multiplican por 10 los de la actual M30) y los costes financieros, así como las actualizaciones de la inflación, además de las posibles desviaciones del coste final de las obras y el coste del supernudo norte (que se hará si vuelven a ganar en la siguiente legislatura). Me parece pelín descabellado. ¿Cómo lo van a pagar los madrileños?.

    Una última preguntilla: ¿quién se va a beneficiar económicamente de estas obras (me refiero directamente, no con cuentos de la lechera al estilo Madrid-2012)?

  21. A ver, don EP, responda a las menudencias planteadas por Preguntón.

  22. EPMesa dice:

    1.- Efectos medioambientales: veamos.
    a) La M-30 es una inmensa carretera que, uno sepa, carece de valor ecológico. Por tanto, envcerrarla o no o modificarla no entiendo qué problema ecológico puede plantear.
    b) Que uno sepa, el río Manzanares va a salir a mejor. Por si alguien no lo sabe, el río Manzanares ahora discurre como mediana de la M-30. Con la obra, pasa a ocupar un lugar central y la M-30 iría or debajo en un túnel. ¿Cuál es el problema? Adema´s, que también uno sepa, la Confederación Hidrológica del Tajo no ha puesto impedimentos.
    2.- Costes:
    Vienen especificados en la informació que suministra el Ayuntamiento: 3.900.000.000

  23. Don EP:

    Si lee mi primer comentario en este hilo, verá que no estoy en contra de la obra de la M-30 como tal, aunque formalmente pueda hacerle algunas críticas.

    No tengo conocimientos para saber si hay problemas ambientales o no, pero hay motivos razonables para sospechar que pueda haberlos por el hecho de que -en pleno enfrentamiento político- Gallardón y Aguirre se pudieron poner de acuerdo en una argucia legal para saltarse a la torera el informe de impacto ambiental. En cualquier caso, no creo que los problemas no hubieran sido subsanables, sino que hubieran resultado el inicio de los trabajos y por lo tantohubieran peligrado los plazos. Y los gobernantes saben muy bien lo que supone tener una obra abierta en periodo electoral o preelectoral.

    kla crítica -por mi parte- no es a la obra en sí sino en la puesta del procedimiento al servicio de los intereses de partido, y como bien señala Fausto Fernández en su artículo y ya dijera años ha elpropio Julio Anguita, elprocedimiento es la democracia. Si nos saltamos el procedimiento por algo nimio, nos lo saltamos también por algo mucho más gordo.

    En lo del déficit, estoy de acuerdo con usted, aunque con matices, pero no merece la pena mentarlos.

    En cuanto a la obra de Rivas, anda desencaminado y me parece que actúa con cierta mala voluntad, porque usted sabe que fausto fernández no es ya Alcalde de Rivas y no tiene nada que ver con la obra de remodelación de la entrada a Rivas oeste.

    En cualquier caso espero de usted una defensa tan apasionada de la obra de Rivas como la que ha hecho de la M-30 cuando sepa que lo que se está haciendo es adaptar la entrada a Rivas Oeste a las espectativas de crecimiento de la ciudad. Cuando se cerro la rotonda se producían todos los días grandes atascos puesto que estaba obligada a recibir mucho más tráfico del que podía asumir. Por eso, cuando Fomento terminó la A-3, se acometió esta obra que pretende adaptar la rotonda al tráfico que tiene que recoger cada mañana. Lo que viene a hacer es triplicar la capacidad. Y en cuanto a la financiación, ha de saber que el Ayuntamiento no se endeuda en absoluto para hacer esta obra, ni un céntimo. ¿Puede decir eso Gallardón?.

    Porque claro, está muy bien hacer obras necesarias para los ciudadanos, y buenas y positivas, pero cuando eso supone hipotecar al Ayuntamiento durante décadas, quizás es un poco imprudente porque puede que en el futuro haya otras obras necesarias, buenas y positivas para los ciudadanos que no se podrán hacer. Pero ya no importará, porque el alcalde será otro, quizás de otro partido, y ya se pagarán entonces lo platos rotos.

  24. Ah, una cosa: la cacicada no fue de Gallardón, sino de la Aguirre que fue la que se inventó eso de que la M-30 es como la calle Castelló.

  25. Preguntón dice:

    Vamos por partes:

    Sobre el impacto sobre el medioambiente, al no haberse realizado estudio alguno, no sabemos a ciencia cierta cual puede ser. Observemos los problemillas que están teniendo estos días en Nueva Orleans por modificar los cauces naturales del agua. Y además, de momento, no hay más que recorrerse la M30 para ver la escabechina de arbolado que se ha perpetrado.

    En cuanto a los beneficiarios, es verdad que son las constructoras en genérico, pero hay una que se ha beneficiado en particular al ser elegida (pese a ser más cara su oferta) frente a las demás.

    Y sobre la financiación y la necesidad, vamos a ver si entendemos una cosa. Una obra o actuación puede ser buena y sin embargo ser absolutamente disparatada desde el punto de vista económico y financiero. Desde mi punto de vista hay que analizar todos y cada uno de los aspectos de una actuación de esta envergadura con mucho cuidado antes de lanzarnos a tumba abierta. Porque la pregunta no es si la actuación es buena o mala, sino si hacerla nos va a condicionar otras cuestiones más importantes para la vida de los ciudadanos (por ejemplo si nos van a recortar otros servicios, si no se van apoder ejecutar otras obras, si nos van a freir a multas, tasas e impuestos).

    Por poner un ejemplo: el anterior Ayuntamiento cifraba la cuantía necesaria para acondicionar la M30 y dejarla en perfecto estado en 14.000 millones ¡¡¡¡¡de pesetas!!!! (84 millones de euros). Ahora estamos hablando ya de 4.800 millones de euros ¿Por cuánto hemos multiplicado la cifra? Por 50. Es decir en tan solo 4 años han elevado el coste en un 5.000%. Y eso sin contar los costes de mantenimiento multiplicados por 10, los costes financieros de tamaña obra, el incremento que con toda seguridad se producirá sobre el coste previsto del proyecto, y el beneficio que hay que pagarle a Floren por hacer el paripé de Calle 30 para que Europa no nos tire de las orejas por saltarnos la ley a la torera (aunque seguro que nos las va a tirar igual como ha pasado con Mintra y el Metrosur).

    En julio se decía que los pagos a realizar por el Ayuntamiento se elevarán a 300 millones de euros durante 35 años. El problema es que solo incluia las obras actuales, no las del nudo norte que incrementarán el coste en un 50%. Ya estamos en 450 millones de euros anuales. Y si incrementamos la desciación presupuestaria (entre un 20 y un 40%), estaremos hablando de nada menos que entre 540 y 630 millones de euros anuales durante 35 años. Osea: 18.900 millones (en el mejor de los casos) de euros, o lo que es lo mismo más de 3 billones de pesetas.

    Una última cosa: es verdad que Gallardón ganó por mayoría absoluta, pero no me parece legítimo que ningún gobernante comprometa financieramente a futuras generaciones de esta manera.

    Y aquí os pongo un enlace a una página que he encontrado enla que dan muchísimos datos sobre el tema. Y cada vez me preocupa más la historia.

  26. Imperialista dice:

    Este debate me gusta. Algunas cosillas:

    Don Ricardo, ¿no estaba usted “A Sueldo de Fausto”? Lo digo por el elogio a esa simpleza de artículo. En lugar de meterse con los que le han movido la silla a don Fausto larga contra lo fácil, la derecha nodemocrática y tal. En fin.

    Lleva muchísima razón EPMesa. Lo de la exención de informe medioambiental a las obras de la M30, perfectamente ajustado a ley por otro lado es tan cuestionable como el enlace de Rivas con la A3. Si en uno era necesario en el otro también. Y al revés, si en uno no hace falta en el otro tampoco. Pero aunque hubiera sido necesario -que no lo es- seguro que habría sido favorable. En un caso y en otro. Ahí tienen un millón de ejemplos. Y ojo, aprobado por administraciones de todos los pelajes.

    Y lo que hay que mirar de esa obra es si es buena o no. Si mejora lo que hay o no. El resto, sobra. ¿Qué cuesta mucho? Tal vez. Pero cuesta muchísimo menos que mantener abierto el Ayuntamiento de Madrid. No sé si me entiende: sueldos, gasto corriente, etc… Y dónde va a parar una cosa y la otra.

    Pero me divierte mucho el argumento de la legitimidad del compromiso del gasto. Todo compromete el gasto de los gobiernos futuros. Si uno sube el sueldo a los funcionarios, regala los libros a los escolares, da becas a futbolistas o sube las pensiones está comprometiendo económica mente a las generaciones futuras. Nadie discute ahora los beneficios para Barcelona del enoooooooorme gasto en las Olimpiádas del 1992. Y todavía estamos pagando las facturas. Ah, pero si es el PP, eso está mal. Además, si Gallardón es casi del PSOE…….

  27. Lamento informarle, amigo Imperialista que la obra de la rotonda de Rivas realmente se está realizando en una vía urbana, que es la Avenida de los Almendros y otras vías aledañas, por lo que no precisa de informe de impacto ambiental, sin necesidad de triquiñuelas legales. Así que no intente confundir al personal o pásese por allí a verlo.

    Por otra parte, por supuesto que el problema es de legitimidad, al margen de lo que pensemos de la obra. Que la obra se puede hacer, y además creo que es positiva, pero se deben cumplir los requisitos. Y luego los debates sobre el gasto, la financiación y las prioridades presupuestarias es un debate meramente político.

  28. Caramba caramba dice:

    La izquierda en España está libre de toda culpa?, si unos son los hijos, acaso otros no son los nietos? Volvemos a la guerra civil? Le interesa a usted resucitar a Franco? Deslegitima la derecha por la existencia de FRanco? Desligitimará a la izquierda de aquellos paises que han estado bajo dictaduras de izquierdas?

    Esta muy bien eso de la eocología , pero Rivas-vaciamadrid es un enorme terreno de chalets con jardines y piscinas privadas. Eso consume mucha agua, no creen?, alarga las distancias favoreciendo el uso, del tan denostado por las izquierdas, uso del automovil tan solo para comprar el pan.

    Las Cadenas de Television,pues hay para todos los gustos, porque Telemadrid no tiene un segundo canal como ocurre con otras cadenas autonómicas. Y de eso tiene que ver la otra izquierda regional que gobierna España.

    Otra vez con Tamayo??? Si no hubiese pedido IU tanto poder para gobernar en la comunidad, no se hubiese producido ese caso de deslealtad interna (que es como lo denominó Simancas cuando yá paso todo el follón, claro).

    Pero que vamos, que muchas gracias por llamarnos tontos devoradores de canales de television que aun no existen, cuando la suma de votos, hace que no gobierne usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.