El pendón oral de la derecha

Posted · 9 Comments

Me abstengo de hablar del nuevo Estatut de Catalunya, de sus posibles bondades y de sus supuestas incompatibilidades con la sacrosanta Constitución. El Estatut, tanto el nuevo como el anterior, es un instrumento de trabajo conformado por un cúmulo de normas legislativas redactadas en un código lingüístico que no está a mi alcance interpretativo. Son las gentes dedicadas al ámbito del derecho constitucional quienes deberán considerar su pertinencia o, en caso contrario, su errónea naturaleza y, posteriormente, traducirnos, a la ciudadanía, su significado real con ayuda de los políticos que lo han propulsado y se dispongan a defenderlo, o de los que, disconformes con su contenido, emprendan la cruzada de rechazarlo.

Ana María Moix

Seguir leyendo en El Periódico de Catalunya

9 Responses to "El pendón oral de la derecha"
  1. keikai dice:

    Esto en España y 1000 y pico años de nacionalcatolicismo por fuerza tienen que notarse…

    He estado leyendo hace poco un libro sobre la reconquista y la edad media en España y la verdad es que salvo crecimiento económico en lo demás es el mismo país, con la misma actitud de “cruzada” contra la heterodoxia y el pluralismo.

    Solo el humor puede permitir afrontar una realidad tan absurda.

  2. Imperialista dice:

    Estoy muy de acuerdo con lo escrito por la hermana de Terenci: un artículo sensato, medido y nada sesgado. Haré un resumen rápido: los que están a favor del Estatuto, tienen todo el derecho del mundo y, es más, la obligación de defenderlo y explicarlo a la ciudadanía (la hermana de Terenci); los que están en contra, la parte cavernícola de este país de cabreros, son cruzados. Qué profundidad.

    Un buen polvo es lo que necesita esta buena mujer.

  3. RicardoRVM dice:

    Keikai: además de esa españa fantasma y de zombis quer epresentan Zaplana y Acebes, está la otra, la que representa la mayoría. No se equivoque.

    Imperialista: hasta aquí hemos llegado. Esto ya no lo puedo tolerar, y me desvinculo totalmente de su comentario machista. A ver si se cree usted que me voy a buscar un problema yo con el feminismo rampante por su puta culpa. Ahora me paso pur su bitácora y le hago una putada, hombre, ya.

  4. EPMesa dice:

    Tres cosas:
    1.- Defender que los políticos son pedagogos es fascismo puro y duro. Los ciudadanos en una democracia no necesitan pedagogos en el Congreso que como si fueran niños les expliquen las cosas. Son mayorcitos y saben leer y escribir. Necesitan, en todo caso, representantes.
    2.- Si se abstiene de hablar dele statuto se debería abstener de hablar de quienes están en contra del estatuto. A no ser que esté en contra de ellos por prejuicio. Y eso, viniendo de una persona que nos imaginamos de izquierdas, estaría feo.
    3.- Yo creía que el PSOE permitía la democracia interna. Va ser que no.

    Y esta de regalo: Estatuto NO, No y NO.

  5. hispanicus dice:

    Debe ser muy lenta esta Ana, para no comprender lo que se pretende con este estatuto ANTICONSTITUCIONAL, por que no solo es inconstitucional.

    Yo lo entiendo perfectamente, y como yo millones en España.

  6. Imperialista dice:

    Oiga, que mi comentario ha sido de lo más fino. Un buen polvo y yastá. Estoy de buen humor. Si no lo estuviera hubiera escrito lo de don EPMesa, acertadísimo, desde luego, pero de muy mal humor. Y para las feministas esas que dice usted…. las regalo mi gillete, para los pelos del sobaquillo que sobresalen de las sisas de los jerseys que me llevan. Mano de santo, oiga, mano de santo.

  7. Anónimo dice:

    “sin embargo, la verdad es que estos dirigentes aprovechan cualquier problema nacional, por muy importante que sea, para barrer para su casa, es decir, para su partido, y lo que menos importa es el problema en sí mismo.
    Pero que dentro de un mismo partido ocurra lo mismo es ya el colmo. Y eso es lo que está sucediendo en el PSOE.”

    ¡Una logica aplastante! Serpientes que se engullen a si mismas y elfos que tienen hijos klingon. ¿Pa donde dice que barre el PSOE?

  8. irichc dice:

    “o de los que, disconformes con su contenido, emprendan la cruzada de rechazarlo”.

    Y la Inquisición vino con el XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.