“Hace tiempo que se rompió el tabú de que no se podía hablar ni del Rey ni de la Casa Real”. Así sentenciaba Federico Jiménez Losantos en su programa La Mañana de la COPE el pasado 14 de enero. Esta consigna parece llevarla casi hasta las últimas consecuencias. En la emisora de los obispos acusan al Rey de ser el principal enemigo de la monarquía: “Si quiere que el Príncipe herede, como no cambie de política no sé qué va a heredar: una república cantonal”.

Seguir leyendo.

Y lean también la opinión de Carlos Carnicero.

Tagged with →