Fíjensé el artículo que ha publicado hoy La Vanguardia. Todos tenemos nuestros monstruos en el armario.

El próximo miércoles, el Congreso de los Diputados debatirá la admisión a trámite del proyecto de reforma del Estatut de Catalunya, aprobado hace un mes en el Parlament por casi el 90% de los representantes catalanes. Durante este tiempo, el ruido mediático y político en contra de este proyecto y, en algunos casos, en contra de cualquier reforma estatutaria, ha sido intenso y en ocasiones se ha superado la frontera del razonamiento para entrar en el de la reacción visceral, cuando no en el insulto. Aunque el ruido no debe hacer olvidar que también ha habido, por supuesto, muchas reacciones de disconformidad democrática.

Seguir leyendo Cuarenta años de militancia anticatalanista, de Josep Maria Soria.

Via Hispalibertas.