Cuando el adversario tiene razón, la tiene, y no se le puede negar. He cambiado radicalmente mi oponión acerca del Estatuto del Periodista Profesional gracias a la elaborada argumentación del liberal pinochetista Manel, en Hispalibertas, una bitácora muy seria y resabidilla, en la que se pueden leer artículos en varios idiomas, entre los cuales no está el catalán. ¡Faltaría!

Actualización de las 14:44. En un gesto que caracteriza muy bien la deshonestidad intelectual y política del liberal pinochetista Manel, ha añadido a su artículo, como si fuese argumentación al despropósito original, el artículo 20 de la Constitución, acusándome inmediatamente de liberticida. El se lo guisa y el se lo come. Lo cierto es que su artículo -incluso la versión ampliada- sólo contiene un insulto y ninguna argumentación. Pues vale.