José Masa Díaz, Alcalde de Rivas Vaciamadrid, anunció ayer la presentación de un requerimiento previo a la Comunidad de Madrid para que anule la adjudicación de licencias de televisión digital terrestre llevada a cabo el pasado mes de agosto. De no haber respuesta o ser ésta negativa, el Alcalde de Rivas, de Izquierda Unida, adelantó que se presentaría un recurso contencioso administrativo. Rivas se convierte así en el primer ayuntamiento que impugna la concesión de las licencias.

Igualmente, el consistorio ripense presentará un escrito ante la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones, ya que “creemos que la Comunidad de Madrid, en el desarrollo de sus competencias en materia de Radiotelevisión está primando a las cadenas privadas sobre las públicas“, aseguró el Alcalde. Se están haciendo las cosas de tal forma que cuando las televisiones municipales puedan empezar a funcionar, las privadas llevarán una delantera de un año, durante el cual el mercado publicitario estará copado.

A juicio del Ayuntamiento de Rivas, la adjudicación realizada este verano por el Gobierno de Esperanza Aguirre es lesivo para los intereses de los Ayuntamientos y no cumple la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local, que establece que cuando las comunidades autónomas desarrollan sus competencias deben prever aquella parte que corresponde a los ayuntamientos, cosa que no ha ocurrido.

Igualmente, el consistorio ripense cree que la adjudicación viola su propio pliego de condiciones, especialmente en la parte que prevé que no se pueden crear cadenas regionales de televisiones, circunstancia incompatible con la adjudicación de licencias en todas las demarcaciones a un solo licitador, y con la adjudicación de varias emisoras en varias demarcaciones a empresas que representan intereses idénticos.

Para terminar, el Ayuntamiento de Rivas señala que de los diez criterios de licitación que prevé el pliego de condiciones, con diez puntos cada uno, al menos seis de ellos son difícilmente baremables: pluralidad de las ofertas informativas; satisfacción de las diversas demandas y plurales intereses del público; calidad y pluralidad de los contenidos; promoción social, económica y cultural de la demarcación correspondiente; contribución al desarrollo tecnológico e industrial, e información específica de la demarcación. No es sólo que estos criterios sean difícilmente baremables, sino que el pliego no establece cómo se deben adjudicar los puntos.

Tagged with →