Sí al Estatuto

Posted · 28 Comments
periodismo.jpg

Durante los meses próximos va a debatirse en el la comisión de moda del Congreso de los Diputados, que es la Constitucional, la proposición de Ley del Estatuto del Periodista Profesional, presentada por el grupo parlamentario de Izquierda Unida. Como era de esperar, la proposición ha causado una fuerte polémica. Del estatuto se han dicho barbaridades como que es el peor ataque contra la libertad de expresión en toda la democracia o que es estalinista, que se pretende controlar políticamente a los periodistas, que los ciudadanos pierden derechos e incluso que estará prohibido hacer “blogs” si prospera. Lo curioso es que no sólo ha dicho estas cosas Federico Jiménez Losantos, sino que personas habitualmente en sus cabales están sosteniendo estas afirmaciones tan exageradas como gratuitas.

El Estatuto del Periodista Profesional que plantea Izquierda Unida, que no es más que la traslación al Congreso de los Diputados de un documento preparado por varias asociaciones profesionales y sindicales de periodistas, no recorta ningún derecho a los ciudadanos, ni limita la libertad de expresión, ni mucho menos establece el control político de los periodistas. Quien sostenga todas estas cosas como ciertas bien no ha leído la proposición, bien actúa de mala fe.

El Estatuto del Periodista Profesional se limita a regular el ejercicio de una profesión, la periodística. Los periodistas contribuyen a formar la opinión pública. Una opinión pública libre es la base de una democracia sana. Y para que la opinión pública sea libre es preciso que los medios de comunicación y los periodistas realicen su tarea con responsabilidad y con unas garantías mínimas de calidad. La sociedad tiene derecho a exigir esos mínimos y eso es lo que está haciendo.

El estatuto viene a establecer avances importantes para el ejercicio de la profesión periodística con un mínimo de garantías no sólo para el periodista, sino para la credibilidad del propio medio de comunicación en el que desarrolla sus tareas. Así, el Estatuto regula la cláusula de conciencia, el secreto profesional, la propiedad intelectual o del derecho a disponer de la propia firma.

El control de los periodistas

A los periodistas se les llena la boca -se nos llena- cuando hablamos de esa tontería de que la prensa es el cuarto poder, que estamos para controlar al poder y cosas de ese estilo. Pero ¿quién controla al controlador?. Porque, al fin y a la postre, los periodistas no son más que empleados que trabajan por cuenta ajena y las empresas que los contratan tiene más voluntad en la promoción de los intereses políticos y económicos en los que se encuadran que en la formación de una opinión pública libre.

Actualmente en España, para ejercer la medicina y otras profesiones como la abogacía o la arquitectura, es preciso tener -al margen de la titulación académica requerida- una habilitación profesional que otorgan unas instituciones de carácter enteramente privado como son los Colegios Profesionales. Estos colegios escapan al control democrático y son los encargados también de velar por el cumplimiento del código deontológico. Pueden sancionar a los profesionales que incumplen el código negándoles la práctica profesional.

El estatuto del periodista viene a democratizar y a actualizar estas instituciones decimonónicas en el ámbito de la profesión periodística. Así, los Consejos de la Información vienen a sustituir al Colegio profesional. Se trata de unos organismos de carácter público y no emanados de los partidos políticos, sino de la representación de la soberanía nacional, es decir del Congreso de los Diputados y del Senado. La democratización es doble, o triple, puesto que los consejos de la información -hay uno central y sus equivalentes autonómicos- están formados por periodistas, empresarios y usuarios de la comunicación, y no tienen asignada ninguna tarea que no tengan para sí las organizaciones colegiales de los abogados o de los médicos en sus respectivos ámbitos profesionales, con la gran diferencia que los consejos de comunicación son órganos democráticos controlados por el Parlamento, mientras que los colegios profesionales son enteramente privados y ajenos a cualquier control.

No está entre las funciones de los Consejos de la información controlar la línea editorial de los medios de comunicación, ni el ejercicio de la libertad de expresión por parte de periodistas o empresas. Esto no haría falta decirlo.

Acceso a la información

Se ha dicho también por parte de los opositores al texto que se restringe el derecho de los ciudadanos a acceder a información de carácter público. Esto no es así. El Estatuto no toca, ni puede hacerlo, el derecho de petición, ni el derecho a consultar los documentos de carácter público. Lo que hace es obligar a las administraciones a permitir que los periodistas acreditados que solicitan acceder a información pública con motivo de su ejercicio profesional la consulten sin tener que someterse al procedimiento habitual que un ciudadano que acredita interés en un expediente debe seguir. Es evidente que esto no se refiere a aquellos asuntos en los que el periodista tenga un interés personal, en cuyo caso deberá seguir el procedimiento que siguen los ciudadanos, sino cuando el interés es profesional, es decir, cuando se busca informar a la sociedad de un asunto de interés público.

Es falso por lo tanto que se restrinja el libre acceso a la información administrativa o judicial a los ciudadanos en general. Lo que se hace es establecer un procedimiento que facilite al máximo a los periodistas en el ejercicio de su profesión “el libre acceso a los registros, expedientes administrativos y actuaciones judiciales no declaradas secretas y en general a cualquier información recogida por las autoridades públicas que pueda contener datos de relevancia pública“, tal y como se puede leer en el artículo 16 de la proposición de Ley.

Recopilación de información sobre el estatuto en el wiki de Periodistas 21

28 Responses to "Sí al Estatuto"
  1. Nacho dice:

    Dices:

    El estatuto del periodista viene a democratizar y a actualizar estas instituciones decimonónicas en el ámbito de la profesión periodística. Así, los Consejos de la Información vienen a sustituir al Colegio profesional. Se trata de unos organismos de carácter público y no emanados de los partidos políticos, sino de la representación de la soberanía nacional, es decir del Congreso de los Diputados y del Senado.

    Bonita forma de verlo. Por 25 pesetas: ¿cómo definirías a los representantes de la soberanía nacional que se sientan en el Congreso y en el Senado? ¿De dónde salen? ¿Cómo llegan hasta allí?

    Por otra parte, en el periodismo los colegios profesionales no tienen ninguna relevancia. ¿Hace falta arreglar un problema que no existe?

    Al menos no has mentado a la bicha: ese clásico argumento de las condiciones laborales de los periodistas, un tema del que el estatuto, como sabes, no dedica ni una línea.

  2. RicardoRVM dice:

    Hola, Nacho. respondo a tus observaciones.

    1.- Los representantes de la soberanía nacional que se sientan en el congreso y en el senado están elegidos por sufragio universal: no entiendo muy bien la pregunta, así que te la devuelvp ¿Qué pretendes insinuar?.

    2.- Efectivamente, los colegios profesionales no tienen ninguan relevancia en el periodismo. Pero los saco a relucir para demostrar que no es tan raro que el ejercicio de las profesiones esté regulado. la ventaja del estatuto es que se trata de una regulación democrática, frente a la anbsolutamente privada de los colegiso profesionales. Yo soy partidario de que el ejercicio de la profesión periodística se regule, y eso no me convierte en estalinista. podrá ser rebatible, pero no soy estalinista por ello.

    3.- La bicha esa existe, porque las condiciones laborales de losperiodistas son bastante malas en general. El estatuto no se ocupa de ello. ¿Conoces algún caso de condiciones laborales reguladas por ley para un sector laboral o profesional?.

    Son, según mis cuentas, 75 pesetas.

  3. dunkeleith dice:

    Hele, el uso masivo de la cocacola también es elegido por sufragio universal, debe de ser que la palabra “condicionamiento”, ha sido borrada del vocabulario, sobre todo de los intelectuales-s-s.

    ¿Opinión pública libre? Joder, que oximorón.

  4. Nacho dice:

    1- Están elegidos por sufragio universal entre los partidos políticos. Y yo me niego a que sean los partidos políticos -por mucho que la herramienta sea el Senado y el Congreso- los que decidan quién es periodista y quién no. Porque, aunque el Congreso y el Senado son fruto de la soberanía popular, hay otro concepto democrático importantísimo que se llama separación de poderes. Y si hay que subordinar el periodismo ante un poder, que sea ante el judicial.

    Los mismos que han sido incapaces de poner jamás en marcha una televisión pública independiente no son una garantía.

    2- Pero es que los colegios en este debate no pintan nada, pues no pintan nada en el periodismo. No hay que arreglar un problema que no existe.

    3- Completamente de acuerdo. Lo recordaba porque este tema suele ser el principal argumento de los que defienden el estatuto.

  5. RicardoRVM dice:

    Réplica a la contraréplica de Nacho:

    1.- Totalmente de acuerdo con su crítica a los partidos políticos. El tema es que es lo que hay. A pesar de todos los vicios de los partidos políticos, debemos aceptar el tópico de la democracia parlamentaria es el menos malo de los sistemas políticos. Nos guste más o menos, el Parlamento es el máximo órgano de representación de la soberania nacional.

    No se subordina el periodismo a ningún poder político. Loque se hace es controlar el ejercicio de la profesión periodística. Dime qué artículo del estatuto pretende que el poder político o cualquier otro intervenga en la línea editorial de los medios o en la libertad de expresión de los medios o los periodistas.

    No van a ser los políticos los que decidan si alguien es periodista o no, ya que el reconocimiento de la profesión periodística será un acto reglado: usted cumple los requisitos que marca la Ley, es periodista. Ya está. Los consejos no podrán negar la condición de periodista a quien acredite serlo.

    2.- Insisto: los colegios profesionales pintan poco en este debate, es cierto. Pero lo que hace el estatuto es atribuir las competencias que en otras profesiones tienen los colegios profesionales a órganos de caracter enteramente público y emanados del Parlamento. Y digo de nuevo que yo sí soy partidario de que el ejercicio de la profesión periodística tenga un control democrático por parte de la sociedad, que a lo mejor ese es el origen de todas las discrpancias.

    Por otra parte, debo corregir, ya que en el artículo original decía erróneamente que los colegios profesionales son entidades privadas y realmente no lo son, sino que son públicas. Sin embargo, vale el grueso de mi crítica ya que el control que tienen es corporativo y no democrático.

  6. Lou dice:

    Ricardo, me opongo a que los controladores sean designados, elegidos, habilitados o siquiera sugeridos, ni tan solo de manera indirecta, por los controlados. Queda sospechoso, y como decía Cesar a su mujer, “no basta que la mujer del Cesar sea honesta, también tiene que parecerlo”. El Periodismo, como medio de control sobre los políticos, tiene que estar, en la medida de lo posible, desvinculado de los mismos. Ya sabemos de los periodistas, y los periódicos, tienen sus tendencias políticas, y estas quedan reflejadas muchas veces en lo que escriben, pero estoy seguro que ninguno aceptaría perder su independencia, la potestad de decir lo que píensa incluso estando en desacuerdo con políticos a los que ha apoyado anteriormente. A eso se le llama “libertad de expresión” y “libertad de prensa”.

    Por cierto, ¿serías capaz de decirme qué otra profesión liberal tiene que ser habilitada por un Consejo Estatal cuyos miembros han sido elegidos por el Congreso y por el Senado? Ya te lo digo yo: NINGUNA. La profesionalidad (no confundir con “titulación”) en cualquier ramo la dan otros profesionales de más experiencia, el currículum y la experiencia propia. Si pretenden regular de verdad la profesión, que hagan obligatoria la colegiación, como lo es para los psicólogos, abogados, médicos, arquitectos, etc., etc., y que sean los periodistas los que regulen a los periodistas, con sus codigos éticos y deontológicos. Y serán los ciudadanos los que les exijan profesionalidad.

    Y, como decía, prefiero la educación suficiente y el discernimiento propio, que el control ajeno de algo tan delicado.

  7. Hola Merluzo dice:

    Me parece fantástico. Tanto que, como los Ingenieros Informáticos no estamos colegiados, habrá que acelerar el proceso para que tú, analfabeto informático, no puedas tocar un blog.

    Es hora de que democráticamente se regule las chapuzas que hay que ver cada día.

  8. RicardoRVM dice:

    ¿Qué tiene que ver un blog con la informática?

    ¿Hay que programas acaso una sóla línea de código para editar un blog?

    ¿Hay quizás que diseñar una base de datos?.

  9. Gulliver dice:

    No hay libertad de información por parte de los ciudadanos, sin acceso a las fuentes. Libertad de información no quiere decir que tengas que aceptar para informate lo que te arrojan los periodistas. Afortunadamente el fenómeno de Internet permite que hoy se tengan más nodos de información que las del periodista tradicional, pero sigue cojeando el acceso directo a los documentos.

    ¿Por qué un periodista de prensa de papel puede tener acceso directo a los registros y un autor de blog tiene que pasar por un infierno burocrático para demostrar que la información que solicita es de su incumbencia?

    ¿Qué quiere decir eso de “cualquier información recogida por las autoridades públicas que pueda contener datos de relevancia pública”? ¿Qué funcionario decide lo que es de relevancia pública y lo que no? ¿Con qué criterios?

  10. Juno dice:

    El ejercicio de la profesión periodística es incompatible con el desempeño de:

    a) el ejercicio profesional de la actividad publicitaria, de marketing y relaciones públicas;

    b) la condición de policía, militar, juez o fiscal;

    c) los ministros y los cargos públicos de libre
    designación ministerial o por los órganos de gobierno de Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales.

    Porque no se le prohibe tambien a los politicos, a los curas, a las mujeres, a los judios, a los bomberos y a los periodistas.

  11. Juno dice:

    Lo del Consejo Estatal….suena a la prensa del movimiento.

    […La condición de periodista profesional se acredita mediante el correspondiente carné expedido por el Consejo Estatal de la Información..]

    [..El Consejo es un organismo público independiente del poder ejecutivo y que rinde cuentas de su actuación al poder legislativo…]

    ¿Como television española? ¿Como el fiscal general del estado? ¿les suena?

    El ejercicio del periodismo debe ser libre. Como lo es el de escritor, actor o futbolista.

  12. Juno dice:

    Lo del Consejo Estatal….suena a la prensa del movimiento.

    […La condición de periodista profesional se acredita mediante el correspondiente carné expedido por el Consejo Estatal de la Información..]

    [..El Consejo es un organismo público independiente del poder ejecutivo y que rinde cuentas de su actuación al poder legislativo…]

    ¿Como television española? ¿Como el fiscal general del estado? ¿les suena?

    El ejercicio del periodismo debe ser libre. Como lo es el de escritor, actor o futbolista.

  13. Juno Peraleda dice:

    La composicion del consejo.

    a) Ocho periodistas elegidos por mayoría de 2/3,
    cuatro por el Congreso y cuatro por el Senado;

    los que hablen mal de los diputados, cuidado que van fuera, federiquin el de la cope lo lleva claro y Urdaci ni te digo.

    b) Cuatro representantes de las asociaciones
    empresariales de la comunicación

    los que critiquen a la empresa van fuera..

    (b1) Dos juristas de reconocido prestigio

    ¿reconocido por quien?, y ademas ¿no quedamos en que los jueces no pueden ser periodistas? ¿ya puestos porque no hay tambien dos militares en el consejo?

    c) Cuatro representantes de las Centrales Sindicales de ámbito estatal

    Sin comentarios….(A ver si me afilio un dia de estos)
    ¿lo de ambito estatal, es por lo de los sindicatos nacionalistas?

    d) Cuatro representantes de asociaciones de consumidores,radioyentes o telespectadores elegidos

    ¿Y esos quienes son? los que te regalamn una calculadora si te apuntas

    En resumen mas carguitos donde chupar del bote y el periodista que se pase de la raya, al gran hermano.

  14. Bazán dice:

    Hay cosas de las que deberías informarte mejor antes de escribirlas.

    Dices: “Actualmente en España, para ejercer la medicina y otras profesiones como la abogacía o la arquitectura, es preciso tener -al margen de la titulación académica requerida- una habilitación profesional que otorgan unas instituciones de carácter enteramente privado como son los Colegios Profesionales. Estos colegios escapan al control democrático y son los encargados también de velar por el cumplimiento del código deontológico. Pueden sancionar a los profesionales que incumplen el código negándoles la práctica profesional”.

    En primer lugar, los Colegios Profesioneles, no son entidades privadas, ninguno de ellos, sino entidades públicas con competencias delegadas por la Administración. Nuestros Estatutos (yo estoy colegiado) nos los tiene que aprobar la Administración del Estado, y de cada uno de los actos electorales se está obligado a entregar copia a la Administración para que la valide. Tampoco son decimonónicos. Son de 1978. Art. 36 de la Constitución.

    Segundo. Mala comparación has elegido. La habilitación profesional, al menos en el campo de todas las ingenierías y arquitectura no la dan los Colegios Profesionales, sino la posesión del título académico correspondiente, ya que en nuestras profesiones no existe el título profesional separado del académico. Ni, creo, en el Periodismo. Los Colegios lo que certifican es que en efecto tienes ese título académico, conforme a la información que ellos tienen, y por tanto, se te considera automáticamente habilitado para ejercer tu profesión. El Colegio a mí no me habilita para nada, se limita a certificar que en efecto ya estoy habilitado.

    Sin embargo, en este proyecto se dice que a los periodistas se les extenderá un carnet para ejercer su profesión. O sea, se les habilitará posteriormente a la obtención del título académico, con lo que entonces convendría tener presente y decirle a la Universidad y a sus usuarios (los estudiantes) cuál es la validez real del título que se imparte en las facultades.

    Además ¿quién lo va a extender los carnets profesionales? Pues, o la Comisión de Acreditaciones o el Consejo de Información de la CC.AA. correspondiente. ¿Y quién va a formar la Comisión o el Consejo?

    La Comisión, miembros del Consejo Estatal, con representantes nombrados por el Congreso y el Senado (el 40% del total) y por los sindicatos (20% del total). Y, como todo el mundo sabe, los electos por el Congreso, Senado y sindicatos estarán exentos de toda ideología partidista. No hay mas que ver al Constitucional, o a los miembros de la CMT, CNMV et al., electos por el Parlamento.

    ¿Y el Consejo? SILENCIO. El proyecto no dice nada, así que tampoco por aquí la habilitación profesional tienen garantía alguna de limpieza partidista.

    Por lo menos en el caso de mi Colegio, tenemos una Directiva elegida por y de entre los colegiados mediante voto universal, secreto y directo, en Asamblea General convocada al efecto. Terrible ejemplo de falta de control democrático ¿no? Y yo me pregunto ¿son tan merluzos los periodistas que no pueden hacer funcionar un Colegio profesional de esta manera, que necesitan que su Consejo lo nombre el Parlamento, tras cambalachear entre portavoces por los nombres de los candidatos?

    Y en cualquier caso, aunque todo estuviera limpio de contaminación partidista, de habilitaciones profesionales que devalúen el título académico y que sean filtro para el acceso al ejercicio de la profesión, aunque fuera de vida o muerte el tener Colegios de periodistas por todas partes, me sigo preguntando:

    ¿Para qué es necesario regular el ejercicio de la profesión periodística?

  15. Jona dice:

    Si que es necesario regular el ejercicio de la profesión periodística, pero la mejor forma de hacerlo es comprando o no un periodico, o eligiendo el canal de television, o leyendo o no un articulo de opinion.

    Ya que es el cuarto poder del estado, que sea el pueblo soberano de donde emane ese poder.

  16. Claudio dice:

    Sería mucho más democrático el que los miembros del Consejo sean elegidos en elecciones libres por los ciudadanos. Las elecciones de segundo o tercer grado siempre son sospechosas.

    En mi opinión el Consejo Estatal (o los autonómicos que se creen) tienen dos misiones claras:

    1) Controlar políticamente a los periodistas, ya que pueden dar y quitar el carnét profesional a discrección.

    2) Hacer de tribunal de honor, cosa expresamente prohibida por la Constitución.

    Además va a facilitar la caza del periodista porque cualquiera puede denunciarlos, le afecte o no el asunto, ante el Consejo y este tiene la obligación de iniciar un procedimiento sancionador salvo que se llegue a un acuerdo entre las partes.

    ¿Esto último que quiere decir? Pues, por ejemplo, que si un periodista informa sobre un proceso judicial cualquiera que participe en el proceso, vea la noticia por la tele o simplemente sea ciudadano de este pais, puede denunciarlo ante el Consejo.

    También puede pasar que a mucha gente no le caiga bien lo que escribe un periodista y lo denuncie ante el Consejo

    ¿Cómo van a informar sobre casos de corrupción sin perder la posibilidad de trabajar?
    ¿Cuantas denuncias lloverían sobre los afectados?

    ¿Hacemos apuestas? Si se aprueba, tal y como está redactado, el noventa por ciento de la profesión va a tener su lugar de honor en los expedientes sancionadores del Consejo.

    Si eso no es una ley mordaza …

  17. hispanicus dice:

    No a ese estatuto incostitucional, todos los españoles tenemos derecho a decidir.

  18. Manuel dice:

    Yo siempre he sospechado que estos fachas no leen detalladamente los mensajes que contestan (pa qué, si ellos van a dejar sus consignas igual), pero el comentario del tal Hispanicus deja claro que algunos no los leen en absoluto, más allá del título (eso sí, sueltan como loritos la frase que han aprendido, que es para lo único que dan). ¡Qué pena de gente!

  19. Anónimo dice:

    “Sería mucho más democrático el que los miembros del Consejo sean elegidos en elecciones libres por los ciudadanos. Las elecciones de segundo o tercer grado siempre son sospechosas”, dijo Claudio (cuidado con las sobrinas y sus guisos de setas).

    Pues no. El cuerpo social de un Colegio son los colegiados, el cuepor electoral de un Colegio son los colegiados, y por y de entre ellos han de salir los órganos de gobienro.

    Ya puestos, con ese “argumento” (por ser generoso) nuestro gobierno sería más democrático si lo eligiera el conjunto de los que poblamos el planeta, coreanos del norte y libios (entre otros) incluidos. Qué tontería…

  20. Bazán dice:

    El post anterior es mío. Mis disculpas.

  21. Juno dice:

    ¿Quienes son los fachas? los que quieren un control politico, sindical y judicial de los periodistas o los que pretendemos que el ejercicio sea libre, sin mas limites que el codigo penal, la constitucion….

    Respecto a que “Las elecciones de segundo o tercer grado siempre son sospechosas” no es del todo cierto y menos practico. ¿deberian ser elegidos en elecciones libres por los ciudadanos los Órganos de Dirección de los sindicatos, de las universidades, la junta de jefes de estado mayor, los funcionarios?

  22. RicardoRVM dice:

    Bazan, es cierto que me equivoqué al definir a los colegios profesionales como pribvados. ya lo dije en uncomentario anterior al tuyo. Lo que ocurre es que mi crítica sigue siendo válida. La regulación de la profesión que hace el Estatuto es mucho más democrática que la de las profesiones que exigen colegiación obligatoria, ya que en estos casos, los colegios son órganos a través del cual los profesionales se controlan a sí mismos, es decir, se fomenta el corporativismo, mientras que en el caso de los consejos de la información, el control es de la propia sociedad a través del poder legislativo que es el que los nombra.

    Y ni que decir tiene que al margen de este control, que es profesional y no judicial, losperiodistas, como lso médicos y como los obreros del metal, están sometidos al Código Penal.

    Respecto a la habilitación profesional, yo no sé que ocurrirá con los ingenieros, pero desde luego, los abogados y los médicos pueden ser inhabilitados por sus colegios por incumplir el código ético. Loc colegios profesionales, al menos en algunos casos habilitan para el ejercicio de la profesión.

    El aunto de la titulación académica requerida para ser periodista es un tema muy interesante y muy polémico del que pienso ocuparme en un artículo posterior, entre otras cosas. Así que aquí sólo diré que considero que no es necesario el título de Licenciado en Ciencias de la Información (rama periodismo) para ser periodista. Por otra parte, eso que dice usted ocurre también con la abogacía, ya que el título de licenciado en derecho por sí solo no vale para ejercer la abogacía, puesto que es precisa la colegiación, que es la que te habilita para el ejercicio. Igual con la Medicina.

    Y la habilutación profesional, insisto, no se entregará de manera arbitraria, sino que corresponderá a todos los que cumplen los requisitos que marca la ley.

  23. Bazán dice:

    Es evidente que tú y yo tenemos un concepto distinto de lo que es “más democrático”. Para ti algo sólo es democrático si interviene “la propia sociedad a través del poder legislativo”, es decir, si los partidos políticos intervienen en el control de ese algo. Cosa que ya ideológicamente es infumable, porque los partidos políticos no son la única expresión de la “propia sociedad” (aunque supongo que viviendo de la política eso te resultará complicado de entender), ni los que la formamos y la damos vida nos dedicamos sólo al juego político. Pero además, como ya se ha podido ver en la práctica, en los órganos judiciales, en las empresas públicas, en los consejos asesores y reguladores, el control de la “la propia sociedad a través del poder legislativo” se traduce en amiguismo y clientelismo político.

    Desde luego, yo prefiero que mi Decano sea elegido por y de entre los colegiados que no que sea alguien colocado por el Parlamento, del que podré esperar cualquier cosa menos independencia de criterio respecto a los que le nombraron. Con lo que ya tenemos claro en qué quedarían las bondades de que no se habilitará profesionalmente de manera arbitraria, sino conforme a ley. Ley hecha por los mismos que nombraron al regulador que la ha de aplicar. Otro alarde de independencia.

    No obstante, sigue en pie la mayor. ¿Para qué es necesario regular la profesión periodística? Yo no veo necesidad de ello hoy en día. ¿Para qué es necesario regular a los periodistas? ¿Para que sean más libres? Pero, oiga, ¿es que ahora mismo no lo son? Yo diría que sí.

  24. RicardoRVM dice:

    Hola Bazán.

    No, creo que tenemos el mismo concepto de lo que es democrático. Yo no creo que sean los partidos políticos los intérpretes de la democrácia ni que sean los que expiden carnets de demócrata. De hecho, la sociedad se mueve al margen de los partidos cada vez más claramente y los partidos son estructuras en muchos casos absolutamente inflexibles y muy frecuentemente impermeables a lo que ocurre fuera de ellos. Esa lección ya me la sé, y a pesar de que, como usted dice, vivo de la política -lo cual suena, por cierto, bastante despectivo- es algo que estoy permanentemente denunciando en el seno del partido al que pertenezco.

    Sin embargo, en nuestra democracia, que es parlamentaria, la representación de la soberanía está en el Parlamento. Y eso es un hecho incontrastable.

    Dicho esto, he señalado en otra ocasión que el texto es mejorable. Necesariamente debe ser corregible una propuesta que ha desatado esta polémica y tantas críticas por parte de sectores que no son los “broncas” de siempre. A mí, personalmente -hablo por mí, no por IU, ni por otras personas que puedan ser partidarias del estatuto- no me parecería mal retocar -o incluso rediseñar compeltamente- la composición de los Consejos y su nombramiento. Asumo que su actual definición puede pecar de “estatalista”, como me ha señalado un amable corresponsal en un correo electrónico, y que haya que buscar la forma de corregir esto para que no se vean representados en los consejos intereses exclusivamente “políticos”, en el sentido más negativo de la palabra. Tampoco comprendo muy bien, como ha señalado alguien más arriba, la presencia en los consejos de representantes de asociaciones de usuarios de la comunicación que, por lo que sé, representan a muy poca gente. No creo que fuera negativo introducir de alguna forma la posibilidad de que los profesionales elijan directamente a un número más o menos importante de consejeros.

    Pero ello debería hacerse de forma que se buscase el justo término medio entre el actual “estatalismo” y el corporativismo propio de los colegios profesionales. Creo sinceramente que buena parte de las críticas que el estatuto ha recibido de parte de periodistas tienen un fuerte componente corporativo.

    Para terminar, una matización a la pregunta con que concluye su intervención: no creo que el objetivo del estatuto sea “hacer más libres a los periodistas”, sino garantizar la calidad en la información. ¿Cuál es el objetivo del colegio de Medicos, buscar y lograr privilegios para sus colegiados o garantizar la buena práctica profesional?. Prefiero no profundizar en este tema, porque quiero dedicarle un artículo propio y no quemarlo aquí.

  25. Claudio dice:

    Comentando un poco lo que dijo Bazán:

    ‘ “Sería mucho más democrático el que los miembros del Consejo sean elegidos en elecciones libres por los ciudadanos. Las elecciones de segundo o tercer grado siempre son sospechosas”, dijo Claudio (cuidado con las sobrinas y sus guisos de setas).’

    Las setas las tengo en mi lista de alimentos prohibidos. :-)

    ‘ Pues no. El cuerpo social de un Colegio son los colegiados, el cuepor electoral de un Colegio son los colegiados, y por y de entre ellos han de salir los órganos de gobienro. ‘

    El Consejo Estatal que viene en el estatuto no es un colegio profesional. Sus miembros son elegidos a dedo por los parlamentarios. Yo creo que es mejor alternativa que se presenten candidatos y que sean elegidos por todos en unas elecciones.

    Lo anterior no quiere decir que sea partidario de la existencia de ese Consejo Estatal. Ni tampoco de las funciones que se le encomiendan.

    Si este consejo tuviera un ámbito mas amplio y capacidad para sancionar a empresas y a periodistas por prácticas especialmente graves contra la deontología profesional, quizás sería partidario de su existencia. Pero no para expedir carnéts de periodistas del régimen, ni para recoger los lamentos de los damnificados por informaciones veraces.

  26. RicardoRVM dice:

    Claudio, lea la propuesta. El consejo es justo lo que usted dice.

  27. Claudio dice:

    “Claudio, lea la propuesta. El consejo es justo lo que usted dice.”

    Ya sé, Ricardo, que el Consejo es exactamente lo que digo en mi anterior comentario :-p . Pero si se refiere a mi último párrafo, al que está en condicional, no creo que sea ni de lejos el Consejo con el que yo estaría de acuerdo.

    Vamos a ver si me explico. El Consejo tiene, entre otras, las siguientes competencias en la propuesta de estatuto:

    – Expedir carnéts profesionales de periodista. Retirar esos carnéts.

    – Imponer todas las sanciones previstas en el estatuto, ya sean leves o graves o muy graves.

    No estoy de acuerdo con el primer punto.

    Y sin el primer punto el Consejo no tiene capacidad para sancionar a los periodistas.

    No estoy de acuerdo con la existencia del carnet por muchas razones.

    Para empezar existen dos tablas de medir: Mientras al periodista se le tapa la boca, a la empresa solamente se le sanciona con una multa.

    En el caso de la empresa es lógico. No existe un autorización del estado para que ejerza su actividad (¿o sí?) y para cerrarla es necesaria una orden judicial. ¿Y para tapar la boca un periodista? ¿No es necesaria la orden de un juez?

    Para los que han redactado el proyecto de estatuto ,por lo que se ve, no es necesaria.

    Más preguntas. ¿Como puede ser que un juez de lo contencioso-administrativo tenga la última palabra en la regulación de un derecho fundamental?

    ¿La libertad de prensa va a ser a partir de ahora una concesión de la administración?

    ¿Cómo es que primero se hace el estatuto del periodista y luego una ley de medios de comunicación? ¿No sería lo contrario lo más lógico?

    ¿Qué es eso de que el carnét hay que renovarlo periódicamente? ¿Se hace lo mismo con los médicos, con los abogados o con los arquitectos?

    ¿Qué es esa absurda frase del preámbulo que dice: “Más alla de la comunicación interindividual, la comunicación pública requiere de la mediación de las empresas informativas e informadores profesionales.”

    Lo que haces en tu blog ¿es o no es comunicación pública? ¿Vas a necesitar un permiso para poder hacerlo en el futuro?

    ¿Quienes son los titulares del derecho que se recoge en el apartado 20.1 d) de la Constitución? ¿Todos los españoles? ¿O sólo los que tengan carnét de periodista?

  28. Angélica (un troll) dice:

    puff me acabo de leer todo lo que ha escrito usted sobre la proposición de ley del Estatuto del periodista y la correspondiente proposición de Ley del Estatuto y pues la verdad tengo que hacer un trabajo sobre esto y me está costando bastante ….. no sé porqué lo escribo pero… necesitaba hacerlo tras leer 80 páginas sobre esto.. puff

    me ha servido de ayuda su comentario
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.