Oigan, ¿ustedes no están hartos de esa gente que está siempre tan informada sobre el Rey y su familia, porque tienen un primo que una vez vio a uno que estuvo en el mismo bar en que tomaba café el sustituto del mensajero que solía llevar los paquetes a una redacción a la que durante la trasición hizo una vez una visita el Rey? “Me ha dicho mi primo -suelen decir, con el gesto generoso de quien te traslada una información exclusiva y minoritaria- que el Rey piensa que…“. Así, desde que yo tengo uso de razón, el rey tiene cáncer de próstata y una amante en cada portal con número par de Madrid. Otrosí, por supuesto, un hijo en cada provincia de interior y dos en cada una de mar, sin contar las ciudades autónomas, que están repletitas de bastardos reales. Pues bien, estos meses últimos hemos asistido a un bombardeo de estas informaciones exclusivas. Varios conocidos míos -casi siempre muy de derechas, de esos que le tienen mucha ojeriza al Rey- me han asegurado siempre de manera muy confidencial y exigiéndome mucho secreto que Leticia Ortiz estaba embarazada de muchillizos, porque claro “han tenido que ir a una clinica de maternidad“, y además, les han permitido exigir el sexo de la criatura, por lo que, claro, “será niño“.

Pues ha sido niña, y una. Y como soy republicano, pero no idiota, no me duelen prendas en escribir dos palabritas, dos: ¡Enhorabuena altezas!

Tagged with →