No a la pena de muerte

El 21 de julio el Tribunal Supremo filipino ha confirmado la pena de muerte por inyección letal de Paco Larrañaga. Ahora su única esperanza es que la Presidenta de Filipinas le otorgue el perdón. Para ello, Amnistía internacional nos pide que colaboremos enviando a través de esta web un correo electrónico a la Presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo.

Yo ya lo he hecho.