Lamento hacer esto, pero me siento obligado a hacerlo. Yo no tengo por qué acarrear con lo que les corresponde a los demás. Y es que no entiendo muy bien qué tengo yo en común con quien piensa que “el modelo socialista de Cuba funciona“, que “Cuba a (sic) decidido hacer una política para el pueblo y con el pueblo“, que “tendrían nuestros políticos mucho que aprender de ellos” (de los autócratas cubanos, supongo), y que “la revolución cubana, hoy más que nunca, parece ser un camino a seguir para un mundo más justo y más humano“. Pues bien todo eso lo piensa el autor anónimo de Lucha Revolucionaria. Simplemente quiero dejar claro que la izquierda de este señor no es mi izquierda, y que el progreso de este señor -homosexuales y periodistas a la cárcel- no es mi progreso. Ya digo que lo siento, pero las cosas hay que aclararlas.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →