Yo soy miembro de Izquierda Unida. Y como tal, me siento insultado, injuriado y calumniado por Federico Jiménez Losantos en este artículo, en el que se me llama mafioso, amigo de los etarras y genocida, y se me acusa de haber cometido todo tipo de delitos graves; también se me acusa de trabajar contra la constitución y contra la democracia y de estar en la ilegalidad. Lo que me pregunto -y sospecho la respuesta- es si Izquierda Unida estará a la altura de las circunstancias y pondrá este artículo en manos de sus abogados, o tendrá un comprotamiento miserablemente cobarde -a la sombra del tramposo deseo de no crear mártires- similar al que han mostrado el PSOE y el Gobierno cuando el vocero de los obispos les ha injuriado y calumniado a ellos.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →