La nación española

Posted · 6 Comments

Les recomiendo vivamente que lean el artículo que publicó ayer Antonbio Elorza en El país, intitulado “La nación española“. Elorza habla de la existencia de la nación española, al margen de que para ciertos sectores de los nacionalismos periféricos sea preciso negarla para afirmar la existencia de la propia; plantea el tema de la preexistencia de la nación a los ordenamientos constitucionales, en especial al de 1812, que es el primer ordenamiento democrático de los españoles que proclama la nación española, y concluye que “las dobles identidades estaban ya consolidadas en el 800 y la federación -algo bien distinto de la confederación-, entonces como ahora, resulta la única fórmula viable de articulación democrática para España“. Una postura interesante, ya que se entiende que si la nación existe -la española, la catalana, la vasca-, es como una concepción cultural que no tiene por que tener reflejo en el ordenamiento político y jurídico. En otras palabras: un concepto cultural, la nación, como la religión, no tiene por qué dictar la articulación política del estado.

6 Responses to "La nación española"
  1. RamonR dice:

    Creo que ni Elorza ni casi nadie en Espana entiende la autentica razon por la que los catalanistas niegan la nacion espanola y dicen considerar Espana como un estado, como una estructura administrativa.
    Nadie en Cataluna, ni el independentista mas furibundo tiene la menor intencion de “romper” o “destruir” Espana, sino solo de transformar Espana de manera que Cataluna pueda encajar bien en ella. En el famoso “encontrarse comodo en Espana” hay mas de verdad de lo que las chanzas de la prensa madrilena quieren ver. De lo que los catalanistas (como yo mismo) no tenemos ninguna duda, es de que Cataluna (o quiza mejor, los catalanes) es una nacion (en el sentido de comunidad con la misma cultura, consciencia de pasado comun y voluntad de futuro en comun), tenga o no tenga estado, que realmente no es mas que una estructura administrativa superpuesta.
    Entonces, si Cataluna es una nacion, puede aceptar su inclusion en un estado, el espanol, sin traicionar su condicion de nacion ni entrar en problemas graves. Pero si Espana es una nacion, como yo efectivamente creo, entonces la pregunta es obvia: que hace la nacion espanola en Cataluna? Creo que, en estos terminos, lo que hace la nacion Espana en el territorio de la nacion Cataluna solo se puede calificar de ocupacion, dicho sea sin acritud. Y, ante esta realidad, solo cabe a los catalanistas la humillacion del ocupado o la rebelion armada. Como a los catalanistas de la vena Pujolista o Maragallista no les gusta sentirse ocupados, algo que ofende su amor propio, y aun menos rebelarse, porque les dan panico las consecuencias, pues solo pueden pretender que Espana es un Estado en el que las naciones, por ejemplo Cataluna, se integran cada una desde su realidad y manteniendo su personalidad, como sucede con Escocia o Gales en el Reino Unido, que el propio Blair ha reconocido en diversas ocasiones que es un estado pero no una nacion.

    Pero para ello hay que convencer a los espanoles de que Espana es un estado y no una nacion.
    De la misma manera, Espana (los espanoles que sienten por Espana lo que los catalanistas pro Cataluna) tiene claro que ella es una nacion, y desde este punto de vista solo pueden reconocer el calficativo de nacion a Catalunya si a continuacion admiten que la presencia de Espana en Cataluna es una ocupacion, y por tanto algo cuya legitimidad se sustenta en la fuerza de las armas, algo que por otra parte la derecha espanola siempre ha tenido muy claro y jamas se ha callado.

    Como este enredo no tiene solucion sin que alguien, catalanistas o espanolistas, se traicione a si mismo, fue obligado inventar el termino “nacionalidades” en la Constitucion actual, o el de “comunidades nacionales” y otros eufemismos ahora mismo. Pero ya esta visto que con la palabreria quiza se consiga aplazar un problema pero nunca se ha resulto ninguno.

    En el fondo los catalanistas estan tratando de continuar en Espana sin traicionarse y sin que les peguen un tiro, pero, para ello, una buena parte de Espana deberia renunciar a si misma, eso es a su condicion de nacion ocupante. Y eso es impensable, sobre todo cuando se ha ganado la ultima guerra y todas las anteriores.

  2. Hugo dice:

    Hombre Ramón, es un análisis valiente y peculiar. ¿Qué hacen dos naciones en una misma nación? Pues porque las nacionalidades se pueden integrar en una sola nación. Correcto, se “inventaron” las nacionalidades. Y digo yo, ¿la nación llovió del cielo?. ¿No tienen nada que ver con una construcción mental? Si eco demostró que un simple quiosco puede desvelar los misterios de la ciencia y de la Historia como sólo puede hacerlo una pirámide egipcia, imagínate lo que no puede hacer alguien más dotado para interpretar el curso de los acontecimientos. La nación catalana puede existir en virtud de segadores agraviados, de republicanos agraviados… Es decir, de partes agraviadas. En realidad las naciones se sustentan en zancadillas. Son, desde luego, un invento útil, en cuanto que protejen y fomentan lo que tú denominas personalidad. Las naciones tienen personalidad. Los catalanes hablan catalán y el resto farfulla algo parecido a lo que recomienda la Real Academia de la Lengua Española. O sea, el castellano es una imposición para los “catalanes”, y no una más de las evoluciones de otra lengua también impuesta (el latín), que aunque pueda formar parte de la propia nación catalana, es también el único vehículo que para Franco tenía el entendimiento y para Alfonso X la cultura. Hoy, cosas del progreso, se ha reducido a poder o no poder opositar. Que no deja de ser un tanto para la nación. Y si nos ponemos más serios, pues no es tan épico ni emotivo. Cada uno proteje lo suyo como puede, y después del término familia, hoy tan devaluado por esos rojachuelos que a cualquier cosa le llaman matrimonio, creo que el de nación tiene tanta o más relevancia y acoge y protege tanto o más. Sobre todo cuando hay otra nación en frente.

  3. RamonR dice:

    La pregunta no es que hacen dos naciones en una misma nacion, sino que hacen dos naciones en un mismo territorio. La nacion es algo que esta claramente definido en los tratados de politica (aunque ciertamente hay mas de una definicion), tambien el estado-nacion esta claramente definido, pero la “nacionalidad” es un concepto abstruso que solo aparece ocasionalmente en los tratados anglosajones, y siempre resulta ser lo mismo que nacion. La expresion “nacionalidad” a la espanola, fue un invento sin tradicion politica ni literaria que se hizo durante la transicion para zanjar el tema que nos ocupa. Una chapuza mas, vamos.

    La nacion catalana no existe en virtud de agravios reales o inventados. La nacion catalana existe porque hay algunos millones de personas que se sienten unidas por un idioma y una cultura comunes, por una tradicion comun, y que tienen la fırme voluntad de proyectarlos al futuro. Los agravios son solo herramientas para los politicos. En ninguna parte he escrito que “el resto” farfulle nada. Para mi, Espana existe, y es una nacion por las mismas razones que Cataluna lo es : idioma, cultura y tradicion comunes, y voluntad de proyeccion futura. La nacion espanola me merece todo el respeto, pero no es la mia, y, por ello, el castellano, aparte de que si que es una imposicion, y hay literatura legal abundante sobre el tema, es una herramienta, como lo son el ingles o el frances, que uso, incluso mas que el castellano, en mi vida profesional. Pero nada mas. De la misma manera, el Estado Espanol es para mi una estructura administrativa que, entre otras cosas, me da un pasaporte. Pero me daria igual que el pasaporte fuera britanico o suizo, de la misma manera que me da igual cual sea la compania que me vende un seguro si las condiciones son buenas.

    Completamente de acuerdo en el parrafo final. Creo que el problema es que en el Estado Espanol (o en Espana, si quiere usted) hay dos naciones compartiendo un mismo territorio. Eso es algo que ni unos ni otros pueden reconocer sin traicionarse, y este es el origen de todo el problema. Un problema que no tiene otra solucion real que la separacion sin mas. Pero como eso tiene un coste que, por ahora nadie esta dispuesto a aceptar, se buscan circunloquios. Pero el problema siempre reaparece.

  4. Josep dice:

    El artículo de Elorza es interesante, sirve para pensar pero tiene una muy obvia falta de objetividad. Se puede comprender porque el Sr. Elorza es “catedrático de ciencia política”, que no de historia. Y ya sabemos que por desgracia la política no anda muy bien en este país… perdón, nación…perdón, estado… perdón…!
    Confundir “Hispania” con “España” no me parece propio de su nivel. Respecto al origen de los nacionalismos, los actuales europeos se originan en el S.XIX, incluyendo al español y catalán, aunque en diferentes momentos de ese siglo. Si un “amplio grupo humano” se plantea la pregunta: ¿quiénes somos y de dónde venimos? y encuentra una respuesta diferente a la de otro “amplio grupo humano”, ello implica la existencia de diversos substratos. El nacionalismo no inventa la nación sino que la expresa de forma más o menos afortunada, y por lo general en oposición a un nacionalismo vecino. Quizá de ahí viene la actual reactivación del nacionalismo español contra el catalán. Es la expresión de una nación española en crisis: desunida, con falta de liderazgo y sin ilusión de futuro. Parece exagerado hablar de crisis, quizá no sea aún muy evidente, pero sólo en el marco de una crisis puede explicarse la desquiciada política actual del PP.
    El invento de la “nación de naciones” resulta extraño, discutible, no convence a casi nadie, puede ser irreal, pero… es una forma incluso poética de hallar “un espacio común” que evite el conflicto. Cómo resume un amigo: una fórmula para evitar que acabemos una vez más a ostias… Ya sé que no es muy fino pero cosas peores se están oyendo en boca de personas con más estudios…

  5. RamonR dice:

    No se trata de “evitar el conflicto” sino de arreglar el problema de una vez y por todas. Los conflictos que no se arreglan sino que solo se evitan acaban saliendo en otro momento o por otro lugar.
    Tampoco se ve la necesidad de que el conflicto Catalunya-Espana acabe a “hostias”. Se supone que Espana es ahora un pais europeo, desarrollado, … no se ve razon alguna para que no pueda resolver ese conflicto igual que los resolvieron otros estados europeos y desarrollados como Chequia con Eslovaquia, o Dinamarca con Islandia, o Suecia con Noruega.

  6. Josep dice:

    …o como serbia con croacia, bosnia…
    Las visiones parciales no sirven para hacer análisis correctos.
    Y puestos en ese ejemplo, el muy reciente conflicto (una guerra es a “ostias”, ¿verdad?) en la muy europea yugoslavia (puedo asegurar que en los años 70 era un país más “europeo” que el nuestro), se desencadenó después de agresivas campañas ultranacionalistas desde medios de comunicación serbios. No muy diferente de lo que ocurre actualmente en nuestro país.
    Algunos piensan que vivimos en algo así como Dinamarca o Suecia, pero va a ser que no. Aquí tuvimos una guerra civil que algunos intentan reinterpretar con malas intenciones y utilizando parecidas técnicas incendiarias. Se ha creado un ambiente en el que “arreglar el problema de una vez por todas” no es posible. Si un proyecto de Estatut aprovado por un 90% del parlamento catalán es inasumible por el parlamento español, ¿alguien conoce alguna vía alternativa para resolver “definitivamente” las cuestiones nacionales dentro del Estado español?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.