Los abades y provinciales de las órdenes religiosas de Cataluña han escrito al nuncio papal, Manuel Monteiro de Castro, y al presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, para pedirles que tomen las medidas pertinentes para que la Cope deje de incitar al odio. Esta petición ha sido efectuada mediante una carta que es fruto de un acuerdo adoptado en la 104 Reunió d´Abats i Provincials de Catalunya celebrada en Poblet.

Seguir leyendo en La Vanguardia

Gracias, Xavier

Venga... meta ruido por ahí