Llevaba mucho tiempo callado el presidente de la Conferencia Episcopal Española. Las obligaciones de su cargo le impusieron que hablara ayer en el discurso de apertura de la asamblea plenaria de obispos. Monseñor Blázquez se atuvo en todo momento a las exigencias del guión. Confía en un acuerdo final con el gobierno para que la Ley Orgánica de Educación acate lo que la católica iglesia demanda: que los centros concertados puedan elegir a sus alumnos, que la asignatura de religión tenga carácter fundamental y que los profesores de tal asignatura sean empleados del Estado aunque los elijan o sustituyan los señores obispos.

Seguir leyendo en Diario del Aire. los comentarios, allí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →