Hoy voy a contar una de penes. Bueno, más bien, de PPenes PPopulares. ¿Os acordáis de cuando la jauría pepesuna no dejó de ladrar y de expulsar baba por los hocicos a cuenta de la célebre Guía Para Chicas de María José Urruzola? Entre otras lindezas, se acusó a la autora de “incitar al lesbianismo” (cual crimen barriobajero) o de, por supuesto y como no podía ser menos siendo progre y vasca, de pertenecer al “entorno de ETA” (ese “entorno” que cada vez va ampliando más su círculo y que dentro de poco le incluirá también a usted: sí, sí, no mire para otro lado, que sabe que le estamos observando, aunque se oculte usté en montañas cercanas). En fin.

Seguir leyendo en El Ave en Tránsito.

Tagged with →