garbanzo.jpg

Con lágrimas en los ojos escribo estas líneas. Y es que, hay ocasiones en que uno se siente orgulloso de ser madrileño, y por ende, español. Estas palabras emocionadas y empalagosas vienen a cuento de una iniciativa de nuestros políticos, de los políticos madrileños, que una vez más demuestran su amor a la patria cuando de lo que se trata es de asuntos importantes y no baladíes. Hoy, nuestros políticos, los políticos madrileños, han demostrado que no sólo es propia de la clase política la ruindad, el cambalache, el politiqueo y la inquina contra España; los políticos madrileños han demostrado su altura de miras y su amor a la patria al consensuar y aprobar en la Comisión de Economía e Innovación Tecnológica de la Asamblea de Madrid una proposición no de ley mediante la que instan al Gobierno regional a “desarrollar la denominación de calidad ‘Legumbres de Madrid’” y a resaltar las “bondades y excelencias en la dieta” de este producto, “a través de platos típicos como el cocido madrileño o los callos con garbanzos“. ¡¡¡Así se hace!!!

Venga... meta ruido por ahí