rtve.gif

Más de 3.300 personas, entre ellas Forges y yo, hemos apoyado el Manifiesto en defensa de la RTV pública que puso en circulación en noviembre la plataforma del mismo nombre, y que esta tarde ha sido presentado en Madrid. Los firmantes consideran que, una vez emitido el dictamen del comité de expertos y tras las medidas legislativas recientemente aprobadas, “la sociedad española se encuentra en un momento clave para la definición de su modelo de radiotelevisión pública“.

Según el manifiesto, de las decisiones que ahora se adopten, dependerá la posibilidad de contar o no en el futuro con una oferta audiovisual que garantice los derechos de los ciudadanos, la satisfacción de sus necesidades como colectivo y el acceso universal a las posibilidades que ofrece la convergencia tecnológica y el nuevo entorno digital“.

Los firmantes manifiestan su voluntad de defender la existencia de una radiotelevisión pública “fuerte, independiente, de calidad y tecnológicamente solvente“, que sea “el principal baluarte y garantía del cumplimiento de un servicio público esencial“, como es la conformación de una opinión pública libre que es as su vez “condición básica a su vez para el funcionamiento del propio sistema democrático“. Así mismo el manifiesto pide un modelo de gestión eficiente, basado en la descentralización y en la independencia política.

Pueden leer y firmar el manifiesto aquí.

Manifestación el sábado.

Por su parte, el comité comité intercentros de RTVE ha convocado una manifestación en defensa de la radiotelevisión pública para las 17:00 horas de este sábado, 17 de enero, entre Atocha y Sol, en Madrid. A juicio del comité intercentros, “los sucesivos gobiernos han incumplido la Ley que obliga a subvencionar a RTVE“, razón lor la cual “La deuda no era un fallo de gestión, sino una decisión previa avalada por el Parlamento”.

Según el organismo representante de los trabajadores de RTVE, es una “falsedad interesada” que RTVE sea un “monstruo”, ya que el ente “no es grande en comparación a cualquier radiotelevisión pública de nuestro entorno, ni el número de trabajadores, ni cualquier otra comparativa de coste total o costo por habitante“.

El comité intercentros piensa que en RTVE no sobran trabajadores, puesto que se contratan cada vez más empresas de servicios y productoras de programas” y añaden que “estamos ante otro más de los ejemplos de política neoliberal, que provoca las sucesivas subcontrataciones y la precariedad y sobreexplotación de los trabajadores“. Por estas razones creen que es necesario “realizar la transición democrática en la radiotelevisión pública” para “quitarla de la contienda política, protegerla de la voracidad del sector privado y ponerla al servicio de los ciudadanos“.

Más información.

Venga... meta ruido por ahí