Carlos, el carlista

Posted · 11 Comments
Carlos el carlista

Esto debe ser muy antiguo, porque he buscado en google y me ha salido mucho, pero es que el asunto me ha parecido muy gracioso, ásí me he acordado de ustedes. Habrá sido carlista, pero dice verdades como puños, yo qué quieren que les diga.

Encontrado en La Bitácora de Adolfo Rodríguez.

11 Responses to "Carlos, el carlista"
  1. Óscar dice:

    El Partido Carlista desde mediados de los años 60, bajo la batuta de Carlos Hugo de Borbón, dió un “giro” hacia posiciones socialistas autogestionarias, lo le que llevó a formar parte de las plataformas opositoras en los años 70 y a ser miembro fundador de IU en 1986.

    Por tanto Carlos Carnicero era y sigue siendo de izquierdas…

  2. RicardoRVM dice:

    Oiga, que yo no digo nada. Me limito a señalar lo gracioso del asunto.

  3. Berlin Smith dice:

    Hombre, Don Ricardo, uno no es nadie para negarle el derecho de cambiar de opinión a nadie… pero como Losantos, ya se sabe que no hay nada peor que un converso. Otro ilustre ex-carlista es José Barrionuevo, convicto, no confeso, titular de la guerra sucia. Otro converso no declarado es el señor Bono, arriba España. Toda esta gente no me resulta demasiado convincente en sus opiniones y, lo que es peor, me dan miedo como tengan poder real. E insisto, todos tenemos derecho a cambiar de opinión. Pobre Verstringe, a él no le perdonoron la vida.

  4. Berlin Smith dice:

    Pues estamos en lo mismo: si me declaro socialista autogestionario (lo siento, uno piensa que eso es un error como otro cualquiera) entonces uno debe de dejar de llamarse Partido Carlista. Es decir, estamos frente a una panda que tiene un interesante cacao ideológico, como esas versiones del falangismo tan proclives a la reforma agraria y a decirnos que José Antonio era bueno y que con él vivo Franco no hubiera sido lo que fue. Si no saben lo que es el carlismo que no se apunten.

  5. Raki dice:

    Todo lo español que se precie tiene que estar dividido en derechas y izquierdas, asi que el carlismo no iba a ser menos. Aunque la posicion de los carlistas en la Guerra Civil es de todos conocida, Franco se la lio porque eso de los fueros era incompatible con la “una, grande y libre”, asi que les fusiono con la falange poniendoles una gorrita roja al la camisita azul y el que protestase a la carcel, fin del problema.

    Asi que como se ha dicho el Partido Carlista evoluciono a posiciones socialistas, siendo como se ha dicho uno de los partidos que fundó IU.

    No obstante no confundamos al P. Carlista con la Comunión Tradicionalista Carlista, que es la escision del P.Carlista, de extrema derecha, donde está la vieja guardia de los antecesores del PNV y que es lo que la mayoria se imagina cuando se habla del carlismo, los de lema “Dios, Patria, Fueros y Rey”

    De hecho la faccion de extrema derecha dirigida por Sixto de Borbón-Parma, asesinó a varios carlistas en la transicion en un acto considerando como terrorismo de estado:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Montejurra

  6. Defensa dice:

    No te creas que extraña tanto. Carnicero siempre con los retrogrados.

  7. XABIER ATAURI dice:

    Aquí no se trata de un cacao ideológico, como apuntan algunos comentarios, sino de falta de bibliografía y de habersela leído y estudiado. El carlismo siempre fue un movimiento de masas, y un movimiento popular, por lo que es incorrecto definirlo como de derechas. Las derechas, la alta burguesía, siempre se agruparon en torno a las candidaturas liberales. En el juego político del XIX y principios del XX se asoció con distintos partidos en función de que alguno de sus principios vitales fuese amenazado, como la religión y los fueros (por lo que compartió listas con el PNV) o los monárquicos (TYRE, en la II República).
    Apoyó la vuelta a la monarquía y el golpe de Estado contra la república “anticristiana”, pero no previó la dictadura franquista tal y como cristalizó, a la que se opuso de inmediato, por su carácter fascista y centralista, como lo demuestran los sucesos de Pamplona en los primeros 40 o que Fal Conde estuviera preso durante años. En paralelo, Javier de Borbón era detenido en Francia por la Gestapo. El carlismo fue la única oposición tolerada durante el franquismo.
    Su carácter popular y socializante lo demuestra el hecho de que en España el cooperativismo sólo funcionó donde había una base popular carlista.
    Las bases carlistas derivaron por lógica al antifranquismo y al socialismo en la década de 1960, porque es la consecuencia lógica de su ideología.
    No sabía que Carlos Carnicero hubiera militado en el PC, pero es coherente con su forma de pensar. También fue secretario de Organización del Partido Carlista Federico Tajadura, uno de los más altos cargos del PSOE navarro hace una década. Y el PC fue partido firmante de la plataforma IU. Es lógico. No se puede ser carlista y de derechas: la Comunión Tradicionalista Carlista y otros subgrupos son fascistas con sotana.
    Pues eso.

  8. LUIS-T dice:

    La evolución de Carnicero no es tan surrealista como pudiera parecer, pues, como muchos participantes en el blog han señalado, el Partido Carlista se definía como autonomista y socialista autogestionario.

    En cualquier caso, resulta bastante menos chocante que el caso de aquéllos que, militando antiguamente en el marxismo-leninismo, en el estalinismo o en directamente en el mundo etarra, se han convertido en acérrimos defensores de la derecha capitalista y del nacionalismo español más acendrado.

  9. Anónimo dice:

    El Partido Carlista – EKA tuvo y tiene una militancia activa. Me remito a los últimos tiempos :
    – Redactor del Estatuto de Gernika, con Mariano Zufia (recientemente fallecido) como Secretario General y ponente.
    – Cofundador de Izquierda Unida.
    – Integrante del Foro de Lizarra-Garazi.
    – Con varios concejales en Pais Vasco y Navarra.
    – De ideología federalista (confederal) y partícipe en varios Foros por la Autodeterminación.
    – Integrante de varias plataformas por el NO a la Constitución Europea.

    Carlos Carnicero y Carlos Hugo de Borbón lleva casi 30 años apartados de la vida de este Partido y de sus actividades más recientes.

  10. Pere dice:

    Lo que nadie dice es que en 1968 Carlos Hugo hacía mítines con Blas Piñar al cual llegó a ofrecerle la jefatura-delegada del partido, tampoco que vivía en el mismo edificio que Carrero Blanco, que defendía la confesionalidad católica del Estado, y un largo etcétera de hechos que demuestran que el giro en tan escaso tiempo no fue ideológico, sino táctico, todo según la conveniencia de un joven que quería ser Rey a toda costa, y cuando quedó claro que el escogido por Franco fue Juan Carlos, dejo de coquetear a las derechas y se fue a cortejar a las izquierdas a ver si ellas lograban catapultarle hasta la Zarzuela. Esto provocó que de actos que aglutinaban a cien mil carlistas en pocos años la afluencia se redujera a sólo dos millares, ante el meollo ideológico que había creado no por el pueblo, sino por sus intereses particulares, su padre Don Javier redactó el mismo año que fallecío la siguiente carta:

    DECLARACIÓN DE S.M.C. DON JAVIER DE BORBÓN

    Ante ciertos rumores relacionados con pretendidas declaraciones políticas que se me atribuyen, quiero, en este día, dar a conocer una declaración mía para disipar toda confusión o malentendido en cuanto a mi posición y forma de pensar, en lo que al Carlismo se refiere, en su permanente línea ideológica derivada de los grandes principios que la informan y constituyen su razón de ser. Debo, por tanto, afirmar, ante todo, que si siempre me he esforzado por mantener la unidad en el seno de mi familia, no puedo consentir que se utilice mi nombre, pese a lo que se intentó hacerme decir para justificar un gravísimo error doctrinal dentro del Carlismo, haciéndolo aparecer ante la opinión pública como partido socialista o aliado del marxismo o del separatismo, que son incompatibles con su propia naturaleza y contra los cuales el Carlismo ha luchado siempre con la mayor energía; de la misma manera que también ha luchado contra el capitalismo liberal materialista, que todavía trata de imponerse en nuestra patria como ya trató de hacerlo en el pasado.

    Así, toda concomitancia de aquellos que se llaman a sí mismos carlistas con el separatismo o el socialismo, constituye una provocación evidente y una clara voluntad de engaño. No puede haber por tanto carlistas ni carlismo fuera de la plena aceptación de los principios fundamentales que son, quiero recordarlo:

    La confesionalidad católica; es decir, la afirmación de nuestra condición católica como primera razón de nuestra causa: Dios.

    El mantenimiento del principio indiscutible de la unidad nacional y del conjunto de tradiciones específicas de la naturaleza de la España de siempre y que dan su pleno sentido al concepto de Patria.

    La defensa de los fueros, fórmula que no está en modo alguno en contradicción con el principio anterior, sino que lo complementa. Además de constituir unos derechos históricos indiscutibles, representan la libre y original evolución de cada región de España, y de los cuerpos intermedios, evitando así los graves inconvenientes del centralismo absorbente y paralizador.

    La afirmación de la necesidad de la Monarquía para España que se basa en nuestra convicción de que es herencia permanente de autoridad, responsabilidad, independencia y continuidad.

    Todo esto, lo sé, puede parecer una exposición de verdades elementales, pero creo que es oportuno recordarlas para terminar con ciertos falsos razonamientos que pretenden hacer que se puede ser carlista sin ser católico ni monárquico, patente traición a las convicciones de todos aquellos que, obedeciendo las órdenes que tuve el honor de firmar en nombre de mi augusto tío el Rey Don Alfonso Carlos, lucharon con valor y murieron gloriosamente por la religión y por la Patria.

    Pido a Dios que el Carlismo, sin desviación alguna, siga fiel a sí mismo para el mejor servicio a España y la Cristiandad.

    París, 4 de marzo de 1977.

    —–

    Los que hoy tienen el copyright de PARTIDO CARLISTA son tan carlistas como si en el PCE hubieran renunciado al marxismo. Van con boinas rojas y aspas de borgoña, han conservado el continente pero sustituído el contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.