Los liberalpinochetistas, con su tradicional cobardía, más propia de indignos roedores urbanos que de personas, me piden que ponga la cara en su nombre. Al parecer, no les han parecido muy bien las declaraciones de Pepe Rubianes en TV3, y quieren que yo, en su nombre, ponga una denuncia o recoja firmas, o yo qué sé que quieren que haga. ¡Serán pingajos los jodíos! Yo, las declaraciones de Rubianes no las conozco más que de oidas. Si ha dicho lo que dicen que ha dicho, pues no me parece bien, porque no hay necesidad de insultar gratuitamente, salvo a Defensa, que es un hijoputa, como el padre Karras, ¿recuerdan ustedes?. Pero de que no me parezcan bien unas eclaraciones puntuales de un señor cabreado a intentar comparar una falta puntual de Rubianes con la permanente incitación al odio y a la agresión fascista por parte de los radiopredicadores de la COPE, hay un trecho muy largo de recorrer, casi tan largo como el que van a recorrer los papeles de la Generalitat, de vuelta a casa. Pero bueno, si quieren poner una denuncia o recoger firmas, son muy libres de hacerlo ellos mismos, no necesitan esconderse detrás de mí. Vamos, digo yo.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →