Oigan qué cosas. Esta mañana, como todos los domingos, he salido a comprar El País y a desayunarme. El País lo compro ahora en una tiendecita en la que me dejan hojear el resto de la prensa; ya no voy a Opencor, después de aquel epuisodio de boicot a El Periódico de Catalunya. Me desayuno en El Greco, un catizo bar que se encuentra en la esquina de Blasco de Garay con Rodríguez Sanpedro.

El País nos dice que el PSOE adelanta en un punto en intención de voto al PP. Qué curioso. Las encuestas que han publicado días anteriores otros medios aseguran justo lo contrario. Entro en El Greco pensando que voy a leer la encuesta, pero no porque sirva para informarme sobre lo que pasa, sino porque sirve para informarme sobre lo que el señor Polanco quiere que yo piense que pasa.

Haciendo comparación con lo que dicen otros medios, y una adecuada labor de exégesis, quizás pueda hacerme una idea sobre lo que realmente pasa. Pero es difícil, porque como todo el mundo sabe, hay dos tipos de encuestas: las que se hacen para publicarse, que son como los trajes, a medida de quien las encarga, y las que hacen los partidos para saber lo que realmente pasa, que nunca se publican, como mucho se filtran de manera interesada.

– Tres porras y un café, si hace el favor.

– Ahora mismo, jefe.

– Y un vaso de agua, muy fría.

– Marchando.

Leída la encuesta, concluyo que lo que quiere Polanco que piense es que Zapataro, con el Estatut, se ha salvado por los pelos. La cosa ha llegado a buen puerto, pero ha estado mal gestionada. Eso es básicamente lo que piensan los encuestados, o mejor, lo que don Polanco quiere que yo piense que piensan los encuestados. Llegan las porras y el agua, el café todavía tarda un rato. Cuando llega, me he comido una porra. Vaya. Tendré que pedir otra.

Pues a ver qué se le ha ocurrido a Carod Rovira, que le hacen una interviú en la página 23. Una cosa moderada y fofa, pero con dos frases que me llaman la atención, y que les cito:

Pero le diré una cosa: pactando el estatuto con CiU, Zapatero ha hecho lo que consideraba más conveniente para los intereses del Estado, mientras que Mas sólo ha hecho lo que más le convenía a su partido y a él mismo. Claro que la actitud de CiU tampoco me ha sorprendido. Históricamente, la derecha catalana siempre ha antepuesto sus intereses personales o de partido por delante de los derechos colectivos o del país.

Bueno, pues como la española, por otra parte.

-Otra porra, si hace el favor. Y más agua.

También me parece interesante esta otra frase del malote:

Pero el PSOE debe tener muy claro quién le ha ayudado a llevar adelante su proyecto reformista y con quién quiere continuarlo. ¿Con quién pactará la ley de Dependencia? ¿Cón Durán Lleida? ¿Cón los que tienen un seguro privado que lo cubre todo?

-Me cobra, por favor

-1,95.

-Hasta el domingo.

Tagged with →