monedas.jpg

No sé yo por qué, me da la impresión de que giramos a la derecha. Y eso es chungo. Ahora resulta que Hacienda plantea que las comunidades autónomas puedan subir el IVA; suben los impuestos sobre los carburantes y sobre el tabaco, mientras que la reforma del IRPF no es más que una nueva vuelta de tuerca en el camino iniciado por Felipe González y seguido por José María Aznar de retroceso en la progresividad fiscal.

¿No será hora de que la izquierda diga claramente que lo que hay que hacer para garantizar unos servicios sociales de calidad y la permanencia del estado del bienestar es subir los impuestos directos y bajar los indirectos, y dejarnos de complejos neoliberales?. ¿No será hora de que se establezca claramente de nuevo que las rentas del capital deben tributar más que las del trabajo?. ¿No será hora de que desde el gobierno se impidan reformas fiscales como la realizada por Esperanza Aguirre en Madrid?. ¿No será hora de que desde el Gobierno se deje claro que las comunidades que utilizan de forma clientelar los impuestos no tienen derecho a reclamar solidaridad de las que realizan importantes esfuerzos fiscales?.

En definitiva: ¿no será hora de subir los impuestos?. Porque recordemos que subir los impuestos es de izquierdas, solidario y progresista, bajarlos es de derechas, conservador e insolidario. Incluso me atrevo a decir que es moralmente reprobable.

Como sigamos por este camino, yo me paso a la oposición.

Tagged with →