Ayer, 15 de febrero, se cumplieron tres años de las masivas manifestaciones en todo el mundo contra la guerra ilegal e injusta de Estados Unidos, Gran Bretaña y España contra Irak, una guerra de pillaje que, bajo el pretexto mentiroso de que el país árabe tenía armas de destrucción masiva, sirvió para que los Estados Unidos establecieran un régimen fantasma, ilegítimo y falsamente democrático que les sirviera para controlar directamente buena parte de las reservas de petróleo.

Hoy, tres años más tarde, la ocupación de Irak sigue siendo un hecho y un día detrás de otro, sabemos que los soldados de Estados Unidos y de Gran Bretaña -potencias que ocupan el territorio irakí- no son muy diferentes en sus comportamientos que los miembros de la Guardia Republicana de Sadam Hussein, y que torturan de forma cotidiana y rutinaria a sus rehenes, en Abu Graib y en Guantánamo, donde hay una cárcel ilegal cuyo cierre ha sido pedido por la ONU y por el Parlamento Europeo porque en ella ocurre algo tan aberrante como quienes allí están secuestrados no tienen existencia legal, por lo tanto no pueden ser torturados. Es lo que se llama derecho creativo.

La batalla de la razón que comenzó aquel 15 de febrero sigue en marcha. Entonces pedimos que no se declarara la guerra. Hoy, desde esta página, pedimos que se ponga fin a la ocupación ilegal de Irak.