Cartas para Moscú

Por Rios Raffo

Rios Raffo, lector habitual de esta bitácora y comentarista brillante, me hace llegar este comentario en defensa de María Teresa Fernández de la Vega, a la que la ultraderecha mediática episcopal ataca por su condición de mujer, ya que esta página indigna y miserable sería impensable si maría Teresa se llamase, pongamos, por decir algo, Federico.

Entiendo que la vicepresi es una profesional, como miles, una señora que ha alcanzado lo suyo supongo con esfuerzo, independientemente del partido que milite y de lo mas o menos que uno comulgue con él, mucho antes de sentarse donde se sienta ahora ya debía ser una triunfadora aparte de una mujer independiente de la que no conocemos apenas nada y que, lamentablemente para los del tomate, nunca aparece colgada del brazo de ningún sujeto con cara de capo y corbata lila .

Es evidente que su sueldo parte de donde parte, y como el de ella los de Aceves, Blanco o Llamazares, y que no es poco también lo sabemos todos, pero una vez entendido esto y comprometidos como estamos a mantenérselos a cambio de que nos gestionen ( sniff ) en la salud y en la enfermedad, en las expos y en los marrones, debería estar claro que cada uno de ellos con su asignación puede hacer lo que le de la gana, incluso casar a la hija en el Escorial si le place.

A alguien le molesta que a Mari Tere quiera ir mona y diferente, cuando la verdad es que mas o menos todos pretendemos lo mismo, quizá con menos recursos o con menos gusto, exceptuando Labordeta, que van tres veces que lo entrevistan en la tele con la misma chaquetica de punto.

Los trajes de Zaplana tampoco es que sean la capilla Sixtina.

A simple vista De la Vega no es Norma Duval, será por eso…

Pero me gusta verla y me encantan sus diseños y su meimportaunpito, no sé si los señores estos de LD preferirían más a una vicepresidenta en plan señorita Rottenmeier.

Conste que no he opinado acerca de los modelitos de las damas del PP, y eso que la tentación es fuerte.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →