vegaconsodano.jpg

Miren, lo cierto es que las cosas son como son y no son de otra manera, porque, de hecho, si fuesen de otra manera, la realidad sería muy distinta. Y aunque los progresistas y los que estamos con los verdugos trabajando por la disolución de España y de la civilización cristiana, nos empeñemos en negarlo, Federico Jiménez Losantos es el único periodista valiente, qué digo valiente, heróico, que queda en las ruinas de nuestra amada nación. O ex-nación. Lean, lean, su nueva y valiente denuncia. Si de esta no cae el Gobierno sedicente, es que han abolido la Ley de la Gravedad.