Pues dice éste, entre otras cosas, que nunca ha leído A Sueldo de Moscú. A pesar de lo moralmente reprobable de semejante excentricidad, he de decir que el menda pues tiene razón. Quizás los bloggers deberíamos hablar un poco menos de nosotros mismos. Está bien que nos veamos de vez en cuando, que comamos alguna vez juntos, y que charlemos de nuestras cosas, si es que tenemos un patrimonio común. Pero es que quizás estamos haciendo demasiada teoría de algo que debe ser mucho más sencillo. Pienso, escribo, me leen y me responden. Punto. Pues léanlo, que de verdad, algo de razón tiene el Abuse este.

NOTA: Por cierto, es falso; el tipo sí ha leído A Sueldo de Moscú. De lo contrario, no sabría que existo, ni me podría achacar el sectarismo que -con mucha razón, todo hay que decirlo- me achaca.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →