Don Demetrio Valentini y Pilar Bardem, en un momento de la inauguración del II Foro Social Mundial de las Migraciones en Rivas Vaciamadrid.

Si en Porto Alegre se fraguó “Otro mundo es posible” como lema de eso tan difuso que ha dado en llamarse la alterglogalización, en Rivas Vaciamadrid esta semana se va a dar un paso más en el camino que transita entre la utopía y la realidad, bajo la divisa, mucho más concreta, palpable y realizable de Ciudadanía universal y derechos humanos. Con una mesa redonda de bienvenida en la que han intervenido entre otras personas, Somaly Mam, Saskia Sassen, Pilar Bardem, Dom Demetrio Valentini, Ernesto Sábato y Eduardo Galeano, además del Alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa, ha iniciado sus trabajos esta mañana el II Foro Social Mundial de las Migraciones (II FSMM), que se prolongará hasta el próximo sábado.

Todos los participantes en la mesa redonda de bienvenida han hecho hincapié en la necesidad saber “escuchar” lo que el fenómeno de las migraciones nos dice en la actualidad. En palabras de Demetrio Valentín, obispo de la Diócesis de Jales, en el estado brasileño de Sao Paulo, “el fenómeno migratorio nos pone ante el reto de pensar el mundo como una sola patria y en una ciudadanía universal: somos ciudadanos del mundo y tenemos que pensar esta gran patria que es de todos no sólo desde nuestros legítimos intereses particulares o nacionales, sino también desde una perspectiva global“. El obispo brasileño, presidente del Servicio Pastoral de los Emigrantes, ha planteado la ciudadanía universal como algo “posible, necesario y urgente: si nace un niño en cualquier parte el mundo, ese niño debe tener protección“.

En Porto Alegre, asegura Valentini, “descubrimos que los migrantes son fuente de cambios y actualmente vemos cómo ponen en evidencia que la economía debe ser dirigida con criterios políticos, y la política con criterios éticos, porque lo que está en juego no es el derecho a migrar, sino el derecho a sobrevivir“.

La migración femenina

Somaly Mam, Fundadora de AFESIP (Acción para las Mujeres en Situación Precaria) y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1998, quiso llamar la atención en su intervención en la apertura del II FSMM sobre un fenómeno que, a su juicio, diferencia las migraciones que tienen lugar en el presente de las anteriores: “actualmente son las mujeres principalmente las que emigran“. Mam se extendió en la situación de las mujeres en Asia y en el problema del tráfico de mujeres para destinarlas a la prostitución.

En Asia, dijo Mam, “las mujeres no tienen derecho a la educación, a la propiedad, a la sanidad, y esta falta de derechos hace que las mujeres sean especialmente pobres en países en que ya son pobres de por sí“. A juicio de Mam, “cuando hablamos de migración hablamos de explotación y, en el caso de las mujeres, de prostitución, porque el 90 por ciento de las mujeres asiáticas prostituidas han sido víctimas del tráfico de mujeres“, por eso, en opinión de Mam, “no hay que diferenciar entre mujeres prostituidas voluntariamente de las que lo hacen forzadas“.

Somaly Mam no es partidaria de la regulación de la prostitución, porque “normalmente, donde la prostitución es legal aumenta el tráfico de mujeres, y si la prostitución se liberaliza, se están liberalizando también el tráfico y la violencia contra las mujeres“. Para Mam, la única manera de atajar la prostitución como forma de explotación eminentemente femenina es “trabajar con la demanda: si no hay demanda de mujeres, no hay prostitución, y si no hay prostitución no hay tráfico de mujeres“. Para concluir su intervención, Mam dio un dato escalofriante: cada año cuatro millones de mujeres son víctimas de tráfico, y ello es la fuente de la segunda ganancia económica más importante del mundo.

Galeano, por vídeo

Eduardo Galeano cerró esta mesa redonda de inauguración del II FSMM de las migraciones con una intervención vibrante y emitida por vídeo en la que recordó que Cristóbal Colón y los tripulantes del Myflower eran inmigrantes ilegales y se preguntó si “no será que los pobres son pobres porque su hambre nos da de comer a nosotros y su falta de vestido nos viste“. Para terminar avisó contra un peligro importante y que es ya real: la pérdida de derechos sindicales y sociales que se han conseguido con siglos de “batallas difíciles“.

Por su parte, José Masa, el Alcalde de Rivas Vaciamadrid, ciudad que ha acogido este II Foro Social Mundial de las Migraciones, saludó a los delegados en nombre de “los vecinos y vecinas de Rivas, que como ciudadanos pensamos en local, pero como ciudad pensamos en global y nos preocupamos por los problemas como el hambre y la falta de derechos humanos que son los que impulsan a las personas a emigrar“.

Más información
El foro en directo

Venga... meta ruido por ahí