Ya lo decía, cargado de razón, el boticario don Hilarion:

Hay muchas enterocolitis durante el estío;
antes yo me reía de todo y ya no me río
.

Pues eso, que hay muchas enterocolitis durante el estío, y a mí me han tocado varias de ellas estos días, y me han tenido muy ocupado. No les doy a ustedes más detalles, porque ya me dijo mi abuela Tita de pequeño que no fuera ordinario.

Así que me voy cantando:

Tambien la gente del pueblo
tiene su corazoncito,
y lágrimas en los ojos,
y celos mal reprimidos.