Iba a publicar en esta ya prevacacional bitácora una notita respondiendo a esos que se escudan en las palabras -definiendo y redefiniendo paz y democracia una y otra vez con la intención de que se ajusten a sus prejuicios- pero no hace falta. He cogido El País de hoy, que por cierto, viene gordo e interesante (lean ustedes, aunque poco tiene que ver con el caso que nos ocupa, las dos interesantísimas páginas que trae hoy sobre el papel de los blogs radicales en el proceso de primarias del Partido Demócrata), y me he encontrado con la entrevista que le hacen a José Ramón Recalde: Léanla completa, aunque yo reseñaré aquí als primeras preguntas, que son las que me parecen más interesantes.

Pregunta. Hace un año se mostraba escéptico respecto a la iniciativa de diálogo. ¿Cómo valora ahora la iniciativa de Rodríguez Zapatero?
Respuesta. Se han dado pasos definitivos y no creo que esto pueda tener marcha atrás. Pero no porque se trate de una concesión, sino de una derrota de ETA. Lo que pasa es que es difícil que reconozcan públicamente que han sido derrotados. Pero lo han sido. La iniciativa de Zapatero me parece acertada y positiva.
P. ¿Cree que la situación actual se percibe socialmente como una derrota de ETA?
R. Mi convicción es que ha habido una derrota porque no va a suponer para ellos ningún triunfo, ni habrá que pagar ningún precio político. Todo lo que pueden conseguir, si abandonan la violencia, es la legalización y la participación en la vida pública. Pero se trata de un campo de acción dentro de la democracia. Los presos podrán ir consiguiendo ventajas de régimen penitenciario, aunque no las tendrán de la noche a la mañana.
P. Hay quien piensa que se les ha tendido un puente de plata y que no han cambiado nada.
R. Muchos lo perciben así. Pero en política hay que formular las cosas para conseguirlas.No se puede decir que estamos perdiendo cuando todavía está todo en el aire salvo que han dejado de matar, que es lo más importante. Estamos ganando, y para ganar hay que decirlo. La política no consiste en reconocer unos hechos, hacer un análisis de la situación, sino en analizar algo a lo que hay que llegar. La política es un proyecto: es modificar la situación actual para pasar a otra. Las posiciones pesimistas van en contra de la consecución del proyecto.
P. ¿Tres años sin muertes son el aval y la oportunidad de explorar las intenciones de la banda?
R. Es un hecho real. Además, no hay una sola manifestación de que vayan a seguir matando. A lo sumo, dicen que, si no consiguen los objetivos políticos, vendrán nuevas generaciones. Eso sí que es un juicio de futuro sin ninguna base, al menos por ahora.

Tagged with →