Kofi Annan, el negro antisemita

Bueno, pues parece que era verdad, que lo que busca el ejército israelí, como todas las organizaciones terroristas, son víctimas civiles, porque de lo que se trata es de aterrorizar a la población. Han ido un paso más allá y pretenden ahora atemorizar a la comunidad internacional asesinando a cuatro observadores internacionales con un misil guiado, durante un bombardeo de varias horas de duración contra unas instalaciones antiguas de la ONU y sobradamente conocidas por los combatientes, mientras que desde Naciones Unidas solicitaban repetidamente a los dirigentes de esa banda terrorista que se hace llamar Ejército Israelí que cesasen los ataques contra sus instalaciones. No pueden decir que no sabían loque estaban haciendo. O mejor, si lo pueden decir, pero estarán mintiendo. Es curioso, el victimismo de los israelíes llega hasta el punto de exigir al secretario general de las Naciones Unidas que pida disculpas por haber denunciado lo que es evidente para todo el mundo. Sólo les ha faltado llamarle “negro antisemita”.