En Corea, el Rey Comunista Kim Il Sum se puso malito y después se murió. Así su hijito Kim Sum Il ascendió rápidamente de aventajado grumete a Gran Timonel.

¿Va a ocurrir lo mismo en Cuba?